Reedición del libro La desintegración de Yugoslavia

Más de un cuarto de siglo después de lo acontecido, una nueva edición y ampliación de un libro vuelve a recordar lo que se dio a conocer como ‘La desintegración de Yugoslavia’. Su autor es el prolífico profesor de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Madrid Carlos Taibo, que justifica la más que necesaria actualización de su obra, publicada inicialmente en el año 2000.

Carlos Taibo YogoslaviaComo otros trabajos del profesor Taibo es muy documentado y con un carácter pedagógico, como destaca, y sobre todo, muy clarificador en muchos aspectos. Lejos de reduccionismo sobre el conflicto: serbios malos, bosnios, buenos y que todos los nacionalismos son muy malos, rechazando las explicaciones ‘mágicas’; en su obra explica y matiza todo lo ocurrido aclarando lo complejo de la situación además de recordar que una cosa son los gobiernos y otras los pueblos, y defender que existían nacionalismos que buscaron la convivencia.

De los once capítulos del libro, dos son de nueva creación, ‘El hervidero macedonio’ y ‘Después de la desintegración, un balance (2001-2017), hay capítulos específicos a las guerras de Croacia, Bosnia –concluida tras los acuerdos de Dayton- y la intervención militar en Kosovo.

Sí menciona el papel de la comunidad internacional y hace una acertada crítica de la intervención de la OTAN recordando que se hizo sin la anuencia de Naciones Unidas y su Consejo de Seguridad, no se agotó la posibilidad de la vía pacífica y finalmente la improvisación de sus acciones. Por no recordar, como figura en el texto, que si se trataba de restaurar derechos por qué no se actúa, por ejemplo, en el Sahara o Palestina.

También cita algo importante que recuerda en el capítulo 11 de conclusiones, que el controvertido Tribunal Internacional de La Haya no haya juzgado los crímenes contra civiles serbios que provocaron los bombardeos de la OTAN, organización que aportaba, curiosamente, la mayoría de las pruebas a los jueces.

Otro punto a no olvidar es el de los refugiados que se generaron a raíz de los años de conflicto bélico y los enormes cambios demográficos producidos, analizados en el punto 6 de las conclusiones y que se pueden seguir también en los datos estadísticos.

También citar algunos peros, como por ejemplo, en los materiales en el apartado de Protagonistas falta algo tan sencillo como ubicar fechas con el nacimiento y en muchos casos muerte de los personajes históricos citados.

Otro pero es la ausencia de referencias concretas a España, tan solo cita a Carlos Westendorp pero ignora a Javier Solana, secretario general de la OTAN cuando los bombardeos de Belgrado así como en la referencia a los países de la Unión Europea que no reconocen la independencia de Kosovo –página 146- no se cita a España, el único de la Europa Occidental que no lo ha hecho.

Como curiosidad aunque el autor menciona que prefiere la forma en albanés Kosova, la Fundéu y el diccionario panhispánico de dudas señala que la correcta es Kosovo tanto con acento como sin él. Por cierto, en su mapa se echa de menos especificar la zona que ocupa la actual minoría serbia.

Destacar las 12 páginas de bibliografía comentada y documentada que refleja un trabajo exhaustivo en un tiempo en que muchas fuentes se basan en internet, la wikipedia y poco más.

Para resumir, obra pedagógica y no solo modesta como apunta el autor, verdadero experto en el tema de la Europa oriental o del Este y recomendable para el que quiera acercarse a unos hechos de los que ha pasado ya más de un cuarto de siglo desde que se iniciaron siendo conocidos como señala el título como la desintegración del hasta entonces estado federal de Yugoslavia. Añadir que el libro también fue editado en gallego en su día.

Carlos Taibo dirigió en la UAM un programa de estudios rusos, siendo autor de una veintena de monografías sobre la Europa central y oriental contemporánea. Las más relacionados con la actual obra son Crisis y cambio en la Europa del Este (Alianza Editorial, 1995), Guerra en Kosova (Libros de la Catarata, 2001), Rusia frente a Ucrania. Imperios, pueblos, energía (Libros de la Catarata, 2014), Historia de la Unión Soviética (Alianza Editorial, 2017) y La Rusia contemporánea y el mundo (Libros de la Catarata, 2017).

También citar que ha escrito sobre temas gallegos y portugueses, el más reciente, O penalti de Djukic (Através das letras, 2016), antes Comprender Portugal (Libros de la Catarata, 2015), y dos sobre el poeta portugués Fernando Pessoa, Como si no pisase el suelo (Editorial Trotta, 2011) –versión gallega publicada en 2010 en Através editora- y Fernando Pessoa. Poesía (Libros de la Catarata, Madrid, 2014).

  • La desintegración de Yugoslavia. Carlos Taibo
    Editorial Catarata, 14,50 euros
    238 páginas, Prólogo, 11 Capítulos, Materiales (Mapas, Nombres del lugar, Protagonistas, Cronología, Datos estadísticos, Bibliografía) e Índice.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2016. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.