Préstamos online, la alternativa a los créditos bancarios

Miles de personas se han encontrado en el mundo en situaciones sobrevenidas de penuria económica por quedar comprendidas en regulaciones de empleo forzadas por las consecuencias del confinamiento para erradicar la pandemia de la COVID-19, con una merma sustancial de ingresos que les obligaba a refinanciar los compromisos familiares adquiridos.

Pagos en efectivo con billetes de 500 euros
Pagos en efectivo con billetes de 500 euros

Cuando las condiciones económicas del país están mejorando, paradógicamente, las posibilidades de acceder a financiación personal no se han recuperado, las entidades bancarias tradicionales siguen muy tocadas y practican una política de préstamos o créditos muy restrictiva.

En este escenario, Internet, que ya se ha revelado como una gran ayuda para encontrar la mejor oferta en muchos servicios, aparece también como una herramienta que puede conectar a personas necesitadas de financiación con entidades que llegan al mercado sin los lastres de las grandes corporaciones bancarias, y pueden analizar las necesidades de una persona concreta y su capacidad económica en un breve plazo, resolviendo también con rapidez la operación.

Comparadores de préstamos online en España ofrecen la posibilidad de revisar las ofertas vigentes en el momento de diferentes entidades, y mostrarlas para que cada persona pueda elegir la que mejor se adapte a su necesidad de financiación y a su capacidad de devolver ese préstamo en una fecha pactada.

Informarse a través de un comparador es importante porque existen multitud de préstamos de diferentes compañías que se actualizan constantemente en función del mercado y controlar todas las ofertas disponibles de manera manual llevaría demasiado tiempo y, por ello, es muy útil que faciliten a la persona interesada las características de cada una: como los tipos de interés, las cuotas, las condiciones, las comisiones y cualquier otro concepto que pueda incidir en el coste final de la operación.

En definitiva, a las posibilidades que han dejado de otorgar bancos y cajas desde el inicio de la crisis, a la excesiva penalización de los descubiertos en cuenta corriente por pagos imprevistos, o la necesidad de reservar el saldo de las tarjetas de crédito para las compras cotidianas, así como los altos intereses para el pago fraccionado que pide ahora la banca tradicional, responden ahora los nuevos préstamos personales que se gestionan en Internet, pero como en toda novedad, los usuarios deben prestar atención hasta comprender debidamente todas las peculiaridades de estas operaciones, para elegir la mejor opción para cada necesidad y con el menor coste posible.

Ejemplos en los que recurrir a este tipo de préstamos personales resulta conveniente hay muchos, entre ellos hacer frente a pagos previstos para evitar saldos deudores que llevan aparejado un cargo en cuenta, o evitar la devolución de recibos que pueden suponer el corte de servicios esenciales como el teléfono, la luz o el gas, que supongan pagar una cuota de reconexión para activarlos de nuevo.

Y todo con la facilidad añadida es poder gestionar todo el proceso desde casa, a través de internet, con periodos de respuesta muy cortos, pero sin olvidar recurrir siempre a un comparador en línea que nos facilite el análisis y la decisión.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.