Periodistas asesinados en México: Lourdes Maldonado

No ha terminado enero y ya ha habido que enterrar a tres periodistas en México. Tras Margarito Martínez Esquivel y José Luis Gamboa Arenas, ahora hay que lamentar el asesinato de Lourdes Maldonado en Tijuana (como Margarito), Baja California norte, ayer domingo 23.

Hace unos días, el director de la Oficina de Reporteros sin Fronteras (RSF) en América Latina, Emmanuel Colombié decía que «2022 se ha estrenado con un baño de sangre para el periodismo mexicano» como consecuencia de los asesinatos de Margarito y José Luis.

También aventuraba que «estos dos asesinatos, cometidos con tan solo una semana de diferencia, hacen presagiar otro año sangriento para la libertad de prensa en el país. Sin embargo, esta violencia que se ceba con los periodistas y la impunidad que habitualmente la sucede no deben considerarse como una mera fatalidad. Las autoridades federales y la policía de Veracruz y Baja California tienen que hacer todo lo que esté a su alcance para identificar y detener a los autores de estas ejecuciones cobardes. Los mecanismos de protección también deben reforzarse».

Y tiene razón, en cuanto a que los mecanismos de protección deben reforzarse, o, más bien, deberían proteger. Porque Lourdes constaba en el Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de los Derechos Humanos del Estado desde 2021. Y no tuvieron que buscarla en ningún lugar escondido o protegido. Ella vivía en su casa, como siempre, y allí fueron a acabar con su vida sobre las siete de la tarde mientras se encontraba dentro de su automóvil.

Un político, principal sospechoso

La comunicadora, que trabajó para Televisa en su momento, estaba sufriendo por un pleito legal contra Jaime Bonilla Valdez, exgobernador de Morena, el partido que creó el actual presidente del país, López Obrador (Amlo), y empresario. También fue diputado federal y senador.

Tras nueve años de litigio por despido injustificado, hace unos días (concretamente el día 19) había ganado, pero sus problemas no se acabaron, porque se sentía perseguida y amenazada por Bonilla.

Las pruebas de esa situación están recogidas en su súplica a Obrador durante una de las comparecencias del mandatario en las sesiones informativas de las mañanas, en marzo de 2019. Le pidió ayuda porque temía por su vida, y el presidente le dio buenas palabras, como se puede escuchar en el siguiente vídeo.

Según informa el medio Infobae tras la sesión «mañanera» de hoy, Amlo se ha apresurado a negar que el asunto de la periodista y el político fuera un «asunto de amenazas».

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en general, de la mano de una publicación para profesionales, un buen día nuevos derroteros la llevaron al mundo de la política, pero sin dejar la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la solidaridad, a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después dejó España y se instaló en México. Allí comenzó a publicar en el periódico México Inteligente, donde tuvo su propia columna. Posteriormente, colaboró con el Periódico de Puebla y con revistas literarias, donde editó poesía. Un buen día contactó con Periodistas en Español, medio que le permitió relatar a los españoles lo que sucedía en el país azteca, así como describir las maravillas de su naturaleza. Tras siete años de estancia en México, a mediados de 2018 regresó a España. Actualmente sigue los avatares mexicanos y continúa contándolo en Periodistas en Español.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.