Palestina: a tiro de piedra de la cárcel

A un tiro de piedra de la cárcel, documental sobre el encarcelamiento de niños Palestinos por parte de Israel, con los testimonios de tres jóvenes y sus familias, se pre-estrena este 19 de noviembre de 2013 en la Cineteca (Matadero, Madrid), en la víspera del Día Internacional del niño, el 20 de noviembre.

Cartel-A-tiro-de-piedraLa periodista Amira Hass, corresponsal del diario israelí Haaretz en los Territorios Ocupadosy premio Reporteros sin Fronteras (RSF) y UNESCO a la libertad de prensa, es una de las personas que analizan la situación en el documental. 

A un tiro de piedra de la cárcel, un documental sin precedentes que a través de los testimonios de menores encarcelados y sus familias retrata una realidad poco conocida y de la que a menudo cuesta hablar.

Rami, Mohammed, Ahmed, son los protagonistas – tres de entre miles- de esta película que cuenta su historia, pero también la de los israelíes y palestinos que trabajan para detener los abusos, resolver el conflicto y sanar sus consecuencias.

Ópera prima de la realizadora Raquel Castells, y producida por Javier Castro, fue rodada en la primavera del 2012 en los Territorios Ocupados y en Israel. Además de Amira Hass, la película cuenta con la participación de Ana Carbajosa, excorresponsal de El País en Jerusalén; Avihai Stoller, miembro de Breaking the Silence, la ONG de exsoldados israelíes; Nader Abu Amsha, responsable del programa de rehabilitación de exprisioneros del YMCA de Jerusalén, entre otros analistas e implicados y Shawan Jabarin, director de la organización Palestina de derechos Humanos AL-HAQ entre otros.

A-tiro-de-piedra-escena

SINOPSIS: Crecer en los Territorios Ocupados Palestinos no es fácil. Cuando te vas a la escuela, tu madre no puede estar segura de cuando volverás. Puede que esa tarde, puede que un año después. Un paseo con tus amigos puede acabar en interrogatorio de la policía. Cualquier noche, un grupo de soldados puede presentarse de madrugada en tu casa y llevarte -a ti, a tu hermano, a tu padre o a todos juntos- a la cárcel, después de maniatarte y vendarte los ojos delante de tu familia. No es necesario que hayas hecho nada especial, solo estar allí, ser un chaval.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.