Marcel Marceau: Resistencia

El film Resistencia sobre la juventud del mimo francés Marcel Marceau durante la Segunda Guerra Mundial es una bella historia de amor, solidaridad y a los valores humanos.

Marceau Resistencia cartel

Es una producción internacional dirigida por el venezolano polaco Jonathan Jakubowicz, basada en la vida del gran mimo francés. Jakubowicz es de origen judío, por eso puede describir con conocimiento y naturalidad ese entorno familiar.

El relato cuenta cómo la familia de Marcel vivía en Estrasburgo al estallar la Segunda Guerra Mundial, y ante el avance nazi escapan a Limoges. Cuando Francia es ocupada totalmente, Marcel cambia su nombre judío por Marceau y se alista en la Resistencia.

El film logra, dentro del horror de la guerra, un clima poético a través de su protagonista Marcel. El mimo se une al grupo de Boys Scouts salvando la vida de niños judíos cruzando por los Alpes hasta Suiza. Esta hazaña convierte a Marcel en un héroe de la Resistencia francesa pero también, cuando la Guerra termina, le permite seguir su vocación de gran mimo internacional. Marceau transformó aquella terrible experiencia en belleza, arte y amor.

Tuve el privilegio de conocerlo cuando llegó a Argentina; siendo actriz fui invitada al estreno en el teatro y luego al saludo en su camerino. Fue emocionante para mi ver la magia que lograba este artista, en el escenario. Aún lo recuerdo con su concentrada sensibilidad y su humildad tan natural. Marceau consideraba que el silencio era una música interior y que el gesto debía ser simple y directo para que la gente se identificara con el mimo. No pude reencontrarlo cuando estudiaba en Francia.

Marceau fundó la escuela de Mimodrama de París y culminó numerosas giras por Europa y Latinoamérica con su personaje Bip, una especie de arlequín, de cara blanca y camisa a rayas. Desarrolló la pantomima a escala aún no superada; con el influjo de Chaplin, logró un personaje poético, defensor de la paz y la belleza. Murió en Limoges en 2007.

Junto a su arte vibra una increíble historia de dolor y voluntad durante la Segunda Guerra Mundial que este film recrea con emotividad, mostrando el papel que jugó la Resistencia francesa ante el nazismo. Cabe destacar que los judíos, los democristianos, comunistas y extranjeros fueron muy activos durante la Resistencia francesa interna.

Realizadores destacados han tomado el tema de la Resistencia en filmes memorables, entre ellos: Adiós, muchachos de Louis Malle, Esta tierra es mía de Jean Renoir, o El último metro de Francois Truffaut.

El director prefiere, centrar la acción en Marcel y dedica el film a los niños judíos de la guerra. Así, Jakubowicz narra el alistamiento del mimo y su hermano en la Resistencia francesa de Limoges y cómo lograron salvar a cientos de niños judíos. El padre de Marcel fue arrestado por la Gestapo y murió en el campo de concentración de Auschwitz.

Jesse Eisenberg interpreta a Marcel Marceau, con la sensibilidad y la ternura necesaria, mostrando sus dotes de mimo, que le valieron sonrisas durante los difíciles momentos de la guerra.

Cabe destacar al director Jonathan Jakubowicz, quien se hizo presente la noche de la exhibición del film en el Festival Internacional de Cine de Miami. Al saludar nos indicó que su familia lo acompañaba y que había sido parte de la producción del film.

Este joven director se formó en la Universidad Central de Venezuela, trabajó en Radio Caracas como comentarista de cine.

Luego y a raíz de contactarse con la productora Elizabeth Avellana, en 2005, logra filmar Secuestro Express, un éxito de taquilla en su país natal y considerada Mejor Film en Lengua Extranjera por British Independent Film. En el 2016, realiza Manos de Piedra, basada en la vida del boxeador Roberto Durán, con Roberto De Niro y el actor venezolano Edgar Ramírez, estrenada en el Festival de Cine de Cannes.

Además de director, es productor, guionista y escritor, y publicó la novela Las Aventuras de Juan Planchard, sobre los lupanares o barrios bajos de Venezuela en la época de Chávez, tras un arduo trabajo de investigación que volcó en su novela, convirtiéndola en best seller de lengua hispana.

Jonathan pertenece a la generación que forma parte de la Diáspora venezolana. Su estética cinematográfica está basada en la rapidez de la cámara, en la edición nerviosa y en el ritmo fílmico. Se aleja de toda posibilidad de tiempo real. Aún en escenas intimistas.

La experiencia de filmar en Hollywood le dio gran aprendizaje, además de conocer que la Meca del cine está ávida de talentos. Este hecho debería estimular a los jóvenes cineastas. Jonathan no pierde, sin embargo, el amor por Venezuela, a la que considera «su casa», pero la experiencia internacional le ha abierto nuevos caminos.

Resistencia narra una historia real, con un héroe de carne y hueso que conmovió al mundo con su arte. Es un film dedicado a los niños que sufrieron la guerra. Y es, especialmente, un film que rescata la belleza, la poesía y el amor, rindiéndole tributo a Marcel Marceau, artista único y especial.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.