Inicio / BLOGS / Sen: la elección natural para el estreñimiento crónico

Sen: la elección natural para el estreñimiento crónico

Las hojas de sen, (senna alexandrina) una planta originaria de Egipto, especialmente de la región de Nubia, el África tropical, la India, Pakistán y China, se está utilizando en Europa para aliviar los problemas puntuales de estreñimiento crónico y de digestión. Si bien el sen podría calificarse de laxante-estimulante, este actúa directamente sobre la mucosa intestinal y activa el peristaltismo del colon y por tanto la secreción de agua. 

El sen, tanto en té como en cápsulas, está aprobado por la FDA (Administración de Drogas y alimentos de Estados Unidos), y se aconseja que la dosis máxima sea entre 0.5 y 2 grams de hojas por taza; es decir, media cucharada de café y si la dosis supera estos miligramos hablaríamos ya de toxicidad. Contienen mucílagos, antraquinonas libres, heterósidos antraquinonicos y flavonoides que actúan directamente sobre las terminaciones nerviosas, de ahí que controlen la movilidad intestinal.

El sen, realmente irrita el recubrimiento del intestino generando un efecto laxante y lo inflama para que el tránsito sea rápido, con lo cual, hay que tener cierta precaución si se abusa de él.

Para evitar la toxicidad de los senósidos es conveniente tomarlo solamente cuando exista un atasco de varios días porque puede inducir al coma en algunos pacientes si no se controlan el resto de los efectos secundarios que produce. Además, si se acostumbra al intestino a depender de esta planta el intestino se vuelve vago y puede empeorar el sistema digestivo. En algunos casos, si se ha de depurar el organismo es importante ayudarse con hojas de sen dado que además es diurético.

El abuso de las hojas de sen que muchas veces se utiliza para adelgazar supone un aumento de la diarrea y diuresis que puede ocasionar deshidratación. Por otro lado, puede disminuir la vitamina K con el consiguiente riesgo de hemorragias; no debe nunca utilizarse si se tiene una patología cardíaca ni tampoco si se padece del hígado y obviamente jamás debe ingerirse si se está embarazada por el riesgo de contracciones o parto prematuro. Tampoco deben tomarlo pacientes con apendicitis, diverticulitis, colitis, enfermedad de Crohn, celíacos, o pacientes con insuficiencia renal.

En cualquier caso, elegir una ayuda para combatir el estreñimiento es una decisión que debe ser consultada con su médico de familia. No siempre las plantas son buenas para la salud porque los efectos sobre nuestro organismo son importantes y al igual que ayudan a evacuar, en algunos casos, pueden tener consecuencias muy negativas que deben ser valoradas por un facultativo. La mejor manera de mantener el estreñimiento a raya es hacer ejercicio moderado, beber al menos dos litros de agua, comer frutas y verduras frescas y ver la razón de ese cuadro médico. Muchas veces el estreñimiento es causa de alguna otra enfermedad. Puntualmente, por un viaje, un cambio horario o de rutinas se puede padecer, pero siempre hay que buscar la razón.

Automedicarse nunca; con plantas tampoco.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Ana De Luis Otero

PhD, Doctora C.C. Información. Periodista. Editora Adjunta de Periodistas en Español.- Divulgadora Científica. Profesora Universitaria. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Médica - Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la infancia y la tercera edad. Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor. Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios. Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland), Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya. Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.com.-

Ver también

La educación del rey poster

“La educación del rey”, metáfora argentina de iniciación

La ópera prima del argentino Santiago Esteves es una película madura y sincera, un thriller …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: