¿Por qué están a la moda las tragaperras de celebridades?

Publirreportaje

La tragaperras Yola Berrocal Wild West del proveedor MGA Games encabezó la lista de las slots más jugadas en España apenas a dos semanas de su lanzamiento en febrero de 2021.

Tragaperras Yola Berrocal

El juego tiene como protagonista a la celebridad vestida como una sheriff del Viejo Oeste que combate a un grupo de bandidos que busca robar el tesoro del pueblo.

Con un RTP (retorno al jugador) del 91.05 POR CIENTO, Yola Berrocal Wild West tiene una rentabilidad menor a la de muchos otros juegos de casino. No obstante, eso no le ha impedido posicionarse como una de las tragaperras más populares del país.

Yola Berrocal Wild West apenas fue el primer título de una serie de tragaperras planeadas por MGA Games. Recientemente, la empresa HIZO el lanzamiento de su juego Daniela Blume Golden Throne, el cual se posiciona desde ahora para ocupar las primeras plazas de popularidad.

Así, queda demostrado que la combinación entre celebridades y juegos de azar es la fórmula comprobada para enamorar al público español. Pero ¿por qué?

La «fórmula ganadora»

Las tragaperras basadas en celebridades reúnen dos conceptos que tienen un efecto potente sobre la psicología humana: las máquinas de azar y el periodismo rosa.

Por una parte, las slots están diseñadas para «atrapar» a sus jugadores. Desde los efectos visuales al entregar un premio hasta el tono musical de los sonidos, todos los elementos de la máquina se encuentran optimizados para provocar un estado similar al de la meditación.

Los psicólogos describen a dicho estado mental como flow (flujo); una sensación de absorción plena donde la persona se encuentra comprometida con una actividad sin importar su verdadero objetivo.

Al efecto atrapante de las slots se aúna la naturaleza adictiva del periodismo del corazón. Aunque muchos califican este contenido como banal, vacío y obsceno, la realidad es que domina una buena parte de la televisión española.

Distintos profesionales han tratado de identificar las razones del éxito de la crónica rosa. El psicólogo Arturo Torres explica que estos programas ofrecen contenido «prohibido» que resulta atractivo para los televidentes, como dramas escandalosos y burlas insensibles.

MGA Games ha logrado reunir el flow de las tragaperras con el morbo provocado por los programas de cotilleos en un producto exitoso. Y ya comprobada la fórmula, será difícil que desaparezca del mundo de los casinos en línea.

Periodismo del corazón y slots: ¿mala combinación?

Las críticas a la prensa del corazón y los juegos de azar no son pocas. Por años, distintos colectivos han tratado de prohibir ambas actividades con argumentos que van desde afrentas a la moral hasta problemas de ludopatía entre menores de edad.

Sin embargo, tanto las slots como los programas de cotilleo son quienes dominan la atención pública. Hoy en día, sintonizar a Sálvame o jugar a las tragaperras en un casino en línea es una actividad al alcance de todos.

Una razón a favor de las slots de celebridades es la pregunta: «¿A quién lastiman?». Después de todo, se trata de juegos inofensivos que, usados con mesura, pueden ser una fuente de entretenimiento.

No obstante, siempre quedan las dudas sobre su potencial adictivo. Después de todo, España es uno de los países con más ludópatas en todo Europa.

Solo el tiempo dirá si el matrimonio entre celebridades y casino es una fórmula exitosa e inofensiva, o por el contrario, otro mal para sumar a nuestra sociedad.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.