¿Por qué es importante contratar un contable?

Una vez tenemos la idea de nuestro negocio y comenzamos a dar pasos para hacerlo realidad, el primer factor que deberíamos considerar es contratar a un contable o contador. Muchas personas piensan que pueden ahorrarse dinero si llevan la contabilidad ellos mismos, y con la disponibilidad de software contables, pareciera ser correcto. Entonces, ¿vale la pena contratar a un contador? ¿Cuál es la importancia de tener un contador hoy en día? Y, ¿en qué nos ayudan, con exactitud?

¿Por qué contratar a un contador actualmente?

En la actualidad existen muchas herramientas y programas contables. Aunque la mayoría tienen una leve curva de aprendizaje, no son complicados de utilizar. Entonces, si ya tenemos una herramienta contable, ¿por qué contratar un contador? La verdad es que, aunque el programa pueda ahorrarnos mucho tiempo, es simplemente una herramienta que organiza la información y lleva un registro, mas no hace el trabajo contable pertinente.

Los contadores no solo se encargan de llevar un registro, sino también nos ayudan a seguir la legislación al pie de la letra, nos evitan problemas legales y financieros a largo plazo, y nos guían para tomar mejores decisiones. Una herramienta nos puede dar información financiera, pero sin los conocimientos necesarios para saber interpretar esa información y hacerla útil, entonces no valdrá de nada. Un contador se especializa en tomar esta información para optimizar la empresa y mantenerla en el mejor rendimiento posible.

¿Por qué contratar a un contador desde el primer día?

Si estás comenzando un nuevo proyecto, tener a un contador desde el inicio será la mejor opción. No solamente tendrás la seguridad de tener una estructura y organización financiera-legal necesaria para comenzar, sino que también te ayudará a realizar un plan de negocios que sea realista y adecuado a tu situación.

Muchos emprendedores quieren saltar a la acción rápidamente y abrir su negocio lo antes posible. Sin embargo, hay que tener presente toda la regulación pertinente para hacerlo acorde a las leyes, algo que un contador tendrá en mente desde el primer día. Al tener la ayuda del contador sabrás que toda tu empresa estará en regla y que no habrán errores que te perjudiquen a largo plazo. No deberás preocuparte por futuras multas debido a errores u omisiones, ni tampoco correrás el riesgo de tener que cerrar tu negocio por incumplimientos.

Además, otra de las ventajas de tener un contador desde día uno, es que puedes realizar un plan de negocios realista y detallado. No solo conocerás la historia de tu negocio, sino también el estado actual y la proyección a futuro. Esto te ayudará a tomar mejores decisiones y realizar cambios pertinentes en el momento oportuno.

Aunado a esto, un plan de negocios avalado por un contador te abre las puertas a créditos bancarios e inversionistas interesados, ya que sienten confianza en la estabilidad, progreso y crecimiento de la empresa. Al elegir un contador de confianza, como GC Consultora, tendrás la certeza de que encontrarás nuevas oportunidades de negocio que te ayudarán a crecer.

¿Contratar a un contador interno o externo?

Una vez que entendemos la importancia de tener a un contador, lo siguiente que nos podemos preguntar es si contratamos a un contador interno o externo. Esto dependerá de las necesidades que tenga nuestro negocio y nuestras preferencias.

Un contador interno tendrá mayor información y alcance sobre los datos e información de la empresa. Por lo tanto, podrá proveernos con mejores insights sobre el rendimiento y estado actual del negocio, lo cual nos permite tomar medidas oportunas que nos pueden ahorrar mucho dinero a largo plazo. Un contador externo, por su lado, tendrá mejor dominio y conocimiento sobre las medidas, reglamentos y cambios legislativos que estén surgiendo, lo que te asegura que tu empresa siempre estará al día y en regla.

¿Cuál es mejor? Pues dependerá del presupuesto que tenga la empresa y de las prioridades que se establezcan en la misma.

¿Los trabajadores dependientes requieren de un contador?

Una de las dudas más frecuentes es si un trabajador en relación de dependencia requiere de un contador. La respuesta es muy sencilla: aunque no es obligatorio tener a un contador en este caso, ciertamente facilita y agiliza mucho trabajo. El contador no solo será el encargado de hacer todos los registros, cálculos y pago de impuestos, sino que también te ayudará a optimizar tus finanzas según tus necesidades y objetivos.

Un contador es un gran asesor y guía que nos puede a ayudar en muchos casos, por lo cual la mejor decisión es siempre contar con uno. Sin importar el tipo de negocio que tengas, si eres emprendedor o trabajador, un contador, sin duda, te hará la vida más sencilla.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.