Ramón Paso reestrena “Las leyes de la relatividad aplicadas a las relaciones sexuales”

0
206

Luis de Luis[1]

“We are all prisoners here of our own device”
“Aquí todos somos prisioneros de nuestra propia ratonera”
Hotel California (The Eagles)
“There must some way out of here”
“Debe haber alguna salida de aquí”
“Said the Joker to the Thief”
Dijo el Bufón al Ladrón
“There´s too much confusion, I can´t get no relief”
“Hay demasiada confusión. No consigo encontrar alivio”
All along the watchtower
A lo largo de la atalaya
Bob Dylan

Como en un ring circense los personajes entran y salen, se dan el relevo, se alternan, se cruzan y separan. Y no, no son personajes en busca de autor que lo tienen (¡y enorme!) en Ramón Paso; son personajes en busca de compasión (esa búsqueda llena y preside la función), son personajes a quienes no es aplicable ley alguna (aunque ellos no lo sepan y deben descubrirlo).

En un sentido; esta magnífica obra es un viaje iniciático que algunos no lograrán culminar, otros sí lo harán, otros se conformarán, otros se aceptarán; en otro sentido, es una función que habla de la supervivencia a la ausencia del padre (física, presencial, anímica… ausencia al fin y al cabo de la queda vacío).

Hay mucho de plegaria durante el recorrido en círculos concéntricos de los personajes, plegaria que nace de la rabia, de la impotencia de la soledad; plegaria que se dirige a lo alto, a a lo lejano, a lo cercano.

Recorriendo las muchas encrucijadas y atalayas de la función conviven los personajes encarnados por un elenco en estado de gracia; Jordi Millán quien llena de fatalismo a su personaje, Alicia Tomé dota de desconcierto al suyo, Aitana S. Luschinger estalla poseída de desesperación y una solventemente maquinal Alicia Rueda se convierte en un témpano implacable.

Mientras, a su alrededor, vuelan, cada vez más efervescentes y marxianas, Inés Kerzán (quien tiene la melancolía abstracta de Harpo); Ángela Peyrat (que hace suyas la ironía realista y bienhumorada de Chico) y Ana Azorín (que encarna la versatilidad practica, verborréica y cínica de Groucho).

“Las leyes…” es, empero, una obra serena y limpia lo que resalta la enorme fragilidad, la enorme vulnerabilidad de sus personajes que, encerrados con un solo juguete, dan vueltas sobre sí mismos buscando “algo que no sea relativo, algo a los que agarrarse”.

Como usted, como yo, como todos, como cualquiera.

  1. Luis de Luis es crítico teatral.

Ficha artística 

  • Reparto: 
    Ana Azorín, Inés Kerzan, Ángela Peirat, Jordi Millán, Alicia Tomé, Aitana S. Luschinger y Alicia Rueda
  • Producción ejecutiva
    Pasoazorín Teatro
  • Ayudante de dirección
    Blanca Azorín
  • Dirección
    Ramón Paso

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.