¿Obsesivo o TOC?

Aunque el TOC (trastorno obsesivo compulsivo) está reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la décima causa médica más frecuente de deterioro personal, en la actualidad aun no se conoce una causa específica para su desarrollo.

Los trastornos obsesivo-compulsivos tienen causas biológicas y psicológicas si bien, unas y otras interactúan entre sí a diferentes niveles tanto en las interacciones como en las consecuencias que se convierten en causas de otros problemas.

Por ello es conveniente separar la línea entre una persona obsesiva de otra con TOC dado que los síntomas de estos son la manifestación extrema y disfuncional, es decir, no útil de algunos pensamientos normales que se experimentan con frecuencia. Estos pensamientos que son considerados intrusos producen situaciones de presión, estrés, tristeza o nerviosismo y hace que fluyan entre los pensamientos normales.

Al tener cierta vulnerabilidad biológica a padecer un TOC es posible que esos pensamientos intrusos lleguen a convertirse en ideas obsesivas y con ello afectarán necesariamente a nuestro estado de ánimo.

Si el TOC aparece en la infancia es bastante sencillo ayudar al paciente al contrario de los que muestran síntomas en la edad adulta que pueden manejarse con terapia cognitiva conducta y fármacos cuyo pronóstico sigue siendo bueno. Ocultar el problema no es del todo correcto así como evitar tratarlo.

El TOC se caracteriza por la presencia de dos fenómenos clínicos íntimamente ligados: las obsesiones y las compulsiones o rituales. Las obsesiones son pensamientos, imágenes, ideas o impulsos que aparecen de forma súbita e involuntaria en la mente del paciente, tienden a repetirse a pesar de sus esfuerzos por librarse de ellos y, por su contenido, generan un intenso malestar.

Ocultar los síntomas, ocultar la necesidad de orden o simetría, hará que se tengan recaídas frecuentes que se cronificarán como modus vivendi y que no será fácil de abordar en la edad adulta. Vivir con un TOC no es fácil aunque aparentemente bajo la sospecha de ser un obsesivo se trata la enfermedad habida cuenta de sus compulsiones que no son pocas.

Las compulsiones o rituales son aquellas acciones, mentales o manifiestas, que los pacientes llevan a cabo para tratar de reducir el malestar provocado por los pensamientos obsesivos. Dado que estos últimos son repetitivos, las compulsiones tienden a tener también un carácter reiterativo y estereotipado.

Estos trastornos suelen iniciarse en edades tempranas de la vida, con dos picos de aparición, uno infantil, alrededor de los diez años, y otro en los primeros años de la vida adulta, en torno a los veinte años y afecta por igual a hombres y mujeres, aunque las formas de inicio infantil son más frecuentes en varones.

Limitar la calidad de vida, evitar determinadas situaciones por las consecuencias de estas, caminar por el mismo lugar, lavarse las manos repetidas veces, et, hace que muchos pacientes además, hasta 100 millones en el mundo lo sufran y además tengan otro trastorno mental asociado.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

PhD, Doctora C.C. Información - Periodista - Editora Adjunta de Periodistas en Español - Directora Prensa Social- Máster en Dirección Comercial y Marketing - Exdirectora del diario Qué Dicen - Divulgadora Científica - Profesora Universitaria C.C. de la Información - Fotógrafo - Comprometida con la Discapacidad y la Dependencia. Secretaria General del Consejo Español para la Discapacidad y Dependencia CEDDD.org Presidenta y Fundadora de D.O.C.E. (Discapacitados Otros Ciegos de España) (Baja Visión y enfermedades congénitas que causan Ceguera Legal) asociaciondoce.com - Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor -fundacionlopezibor.es/quienes-somos/consejo-asesor - Miembro del Comité Asesor de Ética Asistencial Eulen Servicios Sociosanitarios - sociosanitarios.eulen.com/quienes-somos/comite-etica-asistencial - Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland) - Libros: Coautora del libro El Cerebro Religioso junto a la Profesora María Inés López-Ibor. Editorial El País Colección Neurociencia y Psicología https://colecciones.elpais.com/literatura/62-neurociencia-psicologia.html / Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya / Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.com Actualmente escribo La makila de avellano (poemario) y una novela titulada La Sopa Boba. Contacto Periodistas en Español: [email protected]

5 Comentarios

    • Las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo (o TOC) sienten la necesidad de chequear las cosas una y otra vez, o tienen ciertos pensamientos o realizan rutinas y rituales una y otra vez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.