Omega: Morente y Cohen sobre poemas de García Lorca

En 1996 salió al mercado el disco Omega, una colaboración del cantante de flamenco Enrique Morente con el grupo de rock granadino Lagartija Nick. Fue Morente quien tuvo la idea de hacer un disco en el que se adaptaran poemas de Federico García Lorca y temas del cantautor canadiense Leonard Cohen acompañados por un grupo de rock.

Enrique Morente y Leonard Cohen en la gestación de Omega
Enrique Morente y Leonard Cohen en la gestación de Omega

Era un experimento pionero y durante su gestación, Morente tuvo que inventarse cada día no sólo en lo que a fusiones musicales se refiere sino en otros muchos frentes que le surgieron en los diferentes ámbitos musicales y no musicales -y no sólo del flamenco- con multitud de obstáculos e incomprensiones.

El grupo de rock estaba a expensas de sus iniciativas personales y toda su familia se tuvo que implicar a fondo en el tema: las dos hijas, niñas aún, con las palmas; la madre, con la voz; el niño, con sus travesuras que lo borraban todo. Sin embargo, la empresa se culminó con éxito y el lanzamiento corrió a cargo de la discográfica El Europeo Música.

El invento de la fusión del flamenco con el rock, la poesía de Cohen y los ritmos de Lorca fue todo un bombazo y la prueba es que en 2008 el disco volvió a ser editado. En efecto, el éxito motivó que cada cierto tiempo Enrique Morente y el grupo granadino volvieran a reencontrarse para presentar el espectáculo Omega en directo, lo que sucedió en el festival Primavera Sound 2008 celebrado en Barcelona dentro de la nueva gira que ese mismo año les llevó hasta México, con la subsiguiente reedición del disco ese mismo año.

Este disco ha sido todo un referente en la revolución del flamenco y abrió sendas desconocidas hasta ese momento, por lo que merecieron la pena los ataques que Enrique Morente tuvo que soportar de los puristas y dio la razón a los amigos extranjeros que lo apoyaron con entusiasmo.

Participaban también en el álbum numerosos artistas de flamenco, como Vicente Amigo, Tomatito, Estrella Morente, su madre y sus hermanos, Isidro Muñoz o Cañizares.

Pues bien, ahora se estrena Omega (2016) el documental dirigido por José Sánchez-Montes y Gervasio Iglesias que narra la génesis y creación de aquel disco que rompió moldes en los años 90 fusionando el flamenco y el rock de la mano de Enrique Morente y Lagartija Nick, y uniendo la poesía de Federico García Lorca y las partituras de Leonard Cohen. Y es ahora cuando estamos quizás más que preparados para comprender lo que supuso para la música en general y para el flamenco en particular.

Cohen reconocia entonces -y hasta el fin- que la poesía de Lorca le había ofrecido no sólo el Pequeño vals vienés, sobre el que compuso Take this valtz (Toma este vals), sino que le había marcado tanto que había determinado para siempre su manera de componer música, hasta el punto de ponerle en nombre de Lorca a una de sus hijas. Esto se ve en el documental, este fervor, esta alegría del reconocimiento mutuo entre Cohen y Morente nadando juntos entre el surrealismo lorquiano y el fervor por el flamenco. Sale uno de verlos cantando el vals vienés sin poder parar, como hipnotizado, pues es una de las secuencias más gozosas del documental.

Y tal vez sea esto lo que más nos puede interesar ahora con el paso del tiempo: la colaboración de Albert Cohen, Enrique Morente y García Lorca. En el documental participan los mismos que estuvieron presentes en la génesis del disco (Estrella Morente, Antonio Arias, líder de la banda “Lagartija Nick”, Tomatito, Alberto Manzano, Lee Ranaldo de Sonic Youth, Leonard Cohen, el propio Morente y familia, más Laura García Lorca en representación de la Fundación Lorca.

http://dai.ly/x51mkxn

Omega fue un disco que incitó a Lou Reed a decir que envidiaba y odiaba a Cohen por haber logrado trabajar con Morente sobre Lorca («Odio a Cohen, ¿por qué ha tenido que elegirlo a él?»). Él quiso hacer lo mismo pero la muerte truncó sus planes. Ahora que Morente está muerto y que Cohen acaba de morir, parece que es el momento de que reconozcamos su esfuerzo titánico para sacar este disco, así como la capacidad de trabajar con otros a mayor gloria de la música y del arte en general.

Lo mejor del documental es verlos en acción, a Cohen y Morente, con el proyecto. Y oírle contar al guitarrista de Lagartija Nick cómo ellos, que estaban acostumbrados a letras del tipo «Ay, mi morena, la mujer morena, qué guapa eres, etc.», se encontraron de repente teniendo que tocar para letras como «El cocodrilo se quita la careta y Europa se corta las tetas, etc.», del libro Poeta en Nueva York, de Lorca, y que no sabían por dónde salir con los ritmos y las letras. Morente era entonces muy joven, sus hijas unas niñas, más aún el niño, tan travieso que les borró alguna vez la grabación entera, y ver ahora el trabajo con su padre muerto provoca en ellos una gran conmoción. Todo esto se ve en el documental, que dura 80 minutos y en el que los colores se mezclan con imágenes en Blanco y Negro.

Omega fue la película inaugural del festival Beefeater In-Edit de Barcelona el pasado 27 de octubre y se estrena en los cines españoles este viernes, 18 de noviembre. El 25 de noviembre Universal Music Spain lanzará al mercado una edición multiformato (Super Deluxe CD + DVD, Deluxe CD + DVD) que incluirá el DVD con el documental, además del disco original remasterizado en 2016, un CD extra con canciones inéditas y un libro con textos, fotos y memorabilia de OMEGA.

También será la primera vez que OMEGA se edite en vinilo, en dos ediciones formato gatefold: un doble LP con el álbum original y un triple LP edición limitada para coleccionistas que también incluirá un vinilo con temas inéditos.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Doctor en Filología por la Complutense, me licencié en la Universidad de Oviedo, donde profesores como Alarcos, Clavería, Caso o Cachero me marcaron más de lo que entonces pensé. Inolvidables fueron los que antes tuve en el antiguo Instituto Femenino "Juan del Enzina" de León: siempre que cruzo la Plaza de Santo Martino me vuelven los recuerdos. Pero sobre todos ellos está Angelines Herrero, mi maestra de primaria, que se fijó en mí con devoción. Tengo buen oído para los idiomas y para la música, también para la escritura, de ahí que a veces me guíe más por el sonido que por el significado de las palabras. Mi director de tesis fue Álvaro Porto Dapena, a quien debo el sentido del orden que yo pueda tener al estructurar un texto. Escribir me cuesta y me pone en forma, en tanto que leer a los maestros me incita a afilar mi estilo. Me van los clásicos, los románticos y los barrocos. Y de la Edad Media, hasta la Inquisición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.