Machismo, cultura y tradiciones

 El cuerpo de la mujer siempre es suyo.

Violencia de género universal.
Violencia de género universal.

El machismo perpetúa la cultura y las tradiciones gracias a los roles y estereotipos de género, esos que él mismo reparte a hombres y mujeres, por el solo hecho de haber nacido con un sexo u otro.

Mucus, la inteligencia natural de un moco, quiere recordarnos que la imposición de los valores machistas en cualquier cultura y su conservadurismo, bien por el ámbito económico, bien por el religioso que se fundamentan en la diferente atribución de los roles de género, perpetúan las siguientes consideraciones:

  • Desigualdad en la práctica entre ambos sexos.
  • Las relaciones de poder-sumisión de ellos sobre ellas.
  • Que el hombre sea una amenaza constante para la mujer.
  • Justificación del poder de los hombres sobre las mujeres “por naturaleza” o porque dios-hombre, así lo manda…
  • Que el hombre considere que su propio cuerpo sea suyo, y el de las mujeres también, de ahí que el insulto por excelencia del machismo sea puta (o sea de todos).
  • Así las cosas, si la mujer decide sobre su cuerpo, es porque el hombre en esta “culturO” quiere.
  • El cuerpo de las mujeres según las culturas, puede ser “de dominio público” como cual exhibición constante, o sea como una cosa útil sexual, o bien tapado herméticamente como cual fantasma…
  • La fiesta, por ejemplo Sanfermines, hace unos veranos la feria de Málaga… en la cultura económica neoliberal se asocia a que las mujeres se pueden tomar lo mismo que un vaso de vino, o sea son una posesión más del hombre.
  • O sea que en la cultura económica-erótica-falofestiva y neoliberal la mujer parece ser un objeto de placer para los hombres, a la que pueden coger, comprar, intercambiar, violar…
  • De manera que en esa misma cultura económica-erótica-falo-festiva y neoliberal mientras los hombres van de fiesta y se divierten violando a las mujeres, éstas quedan traumatizadas*** La falo-fiesta-abuso de unos, es el horror de ellas.
  • Que según ciertos arzobispos como Cañizares las teorías sobre la violencia de género destruyen a la familia, se ve que donde esté una buena obediencia que se quite la buena libertad…
  • Salirse de la heterosexualidad, descoloca tanto la hegemonía machista, que implica fobia y violencia hacia los colectivos homosexuales, transexuales, bisexuales.
  • En otras culturas se llega a mutilar a las mujeres para negarles el derecho a la libertad del placer sexual, condenándolas a la violación de por vida ¿quién querría mantener una relación sexual a base de dolor?
  • Que en ciertas culturas las mujeres tengan que demostrar su virginidad “para ser dignas de un hombre”, no exigiéndose lo mismo a ellos…
  • La violación constante de los derechos humanos de las mujeres y niñas.

Mucus, insiste en que las mujeres tienen el derecho a:

  1. Pasear por cualquier lugar tranquilamente, sin la amenaza de la violación por parte de ningún hombre.
  2. Vestirse sin ser considerada un objeto público, ni un fantasma viviente, reafirmándose y empoderándose en sus cualidades…
  3. Disfrutar de su sexualidad en libertad, sin tener que demostrar y justificar su goce sexual pasado, ni mutilándolas para que lejos de disfrutarla, la sufran.
  4. A desarrollar sus capacidades sin que la falta de recursos económicos, ni las imposiciones culturales y religiosas las obliguen a hacer algo que atente contra sus derechos.
  5. Hacer su vida sin que la relación con un hombre sea lo más importante de su mundo.
  6. Solidarizarse con sus hermanas de género, es decir sororizarse.

***Los hombres que van de fiesta y deciden violar a una mujer para pasárselo bien, que sepan QUE VAN A TRAUMATIZAR A UN SER HUMANO, que van a violar sus derechos, amenazando su integridad física y psicológica obligándola a sumergirse en una emoción extrema de caos y horror, humillándola, en definitiva hacen que pierda el control de su propia vida.

Después de la violación traumática, la mujer revivirá ese horror que la han provocado a través de imágenes, pensamientos, percepciones, sueños recurrentes sobre la conmoción sufrida, quizá siga teniendo la sensación de que sigue ocurriendo. Sentirá un malestar psicológico intenso al exponerse a estímulos internos o externos que simbolicen o recuerden algún aspecto de la violación…

Puede tener sensación de un futuro desolador y desinteresarse por actividades que hasta entonces eran significativas para su vida…

También puede experimentar dificultades para conciliar o mantener el sueño, irritabilidad, ataques de ira, respuestas exageradas de sobresalto… Recogido del libro Trauma, culpa y duelo. Hacia una Psicoterapia integradora, de Pau Pérez Sales en lo referente a los criterios para el diagnóstico del trastorno por estrés postraumático según el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-IV-R) de la Asociación Psiquiátrica Americana.

En definitiva, la mujer violada tendrá que reelaborar con trabajo psicológico la dolorosa experiencia a la que la han sometido para seguir viviendo dignamente…

Mucus esputa: Si eres un hombre que no tienes costumbre de sentir y pensar con la cabeza y quieres ir de falo-fiesta, llévate un martillo de 8 kilos y clávatela.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.