Inicio / BLOGS / Cine / Maternity Blues, Medea siglo XXI

Maternity Blues, Medea siglo XXI

“Maternity Blues suena como el dulce nombre de una música lejana y sin embargo es un síndrome asesino, una depresión post parto que lleva a una madre a matar a su propio hijo”, han escrito los autores de la película, Fabrizio Cattani y Grazia Verasani, que lleva justamente ese título, Maternity Blues y se estrena en España el 24 de mayo de 2013.

Maternity-bluesCuatro mujeres muy diferentes aunque ligadas por una culpa común, el infanticidio, transcurren sus días en un hospital psiquiátrico judicial cumpliendo una condena que es sobre interior. La convivencia forzosa genera en ocasiones una enorme violencia y siempre el sufrimiento de ver la propia culpa en el rostro de las demás. Pero también hace que crezcan amistades, que surjan confesiones, que se produzcan muestras de solidaridad y, finalmente, que a fuerza de observarlas y escucharlas el espectador acabe considerando que se encuentra frente a un grupo de culpables-inocentes. Porque se trata de enfermas y, a la postre, víctimas de sus propias circunstancias.

La película tiene el acierto de no juzgar a esas mujeres, ni siquiera las justifica ni, muchos menos, las absuelve. El psiquiatra que sigue paso a paso las vicisitudes cotidianas de las mujeres encerradas en el Psiquiátrico sabe que su vida transcurre como si hubiera quedado suspendida en un limbo que, por una parte las mantiene separadas pero por otra las protege de la vida real: los momentos en que, aun aceptando el crimen cometido, se niegan a aceptar los motivos; en sus curricula hay maridos violentos, infancias difíciles, situaciones muchas veces brutales…

Escrita a partir del texto teatral “From Medea”, firmado por Grazia Verasani, que a su vez se inspira en el drama clásico de Medea (en la mitología griega, Medea es la hija del rey Aetes; maga, como su tía o hermana Circe, su leyenda, particularmente oscura, está formada por una sucesión de asesinatos seguidos de fugas que la llevan a viajar por la antigua Grecia. Su historia de venganzas ha dado nombre al Complejo de Medea): “El texto teatral From Medea” nace no solo como reflexión sobre el instinto materno –dice la autora- sino también como acusación contra una sociedad que necesita estar siempre creando monstruos y juzgar un malestar que no debería liquidarse con tanta ligereza”.

Las cuatro protagonistas representan otros tantos arquetipos de mujeres: Clara (Andrea Osvart), la mujer aparentemente perfecta, que se niega aceptar el perdón del marido, Eloisa (Monica Birladeanu) amante cínica, rebelde y anticonformista, Rina (Chiara Martegiani) la madre adolescente que saldrá de su infierno y sueña todavía con el amor, Vincenza (Marina Pennafina) que llena las páginas de un diario con sus sentimientos más íntimos…

Maternity Blues es una película muy difícil de digerir: esas mujeres han llevado a cabo algo que es atroz y a priori incomprensible, un tema duro al que a mucha gente le puede costar enfrentarse y una pregunta en el aire durante toda la proyección: ¿Existe el instinto maternal? En la sociedad “civilizada” actual se da por supuesto, pero ¿es algo que está tan claro como se supone? “La idea de que exista una especie de vínculo natural entre madre e hijos que tiene origen en el parto –vínculo que algunos acaban extendiendo a todas las mujeres y a todos los niños independientemente de su relación de parentesco– es a todos los efectos un mito. Los especialistas también niegan que exista en el género masculino, entre padres e hijos. Los síntomas de la depresión post-parto a menudo se mantienen escondidos: ya sea por la propia madre, por falta de autoestima, por los familiares que la rodean, por la vergüenza que se pueda sentir o la presión social. La soledad es la primera barrera que una madre debe franquear”.

Maternity Blues consiguió una mención especial en la Mostra de Venecia 2011. Es el tercer largometraje dirigido por Fabrizio Cattani y está producido en gran parte por los propios actores y técnicos (The Coproducers) .

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Mercedes Arancibia

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Ver también

La mujer en la montaña cartel

“La Mujer de la montaña” premio de Cine LUX 2018 del Parlamento Europeo

“La mujer de la montaña”, una coproducción de Islandia, Francia y Ucrania, ha sido galardonada …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.