“Los Pemones se defienden e hiere a colectivo con flechas…”

Motivado por fallas en la electricidad e inestabilidad en la Internet, no pude escribir ni menos aun enviar mi artículo semanal sobre temas gramaticales y lingüísticos, por lo que una vez más pido disculpas a los lectores, al tiempo que ratifico mi compromiso de seguir aportando sugerencias y recomendaciones en aras de un mejor uso del idioma español.

La situación actual de Venezuela ha incidido para que en algunas cosas que en el pasado reciente eran normales, hoy día se tenga que tomar previsiones; pero por muy previsivo que se quiera ser, casi siempre en último momento ocurre algo que arruina la intención original. 

Por lo general elaboro el texto el jueves por la noche o a más tardar en las primeras horas del día viernes (de madrugada), tomando en cuenta la diferencia horaria entre Venezuela y España, y que este trabajo de divulgación periodística aparece los sábados a partir de las diez de la mañana en el portal de Periodistas-es.com, hora de ese país. Aun así, de cuando en cuando, ocurre que no puedo transcribirlo por fallas en el fluido eléctrico, o en el peor de los casos, no hay conexión a Internet.

La semana antepasada comenté el título de una información que publicó un prestigioso medio de comunicación venezolano, y lo cité textualmente, con la intención de explicar de manera sencilla el uso y el abuso del prefijo “ex”. Hoy el título de este escrito también es una cita textual de una publicación que apareció en la red social Twitter, que consideré prudente comentar en virtud de una impropiedad que, si bien es cierto que no es muy frecuente, vale la pena decir algo antes de que se torne indesarraigable. 

En la referida cita hay varias cosas inadecuadas, como una mayúscula innecesaria y falta de concordancia; pero el meollo está en el mal uso de la conjunción “y”, que ha dado pie para que a veces aparezcan expresiones en las que se diga, por ejemplo: “Vitaminas e hierro”; “Matan e hieren a delincuentes en enfrentamiento con el CICPC”; “Analista político y historiador”, o “Los Pemones se defienden e hiere a colectivo con flechas…”   Eso ocurre porque quienes incurren en el desliz, tratan de evitar la repetición consecutiva de sonidos; pero sin darse cuenta están creando un vicio que ojalá no se aloje en la fibra de la escritura cotidiana.

Vale recalcar que para evitar el despropósito, se debe tener presente que “y” toma la forma e ante una palabra que empiece por el fonema “i”, tal como lo plasma Manuel Seco en su Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española: “Catetos e hipotenusa”; “Francia e Inglaterra”. No cambia cuando hay diptongo: “Mata a uno y hiere a otro”. Cuando “y” tiene valor adverbial interrogativo, tampoco cambia: ¿Y Iris? Diptongo, no está demás recordarlo, “es un grupo de dos vocales distintas y contiguas que se pronuncian en una sola sílaba”. Esto se aprende en  Primaria y se repasa en Secundaria; pero hay quienes aún lo ignoran. 

Ahora, la expresión que motivó este comentario, plagada de errores por falta de conocimientos o descuido quizás, debió escribirse de la siguiente manera: Los pemones se defienden y hieren a colectivo con flechas, sin letras mayúsculas innecesarias y sin errores de concordancia.

Y para los que no lo saben, de acuerdo con la información que ofrece Wikipedia,  “los pemones son indígenas suramericanos que habitan la zona sureste del estado Bolívar en Venezuela, la frontera con Guyana y Brasil. Son los habitantes comunes en la Gran Sabana y todo el Parque nacional Canaima”. 

La Gran Sabana, territorio de los Pemones, tiene la única carretera pavimentada entre Venezuela y Brasil.
La Gran Sabana, territorio de los Pemones, tiene la única carretera pavimentada entre Venezuela y Brasil.

En los días más recientes, los pemones se enfrentaron a colectivos chavistas para permitir la entrada de “ayuda humanitaria” enviada por EE. UU. a Venezuela por la frontera con Brasil.  

En cuanto a colectivo o colectivos, según Naciones Unidas son “organizaciones que se formaron para apoyar a sus comunidades e implementar programas gubernamentales … deciden quién recibe asistencia gubernamental y realizan actividades de vigilancia e inteligencia para las autoridades … Aunque no todos los colectivos están armados …grupos armados han intimidado, amenazado y atacado a personas percibidas como opuestas al Gobierno”.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

David Figueroa Díaz (Araure, Venezuela, 1964) se inició en el periodismo de opinión a los 17 años de edad, y más tarde se convirtió en un estudioso del lenguaje oral y escrito. Mantuvo una publicación semanal por más de veinte años en el diario Última Hora de Acarigua-Araure, estado Portuguesa, y a partir de 2018 en El Impulso de Barquisimeto, dedicada al análisis y corrección de los errores más frecuentes en los medios de comunicación y en el habla cotidiana. Es licenciado en Comunicación Social (Cum Laude) por la Universidad Católica Cecilio Acosta (Unica) de Maracaibo; docente universitario, director de Comunicación e Información de la Alcaldía del municipio Guanarito. Es corredactor del Manual de Estilo de los Periodistas de la Dirección de Medios Públicos del Gobierno de Portuguesa; facilitador de talleres de ortografía y redacción periodística para medios impresos y digitales; miembro del Colegio Nacional de Periodistas seccional Portuguesa (CNP) y de la Asociación de Locutores y Operadores de Radio (Aloer).

3 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.