Inicio / OPINION / Correos al editor / Nos jugamos la costa española

Nos jugamos la costa española

Luis Morago*

Cada día la construcción devora en nuestro país una superficie de costa similar a ¡ocho campos de fútbol! Y para colmo, el gobierno acaba de aprobar una nueva Ley de Costas que permite construir aún más cerca de la orilla. Pero la Comisión Europea está pensando en intervenir, y un inapelable mandato ciudadano puede empujarles a actuar.

Construcción ilegal de un hotel en la playa de El Algarrobico (Andalucía)
Construcción ilegal de un hotel en la playa de El Algarrobico (Andalucía)

Esta nueva agresión a nuestro medio ambiente no solo vulnera las leyes de la Unión Europea, sino que además podría favorecer a algunos de los benefactores anónimos del PP que aparecen en los papeles de Bárcenas. Pero Greenpeace está a punto de presentar una denuncia formal ante la Comisión Europea que podría llevar a la paralización de la ley. Y la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo nos ha confirmado que el apoyo de un amplio número de ciudadanos puede ser el elemento clave para que se admita a trámite.

Un informe reciente de Greenpeace revela cómo esta nueva ley de costas desprotege el medio ambiente, vulnera un buen número de directivas europeas, y podría favorecer a unos pocos constructores. Uno de los posibles grandes beneficiarios de la reforma de la Ley de Costas, el empresario Juan Miguel Villar Mir, ya ha sido imputado por el Juez Ruz por las supuestas donaciones al PP.

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ya ha hecho público un informe que recomienda la intervención urgente de la Comisión Europea, pero temen que los sectores más conservadores impidan que el documento salga adelante. Por eso, nos han aconsejado que en paralelo a sus esfuerzos lancemos una campaña ciudadana.

La nueva ley prevé que una docena de núcleos costeros, elegidos sin criterio conocido, queden exentos de cumplir la Ley de Costas. Además contempla la reducción de la franja de protección de la costa de 100 a 20 metros en determinados tramos y la desprotección de los más importantes humedales costeros y dunas además de pasar por alto las consecuencias del cambio climático.

España, con más de 3,4 millones de casas vacías, con una degradación diaria de 7,7 hectáreas de costa para crear urbanizaciones y una más que sospechosa vinculación entre políticos y empresas constructoras no puede permitirse caer una y otra vez en los mismos errores del pasado.

Firma la petición para que la Comisión Europea tome partido, y reenvíala. Y si además quieres que tengan validez legal, añade tu nombre completo con los dos apellidos y tu nacionalidad:

www.avaaz.org/es/protege_la_costa

*Luis Morago y el equipo de Avaaz junto con Greenpeace.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre editor

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Ver también

Relaciones personales. Michael Brown / 123RF

Gracias por aparecer

Apareces como alguien desconocido. Hay hermosura. Yo tampoco había coincidido contigo. Te miro. Intento advertir …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.