“Rancapinos” en Andalucía Flamenca

Viernes 11 de diciembre de 2015, el Auditorio Nacional de Madrid en su ciclo Andalucía Flamenca ofrece un concierto protagonizado por Alonso Núñez Rancapino padre y Alonso Núñez Rancapino hijo, dos generaciones de un linaje gitano que se remonta hasta los abuelos del padre, especialmente a la abuela La Obispa. Una estirpe de Chiclana de la Frontera. (Cádiz) Y es que, sin duda alguna, históricamente, ser de Cái imprime carácter.

Estuvieron acompañados por el guitarrista Antonio Higuero, la violinista Sophia Quarenghi; al compás Cepa Núñez y Manuel Cantarote. 

Concierto Andalucía Flamenca. Rancapino Chico, Antonio Higuero y Sophia Quarenghi. Fotos CNDM (Centro Nacional de Difusión Musical
Concierto Andalucía Flamenca. Rancapino Chico, Antonio Higuero y Sophia Quarenghi. Fotos CNDM (Centro Nacional de Difusión Musical

 

Comenzó el concierto Rancapino Chico, vestido muy formalmente,  con traje y corbata negra. Se le nota la estirpe, el respeto a sus mayores. Su flamenco es fiel a las raíces profundas del cante, digno heredero de su padre y se agradece que quede alguien que crea en la conservación de la pureza de estilo. Hoy en día es un referente del flamenco puro de los cantes de Cádiz; en él están presentes los más grandes, la Perla de Cádiz, Enrique el Mellizo, Paco Toronjo o Juan Talega. Como su padre, conserva la escuela de Manolo Caracol, Antonio el de la Calzá, Juanito Valderrama.

Comparte escenario con los grandes de hoy. Lleva su carrera sin desvirtuarlo, haciendo los cantes puros como su padre.

Comienza el concierto con un homenaje a Valderrama con cantes de Cádiz. Tiene una voz que se nota muy trabajada, muy personal, es una voz limpia, con maestría en el manejo de sus cuerdas vocales, con sostenidos que arrancan merecida admiración en la sala. Es de los que obligan al espectador a hacer respiración consciente para no ahogarse, mientras él sigue sosteniendo trémolos vocales que las palabras no pueden explicar.

Amor a los cantes de Cádiz, sigue con una serie de fandangos que transmiten vivencias de amor sin pedir nada a cambio. Una gozada, la sincronía de ritmos entre cantaor, toque de violín y guitarra, compás de palmas y pie, solos, dúos instrumentales…Insisto, el acoplamiento rítmico es una delicia para quien sabe escucharlo y discernirlo.

No podían faltar entre los cantes de Cádiz las alegrías, los tanguillos, una serie de cantes de su segundo disco Cante y toque, fandangos de la calzá, parte de la serie de bulerías Páseme usted el Estrecho, la zambra La mantilla de Manuela, la soleá Mi niña Ana. Este hombre siente hasta el fondo del alma lo que dice, con la voz y con la expresión corporal. Hay algo de ancestral, de siempre, de ayer y de hoy, que emociona.

Andalucía Flamenca. Rancapino Chico y Antonio Higuero. Fotos CNDM
Andalucía Flamenca. Rancapino Chico y Antonio Higuero. Fotos CNDM

 

La violinista Sophia Quarenghi es una prueba andante y tocante de la atracción irresistible por la magia del Flamenco. Nacida en Basilea, Suiza, de madre italiana,  estudió desde muy niña en el conservatorio de su ciudad natal  violín y baile clásico. Tocó en la Orquesta de Cámara varios años y llegó a ser solista en la Orquesta Sinfónica del conservatorio de Basilea. Estudió medicina, se doctoró en 1993, trabajó en investigación neuroquímica hasta 2002.

Cambió su vida  un encuentro con el flamenco en Almuñecar (Granada) en 1985, que la llevó a simultanear el ejercicio de la medicina con el estudio de baile flamenco. Empezaron a menudear los viajes a Andalucía durante doce años, hasta que en 2002 se instaló en Jerez de la Frontera. Desde entonces dedica el violín al flamenco. En este corto espacio de tiempo tiene ya una larga historia de colaboraciones con artistas jerezanos, presencia en festivales, toda una historia de amor con el flamenco. En la actualidad es miembro de la compañía del guitarrista Paco Cepero y de la compañía de la bailaora María José Franco. Colabora con cantaores, entre ellos con Rancapino Chico. Es una virtuosa del violín.

El guitarrista Antonio Higuero o el arte de vivir el flamenco, de Jerez de la Frontera, enamorado desde niño de la guitarra, empezó a actuar en público en el cuadro flamenco de jóvenes España Jerez. Después llegaron las actuaciones solistas y acompañando a cantaores y bailaores, Nano de Jerez, Rancapino, la Macanita, el Mono de Jerez. Es reclamado por figuras como Fernando Terremoto, Antonio Reyes al que acompañó en los dos Premios Nacionales de Córdoba. Sus referentes a la guitarra van de Melchor de Marchena a Niño Ricardo, Parrilla de Jerez, Manuel Morao, Vicente Amigo, Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Gerardo Núñez…Internacional con acompañamiento y conciertos en Francia, Bélgica, Holanda, México, Reino Unido, Alemania.

Rancapino padre

Solo con la guitarra, cante y toque, a la antigua usanza, les asoma a los dos la guasa, la complicidad gaditana por los cuatro costados, como un arte añadido a los rasgueos, centros y picados y a la voz ronca, rota, arte y estilo de flamenco antiguo y puro. ¡Que pulmones conserva el tío a los setenta años!

Auditorio Nacional. Rancapino padre y Antonio Higuero. Fotos CNDM
Auditorio Nacional. Rancapino padre y Antonio Higuero. Fotos CNDM

 

Como no podía ser de otra manera empieza con un homenaje por bulerías a Camarón de la Isla, amigo entrañable de juventud, de cantes por tablaos y peñas flamencas. Sigue con una soleá cantada con el alma abierta para recibir tanta belleza y pureza. Pura esencia flamenca de raíz jonda, jondísima del pueblo. Al compás de los palmeros, maestros de lo suyo de primera categoría, se va por una larga serie de alegrías, lo mejor para celebrar tantas vivencias acumuladas a lo largo de una vida.

Solo dos discos en toda su vida, Rancapino 1976 y Rancapino 1996. No le hace falta más. Su voz sin tiempo, grabada o no, nos conduce a profundidades que nadie ha podido imitar. El término Rancapino se ha convertido en la definición de un sonido primigenio y único, en una expresividad natural, herencia ancestral de una familia que él reproduce con la frescura de lo último del aquí y ahora en un flujo de emoción sin esfuerzo. Él simplemente deja fluir su caudal artístico a través de sus capacidades comunicativas. La suya es una música para saborear, para vivirla con pasión y gozo. Una música, como dice él,  para ser más felices.

Genio y figura.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Colaboradora en Periodistas-es y en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.