Inicio / BLOGS / Parque de María Luisa y Firmamento, dos hitos de la Suma Flamenca

Parque de María Luisa y Firmamento, dos hitos de la Suma Flamenca

Rafael Riqueni, guitarrista y compositor reconocido internacionalmente, ha presentado en el marco de la XII Suma Flamenca de Madrid su por ahora última obra de composición, Parque de María Luisa. En la descripción de cada rincón del parque sevillano, está acompañado por otras nueve voces cuerdas, viento y percusión: violines, viola, violonchelo, contrabajo, piano, una segunda guitarra, saxo y percusión. Un bailaor completa la parte tangible. Un conjunto de once artistas en escena en distintos tiempos, han creado la magia sevillana en la noche madrileña del 18 de junio 2017.

Y en la noche del 22 de junio, Rocío Márquez , la cantaora más versátil, innovadora y creativa de la joven generación de artistas flamencos, presentó en el Teatro Pavón Kamikaze su última producción discográfica, Firmamento, de belleza indescriptible. Rocío vuela por el firmamento acompañada por el trío Proyecto Lorca, piano, saxos y un equipo tan completo de percusión que abarca más de media escena. Ni guitarra, ni palmeros, ni cajón. Todo es posible con Rocío.

Rafael Riqueni está considerado como uno de los mejores guitarristas flamencos, de jazz y música clásica actuales. Es también un compositor consagrado internacionalmente desde hace muchos años. Desde niño mostró tener un don innato para la música y la guitarra. Era un adolescente cuando ganó sus dos primeros premios. Parque de María Luisa es su séptimo disco, de reciente publicación y una larga historia que empezó en 2011, cuando hizo una primera presentación de sus temas en el Teatro Lope de Vega de Sevilla solo para invitados. A finales de 2015 fue de nuevo presentado en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, su ciudad natal. Sevillano trianero que luego vivió en El Arenal. Él mismo ha dicho que los temas de Parque de María Luisa son recuerdos de sus vivencias de niño y adolescente, reflejadas en sus títulos: El estanque de los lotos, la Glorieta de Bécquer, la Isleta de las Patos, los Quintero, la Fuente de las Ranas, Plaza de España, Azahar, jazmín y dama de noche, Trinos, Revuelos de palomas…Recuerdos personales como en Aquel día, Esperándote, Tiempos pasados, Te llevo de la mano 

Rafael Riqueni y Gretchen Talbot en concierto. Foto David Mudarra

El concierto

Tras este paseo por el parque de María Luisa de la mano de la guitarra de Rafael Riqueni, el parque ya no va a ser el mismo. El virtuosismo de su sonanta le ha enriquecido, ha hecho adquirir conciencia de lo que raramente se percibe y que desde ahora en adelante estará para siempre ahí: los perfumes de mil flores, los rumores y el frescor de las fuentes, estanques y cascadas, los trinos de los pájaros, el revoloteo de las palomas, la quietud de sus rincones umbríos, el asombro de la Plaza de España… Con la magia de sus acordes, trémolos y falsetas imposibles ha llenado de paisajes sevillanos la Sala Verde de los Teatros del Canal. Inunda con la belleza de su música, hace partícipe al auditorio de sus universos más íntimos, sus pensamientos, sentimientos y recuerdos.

Pero no está solo. El parque tiene muchas voces y lenguajes y para expresarlos se ha hecho acompañar de un elenco de auténticos cracs de las cuerdas, el viento, la percusión y el baile. Riqueni siempre está solo en los temas con los que comparte su intimidad. Empieza con Aquel día y sus manos desgranan recuerdos que dejan huella a flor de piel. De ahí nos lleva al estanque de los lotos donde nos esperan las dos guitarras, los violines, la viola, el chelo y el contrabajo. Camino adelante empiezan a sonar los ritmos de la bulería del parque y el bailaor los sigue guiado por las dos guitarras, el contrabajo y la madera. De nuevo Riqueni  se sumerge en sus sentimientos más íntimos, como quien recuerda tiempos pasados, esperando a alguien que llegue y tome de la mano. Otra vez todas las cuerdas, por primera vez el piano, potente, penetrante y luego de una pausa una inmersión en fusión jazz gracias al saxo que inunda la sala con total protagonismo. Al fondo las guitarras, el cajón y el compás. Al son de estos ritmos aparece súbitamente el bailaor transformado en jazz dancer llenando de alegría todo el espacio…Un preciosista dúo de guitarra y saxo en clave de jazz pone electricidad en el ambiente que a poco se disuelve en un nuevo solo de guitarra que imita los trinos de los pájaros del parque y el escuchar se vuelve silencio y mirar las manos del guitarrista, toque y sonido y un trémolo que casi hace saltar de la butaca.

Riqueni sonríe cómplice y mira un momento al auditorio cuando su guitarra inicia los compases del chotiss Madrid, un homenaje a la ciudad y al público que no solo es de Madrid, ¡incluso hay alguien de Kuwait! Y como fin de la primera parte de este concierto único, Rafael anuncia un revuelo de palomas con el que él solo, con la magia de su guitarra llena la sala.

Rafael Riqueni en Parque de María Luisa. XII Suma Flamenca, Madrid.

Las raíces flamencas del trianero llenan la segunda parte del concierto, con composiciones suyas de trabajos anteriores. Se arranca por una soleá que esta noche puede hacer historia. Se prolonga hasta derivar en seguiriya, ¡sabio Rafael, sabe lo que el público ansía escuchar de su guitarra, la inmersión en el flamenco por los palos más solemnes y profundos! Luego habla y dirigiéndose al segundo guitarrista que no es el que viene en programa, dice muy cómplice. Este mushasho é de Huerva, ahí vamos! Y ahí vamos, por verdialesfandangos, con el piano coprotagonista absoluto. Y después el homenaje y el recuerdo a su amigo el poeta Manuel de Molina con aquella bulería que él y Lole dejaron para la historia: Romero verde. De nuevo es protagonista el piano con las guitarras y el compás de fondo.

Y de fin de fiesta una serie de rumbas de todos los orígenes, de vuelta, de ida y vuelta. Orgía de sonidos con un maravilloso, inolvidable protagonismo del saxo y del bailaor, con guitarras, chelo, contrabajo, percusión y compás. Para rematar la fiesta un solo de batería que estremece de placer.

Guitarra: Rafael Riqueni.

  • Guitarra 2: ¿Manuel de la Luz?
  • Chelo: Gretchen Talbot
  • Piano: Chiqui Cienfuegos
  • Saxo: Gautama del Campo
  • Contrabajo: Roberto Barroso
  • Percusión: Luis Amador
  • Violín: Alan Andrews
  • Violín: Bruno Axel
  • Viola: Gonzalo Castelló
  • Baile: Javier Barón

Rocío Márquez vuela por el Firmamento

 Firmamento es el título del nuevo trabajo que Rocío Márquez  presentó en el histórico Teatro Pavón, ahora Kamikaze en el corazón del barrio de La Latina de Madrid. Nuevo en todos los sentidos porque Rocío, auténtica erudita e investigadora del flamenco y sus campos que ella extiende y abre hacia el infinito, así como investigadora de su propia voz, voló literalmente por el firmamento sin fin, dejando al respetable mudo de asombro y admiración. En poco tiempo Rocío se ha convertido en la cantaora más innovadora de la joven generación flamenca. Recuerdo que hace apenas dos años, Pepe Habichuela que la acompañó con su guitarra por aquellos Campos Marcheneros en la Suma 2015 decía de ella: Es una promesa llena de posibilidades. Seguro que aún no ha llegado al fondo de su universo de posibilidades, pero ciertamente ha avanzado muchísimo.

Rocío Márquez soñando con su firmamento

Rocío abrió el campo de posibilidades a instrumentos  nada flamencos en origen, prescindiendo de plano de los flamencos históricos. Nada de guitarras, nada de cajón, nada de palmeros.  Un trío, miembro del Proyecto Lorca, compuesto por el pianista Daniel B. Marente, el saxo Juan Jiménez y las percusiones de Antonio Moreno es toda la instrumentación ¡y qué instrumentación! que acompaña a Rocío por su firmamento particular.

El Proyecto Lorca nació en 2004 en Fuente Vaqueros (Granada), pueblo natal de Federico García Lorca, con el propósito de mantener viva la figura y la obra del poeta granadino, su vida, su teatro, su poesía, su música y su memoria.

El concierto.

Rocío ha llegado a un momento de depuración de su voz realmente asombroso. Es una trabajadora de la voz, que lleva dedicando años a la investigación y experimentación de todos sus registros vocales posibles, hasta un firmamento  sin fin, es decir, que sigue en ello y no es previsible hasta donde llegará en el futuro. Dice de su voz Pedro G. Romero, su asesor artístico en esta última producción que ese brillo prístino de la voz no puede ser sino polvo estelar, fruto de algunos metales raros convertidos en finos hilos vocales. También a veces es una voz que suena como una oración y es que las músicas de Firmamento están llenas, entre otras cosas, de espiritualidad, coraje, reivindicación de la mujer, crítica social y política, defensa de los trabajadores. Es la única mujer cantaora que se arriesga al límite. Ella tiene asumido que gustar a todo el mundo es imposible. Es la única mujer que está a punto de presentar una tesis doctoral sobre la técnica vocal en el flamenco.

Del trío Proyecto Lorca hay que hablar aparte. Sobre todo de los saxos de Juan Jiménez que se ha traído al concierto los saxos de todas las voces y claves. Una colección que ya impresiona verla en su expositor, cuando suenan en todas las gamas posibles de registros, según lo que se cante hablamos de belleza y emoción a raudales. Antonio Moreno ha ocupado más de medio escenario con su equipo de percusión: Atabaque, batería, cajón, timbales, marimba,  tambor, bombo y algún otro.  Y va de uno a otro con la maestría que le otorga su larga experiencia. El piano de Marente sensacional. Rocío canta flamenco, canciones populares asturianas y otros folklores populares, canciones duras de protesta y reivindicación que ponen en su sitio a la mujer, a ciertas políticas, a las luchas mineras, cantos de amor y de amor místico en nuevas composiciones de Rocío Márquez con letras de Christina Rosenvinge, María Salgado e Isabel Escudero.

Empieza tierna, íntima, amorosa cantando una suite de Nanas algunas con letras de Lorca, nanas de Sevilla a las que ella ha puesto su música. En la ocasión solo acompañada por un saxo tenue, acariciante, en su misma tesitura. Sigue por Fandangos de Huelva, su tierra, ella y el trío al completo, rotándose, el saxo marcando magistralmente los énfasis. Ella canta flamenco y todo lo más, los instrumentos van por otros caminos, clásicos, jazzeros, atonales, volando por otros espacios y combinándose hermosamente, acoplándose a la voz de Rocío.

Rocío Márquez en ·Firmamento”. Teatro Pavón Kamikaze, Madrid. Foto David Mudarra

Y luego regala con una de sus composiciones Son flúor tus ojos a dúo con un piano protagonista  y fondo de marimbas; da las gracias a Christina Rosenvinge por su hermosa letra sobre la situación de la mujer: El que me ha cortao el tallo / era labio, luego diente. / Le gusté potra salvaje /ahora me quiere obediente. También está presente en el concierto Santa Teresa de Jesús, poniendo música y pasión a su poema de amor Y muero porque no muero.    Sigue por su suite Sones de Asturias, sones distintos y sones de siempre, Adiós Rosina, adiós clavel, te vendré a ver por mañana y tarde

Alegrías y pesares, Caracoles con letra de la recientemente fallecida Isabel Escudero, suite de mineras que incluye una minera gallega, Tierra y centro. Se acerca el final y ahora es el turno de la canción que da título al disco, Firmamento, una canción que sale del alma.

Termina como empezó, por García Lorca, por los Jaleos, primero con música propia luego con la lorquiana en Yo me subí a un pino verde.

Apoteósico. Este año ya hemos visto cuatro espectáculos de Márquez de categoría state of the arts: los Diálogos de viejos y nuevos sones con la viola de gamba de Fahmi Alquai, el palestino sevillano director del Festival de Música Antigua de Sevilla y fundador y director de la Accademia del Piacere; un recital flamenco cien por cien en el Auditorio; en la Gala Flamenca al principio de este Festival, cantando poemas muy cercanos a lo de hoy, Firmamento, con el que empieza la última semana de la XII Suma Flamenca.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Teresa Fernandez Herrera

Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Colaboradora en Periodistas-es y en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

Ver también

Ayúdame 3D, la ONG que imprime felicidad

Bajo el lema, “ayudar es demasiado fácil como para no hacerlo”, Guillermo Martínez, un joven …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.