Naciones Unidas pide rebajar la tensión y evitar una escalada violenta en Venezuela

Amnistía Internacional tiene datos de más de una decena de personas muertas tras protestas

La ONU está “siguiendo de cerca” las manifestaciones y concentraciones que están teniendo lugar en Venezuela y ha pedido “negociaciones políticas inclusivas y creíbles” para abordar los retos en el país, ha declarado el portavoz del Secretario General Farhan Haq, quien ha pedido a “todos los grupos en el terreno” que rebajen las tensiones y hagan “todos los esfuerzos para evitar una escalada”.

Las Naciones Unidas, recordó, “rechazan cualquier tipo de violencia política” y pidió que todos los actores relevantes “se comprometan a unas negociaciones políticas inclusivas y creíbles” que respeten “el Estado de derecho y los derechos humanos”.

Según la información recogida por la ONU, miles de venezolanos se han manifestado este miércoles 23 de enero de 2019 en los veintitrés estados del país y en Caracas, en el marco de una movilización convocada por la oposición para no reconocer la legitimidad del segundo mandato del presidente Nicolás Maduro, que acaba de comenzar.

Grupos oficialistas también han salido a las calles.

Según informaciones de las oenegés locales recogidas por los medios, al menos cuatro personas han muerto y varias decenas han sido detenidas en las marchas.

ACNUR / Santiago Escobar-Jaramillo Cúcuta, en la frontera de Colombia con Venezuela. Miles de refugiados y migrantes de Venezuela siguen entrando a Colombia a diario a través del puente Simón Bolívar
ACNUR / Santiago Escobar-Jaramillo
Cúcuta, en la frontera de Colombia con Venezuela. Miles de refugiados y migrantes de Venezuela siguen entrando a Colombia a diario a través del puente Simón Bolívar

Más de tres millones de venezolanos han abandonado su país en los últimos años ante la crisis económica, social y política. La ONU estima que en 2019 dos millones de venezolanos más saldrán del país y la cifra llegará a los 5,3 millones de migrantes y refugiados en diciembre de 2019.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos ha recibido una invitación formal del Gobierno de Venezuela para visitar el país. Michelle Bachelet ha contestado a las autoridades venezolanas exponiendo la necesidad de que un equipo técnico visite antes el país.

La portavoz, Ravina Shamdashani, explicaba que el envío de un equipo técnico es algo que se hace siempre antes de la visita de la Alta Comisionada y ellos se encargan de asegurar que tenga acceso a “todas las áreas necesarias”.

Socialistas venezolanos: no a Trump, Macri y Bolsonaro, tampoco a Maduro

Desde la izquierda, el PSL, integrado en Unidad Internacional de los Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI), ha publicado un comunicado en el que no avalan « el intervencionismo de Trump, Macri y Bolsonaro. Ni reconocemos el autogobierno proyanky de Guaidó. Pero no le damos ningún apoyo político al gobierno cívico-militar de Maduro »

En línea con rechazar el intervencionismo político en Venezuela, rechazan el reconocimiento « al autodeclarado presidente Juan Guaidó », a quien consideran « un político venezolano representante de la vieja política patronal y pro yanqui de Venezuela ».

La UIT-CI sostiene que « no pueden hablar de derechos sociales gobiernos como los de Bolsonaro, Macri o Piñera que ajustan y explotan a sus pueblos de la mano del FMI y las multinacionales »

Consideran que es Maduro y su falso “socialismo del Siglo XXI” el responsable del hambre que vive el pueblo venezolano: « ha sido su política patronal y represiva la que ha llevado a que miles y miles de venezolanos caigan en la confusión de creer que políticos de derecha y proyanquis los pueden sacar de esa grave crisis social y humanitaria ».

Nicolás Maduro
Nicolás Maduro

Agregan que « Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, unidos a las FFAA Bolivarianas, constituyen un gobierno capitalista cívico-militar que ha llevado el salario a seis dólares y provocado una catástrofe social y millones de refugiados. Gobiernan pactando con las multinacionales (empresas mixtas en petróleo y minería) y a favor de los grandes empresarios nacionales y de la llamada “boliburguesía” militar y civil. Esta es la verdad que nadie que se diga de izquierda puede seguir negando. Por eso en el 2018 lo que crecieron fueron las huelgas de trabajadores de la salud, de la educación, del cemento, petroleros y empleados públicos reclamando por un salario digno y por comida ».

Y concluyen que « no es con el imperialismo y sus gobiernos aliados de la región, que se resolverá la tragedia económica y social que padece el pueblo venezolano. Debemos confiar en nuestras propias fuerzas organizadas y movilizadas en las calles del país », por lo que llaman a « no reconocer al autogobierno de Guaidó y a repudiar toda injerencia o intento golpista en Venezuela ».

Venezuela: Más de una decena de personas muertas tras protestas

En respuesta a reportes de que por lo menos una decena de personas habría sido asesinada en el contexto de protestas en Venezuela, Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional ha declarado que “desde inicios de la semana, miles de personas en Venezuela han salido a las calles en reclamo por la grave crisis institucional y de derechos humanos que atraviesa el país. En respuesta, y en vez de procurar soluciones y abrir espacios para atender las demandas, las autoridades bajo el mando de Nicolás Maduro sacan a la calle a funcionarios militares y policiales, aplicando su política de represión.”

“Amnistía Internacional recibió denuncias de la participación de la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana, que ya ha sido señalada en otras ocasiones por uso abusivo y excesivo de la fuerza intencionalmente letal y que no tiene funciones de control de manifestaciones, lo que pone en grave riesgo la vida e integridad de las personas que se manifiestan. Otra denuncia gravísima fue la participación de grupos armados pro-gobierno que buscaban evitar las protestas en varias zonas del país.”

“Protestar no puede ser sinónimo de muerte en Venezuela. Intentar acallar a balazos a la gente que procura justas reivindicaciones de sus derechos humanos cierra aún más los caminos para una resolución pacífica a la grave crisis institucional y de derechos humanos que enfrenta el país en los últimos años.”

“En estos momentos de altísima tensión y conflictividad social en Venezuela, Nicolás Maduro y otros miembros de su gobierno deben frenar la represión contra las personas, y sobre todo garantizar la vida y la integridad de quienes se manifiesten en su contra.”

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.