Pisar el cable pelado

Mientras media España política está imputada, gran parte de la otra media parece no darse por aludida y no deja de pisar el cable pelado

El riesgo de esta acción no es otro que el recibir un calambrazo, cuya intensidad puede ser de mil pares de narices.

Publica ABC Córdoba que el Ayuntamiento de la ciudad ha convocado una plaza a la que le falta incluir al final una disposición que diga: Esta plaza debe adjudicarse al arquitecto Pedro García del Barrio.

Vaya por delante mi consideración hacia quien fue gerente de Urbanismo en Córdoba, que es parte perjudicada en esta jugada.

Los requisitos son tan sui géneris que sólo una persona parece que puede cumplir los requisitos que se demandan, lo que deja bastante bloqueado el camino a otros profesionales que pudieran tener interés en la plaza.

Si no fuera porque afecta a los principios de capacidad y mérito, elementos primordiales de la igualdad entre las personas, el premiar en el proceso “especialmente el conocimiento de las realidades patrimoniales de Córdoba y la ciudad de Valparaíso (Chile)” sonaría a chiste.

Pero no lo es. Es la muestra de que algunos no han recibido el mensaje de que hacer las cosas de compadreo no es admisible y que quien la haga debe pagarlo.

En este caso se presenta la enjundia de que el contrato podría haberse adjudicado de manera directa por su cuantía, aunque se ha pretendido, al menos así lo parece a priori, vestir de unos visos de juego limpio que no tiene.

Haría bien la clase política en tentarse las ropas para no caer en el despecho del castigo que supone la persecución judicial de sus desmanes y despreciar el grave perjuicio que causan al sistema democrático con desmanes formales como este, que pueden terminar en los juzgados.

Sepan que siempre habrá alguien que esté dispuesto a jugar el papel que le corresponde en el sistema democrático, que algunos se empeñan en empañar con sus desaires, y poner en papel, físico o digital, como hoy ha hecho ABC Córdoba, sus pisadas en el cable.

Y aunque este llevase sólo la tensión de la imprudencia a la hora de convocar la adjudicación, lo que les da una descarga eléctrica liviana, mañana puede estar cargado de alta tensión y costarle algo más que unas cosquillas.

@alvarovegacid

www.alvarovega.es

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Álvaro Vega (Córdoba, España, 1963) es periodista de la Agencia EFE, actualmente en excedencia por su pertenencia desde mayo de 2008 al Consejo de Administración de la Agencia Pública Empresarial de la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA), que gestiona todos los soportes de Canal Sur, y forma parte de la junta directiva de la Sección Española de Reporteros Sin Fronteras (RSF) desde junio de 2011. Es autor de cinco libros, cuatro ensayos ("Palacio Portocarrero. Baluarte del Renacimiento en Palma del Río", "El pato que se hizo andaluz", "El papel de la prensa en Córdoba durante la II República" y "Provincializar no existe, pero funciona") y una una novela, "El letargo de Abudia". www.alvarovega.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.