Periodismo en España: acoso policial a Mercè Alcocer

La Delegación del Gobierno en Madrid, a la que corresponde el mando de las fuerzas y cuerpos de seguridad en la capital de España, acaba de protagonizar un caso grave de acoso policial al multar con 600 euros a la periodista de Catalunya Ràdio Mercè Alcocer en aplicación de la conocida popularmente como ‘ley mordaza’, por traspasar una valla que impedía el acceso al expresidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol.

La periodista, especializada en información judicial y que se encontraba desplaza en Madrid como enviada especial de su medio para seguir la comparecencia de Jordi Pujol ante la Audiencia Nacional, ha sido acusada de ““infracción grave de desobediencia a la autoridad” por intentar acercarse al expresamente, acusado de varios delitos de corrupción,

“En una nueva muestra de la absurdidad de Ley Orgánica 4/2015 se ha sancionado a una profesional que se limitaba a hacer su trabajo. Es decir intentar acercar el micrófono de Catalunya Ràdio al protagonista de una noticia para obtener el máximo de información posible y ofrecerla a los oyentes del medio”, sostienen en un comunicado el Consejo Profesional y el Comité de Empresa de CatRàdio.

Según ha explicado Mercè Alcocer a través de su propia emisora, los agentes entorpecieron en todo momento la tarea informadora de los periodistas con un celo excesivo, impidieron acceder a los abogados y al fiscal, dentro y fuera de las dependencias judiciales, y al no poder acercarse para obtener declaraciones, intentó acceder por una calle lateral, donde le pidieron la documentación.

Mercè Alcocer ha explicado que no sabe «en qué momento desobedecí», porque cuando los agentes le advirtieron de que no podía pasar retrocedió para buscar otro camino hasta la zona en que se encontraba el resto de la prensa acreditada, donde siguió recogiendo testimonios del abogado. Pero cuando finalizó e intentaba abandonar la zona los agentes no la dejaron y la pidieron el documento nacional de identidad (DNI): «Estás fichada», afirma Alcocer que alegó la Policía.

Alcocer se ha quejado en declaraciones a Europa Press de impotencia: «en la multa pone que desobedecí a la autoridad, pero al decirme ‘alto’ me paré», afirma. Y asegura que no fue consciente de lo que podía ocurrir porque salió «disparada» para conseguir un corte de voz porque es su trabajo: «No me doy ni cuenta de que pasé la valla», agrega, y considera que «una cosa es un error, y otra es una desobediencia».

ACIJUR rechaza la sanción a Mercè Alcocer

La Asociación de Comunicadores e Informadores Jurídicos (ACIJUR) ha emitido un comunicado de absoluto rechazo a la sanción a Mercè Alcocer, en el que sostiene que «las condiciones en las que tienen que realizar su trabajo los periodistas que cubren la información de la Audiencia Nacional, son penosas» y muestran la «poca sensibilidad de algunas instituciones hacia la labor de los medios de comunicación».

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.