Rocío Márquez y Fahmi Alqhai en el Auditorio Nacional

El 2 de diciembre 2016, dentro del ciclo Fronteras del Auditorio Nacional de Madrid, tuvimos el privilegio de ver y escuchar al trío compuesto por la cantaora Rocío Márquez, el maestro mundial de la viola da gamba Fahmi Alqhai y el reconocido percusionista Agustín Diassera en el concierto Diálogos de viejos y nuevos sones, un proyecto de músicas populares de raíz, flamencas y barrocas. Una auténtica joya estrenada en la pasada Bienal de Sevilla en la iglesia de San Luis de los Franceses y que obtuvo el premio Giraldillo a la innovación musical.

Rocío Márquez y Fahmi Alqhai en 'Dialogos de viejos y nuevos sones' en el Auditorio nacional de Madrid. Foto Centro Nacional de Difusión nacional (CNDM)
Rocío Márquez, Fahmi Alqhai y Agustín Diassera en ‘Dialogos de viejos y nuevos sones’ en el Auditorio Nacional de Madrid. Foto Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM)

Cada proyecto de la onubense Rocío Márquez  representa un nuevo experimento, un paso más hacia un territorio sin límites que ella sabe que puede lograr con su voz prodigiosa. Una voz que empezó a cultivar a la edad de nueve años en la Peña Flamenca de Huelva, que compaginó con estudios de piano y técnica vocal. En Sevilla  fue becaria de la Fundación Cristina Heeren, hizo la diplomatura de magisterio musical en la universidad y continua con estudios universitarios de grado superior y especialización en flamenco. Desde niña ha actuado y obtenido premios en peñas y festivales, concursos de radio y TV. Su punto de inflexión llegó en 2008 ganando la Lámpara Minera en el Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión y cuatro primeros premios más por Mineras, Tarantas, Murcianas y Fandangos, algo que solo había conseguido Miguel Poveda. Ha actuado en toda Europa, Estados Unidos, Marruecos, Jordania, Egipto, Turquía, Siria, Líbano, Omán.  Rocío Márquez se ha convertido en un testimonio de superación en la diversidad.

Rocío Márquez, Fahmi Alqhai y Agustín Diassera en 'Diálogos de viejos y nuevos sones' en San Luis de los Franceses, Bienal de Sevilla 2016
Rocío Márquez, Fahmi Alqhai y Agustín Diassera en ‘Diálogos de viejos y nuevos sones’ en San Luis de los Franceses. Foto Bienal de Sevilla 2016

Esta es la segunda incursión del maestro Alqhai en el flamenco con su nada flamenco instrumento musical. Ya lo hizo con el cantaor Arcángel, el guitarrista flamenco Miguel Ángel Cortés y el mismo percusionista de este proyecto, Agustín Diassera y otros artistas de la Accademia del Piacere. El proyecto De idas y vueltas ganó en 2012 el Giraldillo a la mejor música de la Bienal.

Fahmi Alquai nació en Sevilla de padre sirio y madre palestina. Pasó su primera infancia en Siria donde ya empezó a formarse como músico. A los 18 años ingresa en el Conservatorio Superior de Sevilla para estudiar viola da gamba, estudios que continua en la Schola Cantorum de Basilea y en el conservatorio de Lugano. A los 22 empieza su carrera como solista. En 2002 funda la Accademia del Piacere; tiene su propia discográfica, Alqhai & Alqhai; desde 2009 es director artístico del Festival de Música Antigua de Sevilla. Hoy en día es reconocido como uno de los mejores intérpretes de viola da gamba en el mundo y como renovador  de la música antigua en un arriesgado acercamiento personal a los repertorios históricos.

Diálogos de viejos y nuevos sones ha buscado en todas las tradiciones de las raíces del flamenco y en el crecimiento de nuevas ramas en una constante interacción entre lo nuevo y lo antiguo; ha investigado los puntos de unión de los cantes de hoy con sus orígenes, a través de la tradición oral y del estudio de viejos manuscritos; cantes idos desde Andalucía a América y vueltos a Andalucía; chaconas y marionas que llegaron por el Atlántico y fueron escritas en los primeros libros de guitarra española en el siglo XVII; cantos en ostinato de Claudio Monteverdi; el antiguo villancico catalán El cant dels ocells, nana cantada al Niño Jesús a nivel internacional; seguiriyas ancestrales con sus acordes venidos de la Italia del Seicento , tientos y tangos.

Rocío Márquez, Fahmi Alqhai y Agustín Diassera en 'Diálogos de viejos y nuevos sones'. Auditorio Nacional de Madrid. Foto CNDM
Rocío Márquez, Fahmi Alqhai y Agustín Diassera en ‘Diálogos de viejos y nuevos sones’. Auditorio Nacional de Madrid. Foto CNDM

Un repertorio rico y diverso que no gustó y fue criticado por los puristas sevillanos y que encanta a la mayoría del público.  En Madrid emocionó en la Sala de Cámara del Auditorio llena a tope. Un repertorio que trajo cantes de vuelta con Mi son que trajo la mar; sigue con Bambera de Santa Teresa, la nana del Cant dels Ocells, (canto de los pájaros) el cante de Alosno La mañana de San Juan. El barroco italiano con el tema de Claudio Monteverdi Si dolce é il tormento; un cante de ida y vuelta con Canarios y para terminar Ayres de peteneras y la seguiriya histórica que la voz y sentimiento de Rocío convierte en exclusiva.

Rocío Márquez y Fahmi Alqhai han hecho un largo recorrido fuera de su territorio de confort para llegar a un extraordinario entendimiento musical mutuo, a una adaptación del cante a la viola y de la viola al cante que ha producido algo nuevo y exquisito. Yo me decía durante el concierto: Rocío canta así porque está acompañada por la viola; nunca podría sonar de este modo con una guitarra. Pero Rocío cantó flamenco pese a todos los puristas habidos y por haber; un flamenco más profundo, entre el ayer y el hoy; cada nota de viola parecía estar esperando al cante y las pausas en el cante que llenaban las notas de la viola se asemejaban a un sueño, una vibración del alma.

Comparan a Rocío con Enrique Morente; por encima de todo ambos son músicos y creadores, respetuosos de la tradición, pero conscientes de que los caminos del cante son infinitos y que anclarlos en el pasado sería como hacerle morir. El cante es como el fluir de la vida y ellos así lo entienden y practican. En el concierto van sucediéndose las estrofas vocales y las instrumentales; cautiva la voz limpia de soprano alto de la cantaora; su mano marca el compás a las modulaciones de la voz de un modo tal que se hace imprescindible. Agustín Diassera pone el contraste vanguardista con la percusión, metal y madera. En los dúos con Rocío pone el énfasis a sus sostenidos increíbles y sus improvisaciones complejas.

Rocío Márquez y Agustín Diassera en 'Diálogos de viejos y nuevos sones'. San Luis de los Franceses, Sevilla. Foto Bienal 2016
Rocío Márquez y Agustín Diassera en ‘Diálogos de viejos y nuevos sones’. San Luis de los Franceses, Sevilla. Foto Bienal 2016

Rocío canta en italiano a Monteverdi mientras la viola del maestro se torna en una voz más. Se nota el paso adelante en el trabajo vocal de Rocío, probando otros registros, ampliando posibilidades  trabajadas por primera vez. El lenguaje barroco de la viola marca el paso de un dúo que puede hacer historia.

Canarios empieza con un concierto de viola que remite a músicas de antaño en las que la percusión pone la nota actual; luego se queda sola la percusión de Diassera en una preciosa arquitectura a la que se incorporan las cuerdas de Rocío que suenan a copla con toques atlánticos.

La viola da gamba, instrumento con orígenes renacentistas y plenitud barroca se hace flamenca, Fahmi Alqhai sabe como, para las peteneras y la seguiriya que ponen fin a un bellísimo y novedoso concierto.  Alqhai improvisa, a veces se vuelve atonal, su voz suena a flamenco distinto, muy antiguo o muy moderno, que unida a la parte vocal  crea una fusión bellísima de ambos instrumentos de cuerda.  Es flamenco total, pero claramente ambos están creciendo, experimentando sonidos que ya son un logro.

Fahmi Alqhai en 'Diálogos de viejos y nuevos sones'. San Luis de los Franceses, Sevilla. Foto Bienal 2016
Fahmi Alqhai en ‘Diálogos de viejos y nuevos sones’. San Luis de los Franceses, Sevilla. Foto Bienal 2016

Más claro que nunca, con la seguiriya se escucha, se nota que el influjo musical de la  viola transforma el estilo de voz de la cantaora, que se vuelve honda, honda, puro corazón; conversan, se escuchan, se responden al tiempo que Diassera pone el tiempo presente con la madera y el metal.

Y así acaban estos Diálogos de viejos y nuevos sones, fruto de un trabajo serio, profesional y creativo, en un diálogo que prescinde de lo superfluo, final de un viaje que acaba en plenitud de emociones profundas.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Colaboradora en Periodistas-es y en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.