Marruecos admite ataques al muro y recrudece la represión en El Aaiún

Marruecos ha admitido de forma tímida los ataques contra el muro que separa el territorio del Sahara por parte del ejército saharaui, ocurridos en los pasados días, negando que se hayan producido víctimas mortales, calificándolos de «acosos» y «provocaciones».

En concreto, un medio especificó que fueron en la zona de Mahbes y que se destruyó un vehículo saharaui. Previamente, a través de foros y publicaciones digitales militares también habían mencionado los enfrentamientos en el muro.

La propia ONU también ha confirmado el intercambio de fuego a lo largo del muro marroquí.

También oficialmente se ha indicado que el tráfico de mercancías se ha restablecido en el Guerguerat, zona de cinco kilómetros al sur del Sahara que inició el conflicto bélico y confirman que se construirá, bien una ampliación del actual muro o uno nuevo, para proteger la carretera que une este punto con Mauritania, contraviniendo el acuerdo que existía desde el alto el fuego en 1991.

Otro punto  tener en cuenta es que este nuevo muro o ampliación, impedirá a los saharauis acercarse a la costa atlántica donde se encuentra la ciudad fantasma de La Güera, que en la propaganda marroquí controlan, el famoso mantra ‘De Tánger a La Güera’.

En Marruecos también se da por acabado dicho acuerdo de 1991, de hecho, el presidente del Gobierno, Saadedín El Ozmani, afirmó que, tras lo sucedido en Guerguerat, se abre una nueva etapa e incluso ya se afirma que los acuerdos de entonces ya no sirven.

Mientras, el rey Mohamed sexto, en conversación con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, señaló que habían «resuelto definitivamente» el problema en el Guerguerat, amenazando con la «legítima defensa contra toda amenaza a su seguridad».

Los medios marroquíes de prensa englobados en la Asociación Nacional de Editores de prensa han expresado su apoyo al Gobierno «y movilizarse frente a los mensajes promovidos por el Polisario», y señalan que celebrarán su próxima asamblea en El Aaiún.

La nota discordante interna la hizo el histórico partido Vía Democrática que ha defendido el derecho de autodeterminación en el Sahara.

Mientras, prosiguieron más ataques saharauis contra posiciones militares marroquíes en el muro, en Hausa, Amgala y Farsia, según fuentes saharauis.

El conflicto se centrará en una guerra de desgaste contra las tropas que se encuentran en el muro marroquí, compuesto por ocho puestos defensivos, y que se prolongan a lo largo de más de 2.500 kilómetros.

Del mismo modo, el ejército argelino ha reforzado la vigilancia en la frontera con Marruecos.

Equipe Media documenta movilizaciones en el Sáhara 13NOV2020
Equipe Media documenta movilizaciones en el Sáhara 13NOV2020

Represión en El Aaiún

Por otro lado, la policía marroquí con fuerzas auxiliares, aumentaron la represión en el territorio saharaui, en especial en El Aaiún, tras dos días de manifestaciones callejeras en apoyo al Polisario, ha habido asaltos a tres viviendas de militantes saharauis así como un total de siete detenciones y diferentes heridos.

En este caso, se ha repetido una práctica de las fuerzas policiales marroquíes como es el atropello intencionado de manifestantes. Hay que recordar que fue un método ya utilizado hace algo más de un año y que costó la vida a una joven saharaui, Sabah Njourni Azmán, de veintitrés años, tras salir a las calles cientos de saharauis, debido a la victoria de Argelia en la Copa África de Naciones (CAN).

Además, estas protestas saharauis en El Aaiún han motivado la paradoja de que medios marroquíes han reproducido imágenes de la agencia de noticias saharaui Equipe Media para informar de los incidentes, eso sí, para minimizarlas y criticar la «utilización de menores» por los manifestantes saharauis.

Así, mientras por un lado informan de las «noticias falsas saharauis» usan sus imágenes ya que los propios medios marroquíes ni muestran fotos, ni dan datos de esta violenta represión en las ciudades saharauis.

En todo caso, asociaciones saharauis han insistido en al necesidad de la vigilancia de los derechos humanos en el territorio.

Por otro lado, en Marruecos se han hecho eco de lo sucedido en el Consulado marroquí en Valencia donde fue arriada la bandera marroquí y sustituida por la saharaui condenando este hecho y calificándolo de «acto criminal». Los medios marroquíes han resaltado la «condena del Gobierno español» a lo ocurrido.

Del mismo modo, el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, solicitó en una red social un referéndum de autodeterminación en el Sahara, petición y apoyo que ha reafirmado también el Parlamento de Navarra.

Por su parte, la Unión Internacional de Juventudes Socialistas (IUSY, siglas en inglés) también ha solicitado la necesidad del referéndum, de acuerdo con las resoluciones de Naciones Unidas.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.