Miguel del Arco recorre el camino de “Federico hacia Lorca”

Luis de Luis[1]

 

Nando J. López es un gran dramaturgo, profesor y escritor que sabe de lo que habla cuando  habla de la adolescencia; comprende perfectamente las emociones contradictorias y plenas, la necesidad de libertad y de respaldo,  el apetito de soledad y de compañía, la incomprensión y la extrañeza, y ha utilizado  toda su conocimiento, sabiduría y oficio para inyectarla en la palabra lorquiana que, en la voz y arte de la Joven Compañía, suena tan fresca e inédita como si saliese de los cuadernos reglados de un quinceañero tan lleno de vida como de sentido de maravilla y de desconcierto vital.

Así, hoy, Federico García Lorca, es un adolescente lleno de sueños y de viveza, de presagios y de mal de amores, de creatividad y de melancolía. Es uno y muchos Federicos cuyas voces, cuyas palabras se reparten los intérpretes de la admirable Joven Compañía, imposible destacar a uno, imposible no nombrarlos a todos: Julen Alba, Óscar Albert, Ana Bokesa, Katia Borlado, Álvaro Fontalba, Xoán Fórneas Pascual Laborda, Jesús Lavi, Rosa Martí, Nono Mateos, Íñigo Santacana y Carmen Tur.

Todos estallan de entusiasmo, todos revientan de vitalidad mientras recrean la vida de , siempre joven, siempre eterno, en grupo y en pandilla, como banda de jazz, como troupe circense, como bailarines de vodevil, como títeres, como cachiporras en torno al esqueleto de una carpa circense que hace las veces de rueda de la fortuna, de tiovivo en llamas o de barco volador.

Y es Miguel del Arco quien hace de maestro de ceremonias de la espléndida dramaturgia – plática, lúdica y deslumbrante – de Irma Correa, para ponerla en pie, para hacerla vibrar, con alegría circense, con premoniciones y estallidos, con luces y sombras.

“La vida no es una de tus obras” se le dice a Lorca durante la función; “pues debería serlo” contesta este y la Joven Compañía le da la razón y da fe de ello con este resplandeciente, necesario y vital montaje.

 

  1. Luis de Luis es crítico teatral.

 

Ficha artística

Reparto: Julen Alba, Óscar Albert, Ana Bokesa, Katia Borlado, Álvaro Fontalba, Xoán Fórneas, Pascual Laborda, Jesús Lavi, Rosa Martí, Nono Mateos, Íñigo Santacana y Carmen Tur.

Dirección: Miguel del Arco

Dramaturgia: Irma Correa y Nando López

Escenografía: Paco Azorín

Iluminación: Juan Gómez-Cornejo

Música: Arnau Vilà

Espacio sonoro: Sandra Vicente (Estudio 340)

Vestuario: Guadalupe Valero

Videoescena: Pedro Chamizo

Coreografía: Andoni Larrabeiti

Dirección artística: José Luis Arellano García

Dirección de Producción: Olga Reguilón Aguado

Dirección Técnica: David Elcano

 

 

 

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.