¿Se pueden conseguir préstamos sin nómina con buenas condiciones?

En España es muy habitual que los bancos aprovechen los momentos de necesidad de los clientes para fortalecer el vínculo a largo plazo. Una de las formas de hacerlo es solo ofrecer la posibilidad de obtener un préstamo a aquellos clientes que tengan domiciliada la nómina con ellos. Como consecuencia, hace unos años vivimos un momento en que obtener un préstamo sin nómina era caro y, a veces, incluso imposible.

Afortunadamente, las cosas han cambiado y, ahora, en las webs de comparación de préstamos siempre solemos tener una página como esta, dedicada a los préstamos sin nómina con una buena cantidad de opciones.

¿Qué condiciones se pueden conseguir en los préstamos sin nómina?

Por lo general, podríamos considerar las condiciones de los préstamos que exigen domiciliar la nómina como una promoción. Por tanto, los préstamos sin nómina suelen tener peores condiciones.

De hecho, hace unos años, la gran mayoría (aunque había excepciones) de préstamos sin nómina estaban dentro de la categoría de préstamos rápidos. Es decir, préstamos con requisitos casi inexistentes, pero con altísimos intereses y plazos de devolución muy cortos.

Ahora, las cosas han cambiado. Por supuesto, los préstamos rápidos sin nómina siguen existiendo, pero ya son muchas las entidades con intereses más bajos que también ofrecen la opción de solicitar préstamos sin nómina online. Podrás verlas en cualquier comparador.

En este sentido, es importante matizar que nómina no es lo mismo que ingresos. Los préstamos sin nómina suelen referirse a préstamos con ingresos, pero que no proceden de un trabajado para un empleador. Es decir, son préstamos pensados para trabajadores autónomos, pensionistas, personas que cobran prestaciones de desempleo u otras, etc.

Los que busquen préstamos sin ingresos de ningún tipo, probablemente tendrán que acudir a webs en las que se pone un bien como garantía. En internet, lo más habitual es el coche, pero en las ciudades suele haber lo que tradicionalmente se conoce como casas de empeños. Para cantidades mayores, probablemente la única opción viable sean los préstamos con garantía hipotecaria.

Por tanto, si tenemos en cuenta los préstamos sin nómina, pero con ingresos regulares, los intereses que se pueden conseguir suelen partir del 4 por ciento siempre sin tener en cuenta posibles presentaciones de avales o garantías que podrían tener como resultado bajar los intereses algo más.

Para conseguir las mejores condiciones posibles, los expertos siempre recomiendan comparar. Una de las ventajas de los préstamos sin nómina es que al precisamente no exigir la domiciliación de los ingresos, permiten mucha más movilidad al usuario, que puede hacer su solicitud prácticamente donde quiera, sin que afecte al resto de sus operaciones financieras habituales.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.