Nacho Aldeguer se asoma “Sea Wall”. La memoria de los vivos

Luis de Luis[1]

 

¿Cuánto mide un instante? ¿Cuánto dura? ¿Unos segundos? ¿Toda una vida?

Alex o, lo que es lo mismo, Nacho Aldeguer recibe al público en el acogedor jardín del teatro La Abadía, ya ha dispuesto sillas en corro para que se sienten, nos sentemos, y saca una fotografía, una polaroid, para capturar un instante, el nuestro. Al fin y al cabo, Nacho Aldeguer o, lo que es lo mismo, se dedica a eso, a retener el tiempo. Nos regala la foto, es cosa nuestra que hacer con ese instante, que hacer con el rato que vamos a pasar en La Abadía, mientras se va poniendo el sol y nos disponemos a escuchar su historia.

La historia de Nacho y de Álex,  la historia que pone en palabras el dramaturgo inglés Simon Stephens. La historia de un fatídico momento que cambio la vida de Álex y que Nacho Aldeguer narra con calma contenida y algo incrédula, la incredulidad de quien aún no acaba de creer que una enorme tragedia le ha ocurrido a él, precisamente a él, como cualquiera de nosotros no nos acabamos de creer nuestras horas oscuras.

Nacho Aldeguer clava la mirada en cada espectador mientras cuenta como se asomó al abismo, con un leve retardo en la voz, con un sollozo suprimido en su entonación, algo anonadado, con una (casi) imperceptible pesantez en los ojos …

“Sea Wall” (una pared marina que, en realidad, es una fosa abisal) es una confesión descarnada y calma, serena y honrada a la que dan ganas de replicar, asentir, corroborar mientras no podemos apartar la vista de Nacho Aldeguer que, bajo la inteligentemente inadvertida dirección de Carlos Tuñon, niega toda impostura, anula toda pompa y circunstancia, suprime la teatralidad mientras intenta encontrar , en nuestra compañía, un sentido a la tragedia, mientras bucea en busca de un dios (con mayúsculas o minúsculas) o, al menos, de una razón de ser.

“Sea Wall” es la experiencia de una experiencia. Contándola Nacho Aldeguer, se cuenta, nos contamos. Explicándola, se explica y nos explicamos. Entendiéndola, se entiende y nos entendemos. 

Mientras, buceamos en la más profunda oscuridad del mar y no se mueve una hoja en el silencio del jardín.   

God is a concept by which we measure our pain

John Lennon

Porque la vida de los muertos consiste en la memoria de los vivos.

Cicerón

  1. Luis de Luis es crítico teatral

 

Ficha artística

 

Reparto Nacho Aldeguer

Dramaturgia: Simon Stephens
Versión y traducción: Nacho Aldeguer
Asesoría de versión y traducción: Luis Sorolla
Producción: Bella Batalla
Jefa de producción: Rosel Murillo
Ayudante de dirección: Mayte Barrera
Dirección: Carlos Tuñón

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.