Pobreza en España: El 20 % de los ancianos viven en infraviviendas

Un informe del Observatorio Social de la Fundación La Caixa, señala que el 20,1% de las personas mayores de 65 años en España, es decir, un millón y medio, reside en viviendas con una vulnerabilidad residencial extrema. 

El estudio, Envejecer en Casa, ¿mejor el pueblo o en la ciudad? recuerda que las personas con residencias en ciudades medianas son las que más acusan dicha vulnerabilidad. Al envejecer en un pueblo pequeño o en una ciudad grande, la calidad de las viviendas suele ser mejor; en el primer caso porque el anciano está amparado por el grupo social y por tanto, cuidado, y en el segundo, porque las condiciones de una casa en una ciudad suelen ser correctas.

La calidad de vida de las personas mayores se ve afectada cuando en el lugar de residencia no existen las necesidades básicas cubiertas. Garantizar una vejez autónoma y sobre todo de calidad, supone verse integrado en la sociedad y que la persona mayor pueda tener condiciones aceptables.

Calefacción, agua caliente, muros sólidos, camas accesibles, baños adaptados, cocinas adecuadas, etc, son condiciones necesarias para envejecer bien en el hogar y que de esa forma se beneficie la salud tanto física como mental.

La exposición a la vulnerabilidad de los accesos básicos y que las viviendas no estén en las condiciones necesarias sumergen a los ancianos en situaciones de estrés crónico y depresión porque no pueden afrontar los cambios por pequeños que sean. A la hora de valorar cómo es el envejecimiento y cuál es la calidad del mismo, los ancianos prefieren envejecer en su hogar, con sus recuerdos que en un lugar ajeno en donde sí tengan cubiertas sus necesidades básicas. La soledad, que es muy importante en esta etapa, se ve disminuida cuando se está en una ciudad pequeña o en el pueblo en donde las personas hacen grupos sociales que se amparan los unos a los otros, integrándose en la sociedad ya creada.

Actualmente existe la oferta de las viviendas colaborativas en donde mermar esta soledad  y garantizar las condiciones de vida, de forma que como modelo residencial, personas mayores conviven con jóvenes participan de la casa como una comunidad de vecinos activa; una oferta sin duda interesante para paliar los efectos de la vulnerabilidad de sus respectivos hogares.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

PhD, Doctora C.C. Información / Periodista / Editora Adjunta de Periodistas en Español / Divulgadora Científica / Profesora Universitaria / Fotógrafo / Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la Infancia y la Tercera Edad / Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor / Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios / Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland) / Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com / Coautora del libro EL CEREBRO RELIGIOSO junto a la Profesora López-Ibor. Editorial El País Neurociencia https://colecciones.elpais.com/literatura/62-neurociencia-psicologia.html / Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya / Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.comContacto Periodistas en Español: [email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.