Inicio / BLOGS / Llévame a la luna: la Francia más conservadora

Llévame a la luna: la Francia más conservadora

Para evitar la maldición que recae sobre todas las mujeres de su familia, que consiste en hacer fracasar todos los primeros matrimonios, y poder ser feliz con el hombre que ama, Isabelle (Diane Kruger) decide buscar un “primo” (Dany Boon) con el objetivo de seducirle, casarse con él e inmediatamente divorciarse.

cartel-llevame-a-la-lunaUn plan que parece perfecto si no fuera porque el elegido es redactor de la guía turística Les routiers y el periplo de seducción prenupcial se convierte en un viaje interminable, del Kilimanjaro a Moscú.

Los productores de Intocable, Pascal Chaumeil el realizador de Los seductores, el protagonista de Bienvenidos al Norte y la mujer de Malditos bastardos son los responsables de la comedia “optimista y romántica” Llévame a la luna (Un plan parfait) –aunque hay razones de sobra para preguntarse qué tiene de romántico ver a mujer cruel persiguiendo y jugando con los sentimientos de un pobre tipo al que ha engañado- , que llega a las pantallas españolas el 19 de julio de 2013. Llévame a la luna es un remake del telefilm Un homme par hasard, reslizado en 2003 por Edouard Molinaro.

Comedia exagerada y bastante artificial, cualidades que no le restan eficacia, en la que están invertidos los papeles tradicionales y la dura, la manipuladora es ella, Isabelle, dentista y cruel, dispuesta a destrozar a Jean-Yves, al tipo elegido para cargarse la maldición, despreciando sus sentimientos. Con poco ritmo, apenas gags y ninguna sorpresa, la película es un divertimento intrascendente bastante previsible –apropiado para las calurosas noches estivales- que cuenta con el aliciente de presentarnos a los protagonistas en papeles muy alejados de los que interpretan habitualmente: el “gracioso habitual” Danny Boon aparece aquí como un personaje tranquilo y humilde, escondido detrás de un bigote y una barba; la dramática Diane Kruger hace una primera incursión en la comedia.

A pesar de lo intrépida que pueda parecer la película, al afirmar que el primer matrimonio es siempre un fracaso, también es tan conservadora y conformista como para que su protagonista no pueda “imaginar” tener un hijo fuera del matrimonio.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Mercedes Arancibia

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Ver también

San Sebastian 66 cartel horizontes latinos

Cine Latinoamericano en el 66 Festival de San Sebastián

Con dos películas en competición (“El amor menos pensado” de Juan Vera, y “Rojo” de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.