No Lost Generation

Una  llamada a la movilización para evitar una generación perdida en Siria

NYHQ2014-0003

Unicef, Acnur, Save the Children, World Vision y otras organizaciones internacionales que entre sus objetivos tienen la defensa de los derechos de la infancia, han hecho un llamamiento a la movilización masiva de la ciudadanía y de otras organizaciones humanitarias, en favor de los niños sirios y para apoyar la iniciativa “No lost generation”, que intenta que todos los afectados por el conflictos en ese país puedan tener un futuro más seguro y estable.  

La iniciativa, que pretende recolectar mil millones de dólares para programas educativos y de protección, de capital importancia para sacar a los niños sirios de la precariedad, el aislamiento y los traumas causados por la guerra, se hará pública en un conferencia que el 15 de junio de 2014 va a reunir en Kuwait a los principales proveedores de fondos internacionales, y se pondrá en marcha junto a una campaña de movilización a a través de las redes sociales.

“Mientras el conflicto se acerca a otro doloroso aniversario, no podemos permanecer de brazos cruzados y ver como ante nuestros ojos desparece una generación entera”, ha dicho el director general de Unicef, Anthony Lake. “Ha llegado el momento de que el mundo actúe y ofrezca a esos niños la posibilidad de tener de nuevo confianza en el futuro. Si ahora faltamos a nuestro compromiso con esos niños, toda una región va a perder una generación de dirigentes, ingenieros, profesores, médicos y, sobre todo, potenciales artesanos de paz; una generación en la que repose la esperanza de una sociedad estable, sana y próspera”.

Durante cerca de tres años, los niños sirios han sido los más vulnerables del conflicto, recuerdan las cuatro organizaciones que hacen este llamamiento. Esos niños han asistido a la muerte de miembros de sus familias y amigos, han contemplado la destrucción de sus escuelas y han visto como se esfumaban sus esperanzas. Han sufrido heridas físicas y psicológicas, se han vuelto vulnerables a las peores formas de explotación, incluido el trabajo de menores, el reclutamiento por parte de grupos y fuerzas armadas, los matrimonios precoces y otras formas de violencia.

Más de un millón de los refugiados sirios son niños y 425.000 menores de cinco años. La mayoría de los refugiados han huido a Líbano, Jordania, Turquía, Egipto o Irak. Se estima que unos 8.000 de esos niños permanecen separados de sus familias. Y aún es más desastrosa la situación de más de tres millones de niños desplazados en el interior de Siria.

Acnur, Unicef, Save the Children, World Vision y otros colaboradores de la región se encargarán de canalizar los mil millones de dólares que se espera recoger en esta campaña hacia programas que, en colaboración con los gobiernos y comunidades locales, permitirán una educación con total seguridad, protección contra la explotación, los malos tratos y la violencia, cuidados asistenciales y apoyo psicológico, y favorecerán una mayor posibilidad de cohesión social y estabilidad en una región tan frágil. La iniciativa ampliará también el acceso a una educación de calidad, poniendo en marcha programas acelerados para los niños que han dejado de asistir a la escuela, así como programas de formación profesional para maestros y profesores.

“Los niños de Siria han soportado horrores cotidianos inimaginables y sus sueños de futuro corren el peligro de pulverizarse”, ha dicho Lake para impedir la pérdida de esta generación hace falta más apoyo, compromisos más importantes y audaces y una solidaridad renovada que eviten un ciclo continuado de violencia, odio e intolerancia en una región que ha sufrido demasiado”

Hashtags de la campaña :#Nolostgeneration y #enfantssyriens.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.