Susana Hornos en María Teresa y el león: toda una vida bajo las aguas

"Yo nací para amar, para dar, no me importa si me lo devuelven o no"

Bajo un cartel anunciador muy cinematográfico, donde una mujer lucha por no ahogarse, nos encontramos a una única actriz, Susana Hornos, quien ha puesto alma corazón y vida en una función, María Teresa y el león, de la que además es dramaturga.

Maria Teresa y el León

El texto se inspira en las memorias de la propia María Teresa León, Memoria de la melancolía, pero lo que cuenta en él es verdad y hay documentos históricos que así lo avalan, siendo el estudio más reciente el ensayo Palabras contra el olvido. Vida y obra de María Teresa León (1903-1988) de José Luis Ferris. Premio Antonio Domínguez Ortiz de Biografías 2017, editado por Lara.

Nada es inventado aquí como no sea el final poético y necesario de vuelta al cosmos materno de Logroño, donde nació, y por eso la Fundación La Cogolla, allí donde nació la lengua, tiene algo que poner aquí como patrocinio.

La obra trata sobre la vida y la obra de la escritora María Teresa León desde que conoció a Alberti, al que decidió entregarse en cuerpo y alma.

Yo nací para amar, para dar, no me importa si me lo devuelven o no.

Con estas premisas, es fácil olvidarse de uno mismo para dar de comer, dar aliento y amor al peregrino que llega a tu puerta, ir de un exilio a otro sin intentar nunca ponerte tú a salvo.

Si se le quieren poner calificativos como feminista, se puede, pero lo único que dice es la verdad de los hechos que no necesitan ser calificados porque se califican solos. ¿Quién es el león que se comió a María Teresa León desde dentro, alojado en sus mismísimas entrañas? ¿No fue su amor por Alberti, quien la mató de soledades? María Teresa León lo dejó todo para entregarse a Alberti como antes lo había dejado todo (marido, hijos, posición) para venirse a Madrid. porque se asfixiaba en provincias y porque quería ser escritora. Un ejemplo de entrega total al amor y a la escritura.

Hija de un militar, María Teresa destacó como escritora aquí y en el exilio, pero decidió entregarse a Alberti. Ahora está en un sanatorio mental donde su hija Aitana, la que tuvo con Alberti, la ha encerrado; está acordándose también de sus dos hijos anteriores, y Alberti no la va a ver. Volvieron juntos del exilio en 1977, ella ya tenía perdida la memoria, lo que no la impide recordar las soledades que pasó ya en Roma. ¿Por qué estaba tan sola en Roma si estaban juntos? ¿Qué tendría que decir él aquí? Él no aparece sino en su entierro, ¿o tal vez es ella que lo sueña?

La música, el vestuario, todo está al servicio de la función y es mágico. La escenografía, aparentemente simple, es fría y deslumbrante como el fulgor de la vida que a ella la deslumbró, y de donde ahora y sólo ahora es rescatada.

  • Dirección: Carolina Román.
  • Texto e interpretación: Susana Hornos
  • Escenografía y vestuario: Alessio Meloni
  • Música: Alejandro Pelayo
  • Diseño de iluminación: Manuel Fuster
  • Fotografía: Javier Mantrana
  • Compañía: Adentro Teatro
  • Lugar: Sala Mirador (Dr. Fourquet, Lavapiés)
  • Fechas y horarios: Hasta el 05:05:2019. Viernes y sábados, 20:00h. Domingos, 19.30h
  • Función comentada: 22 de marzo de 2019

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Doctor en Filología por la Complutense, me licencié en la Universidad de Oviedo, donde profesores como Alarcos, Clavería, Caso o Cachero me marcaron más de lo que entonces pensé. Inolvidables fueron los que antes tuve en el antiguo Instituto Femenino "Juan del Enzina" de León: siempre que cruzo la Plaza de Santo Martino me vuelven los recuerdos. Pero sobre todos ellos está Angelines Herrero, mi maestra de primaria, que se fijó en mí con devoción. Tengo buen oído para los idiomas y para la música, también para la escritura, de ahí que a veces me guíe más por el sonido que por el significado de las palabras. Mi director de tesis fue Álvaro Porto Dapena, a quien debo el sentido del orden que yo pueda tener al estructurar un texto. Escribir me cuesta y me pone en forma, en tanto que leer a los maestros me incita a afilar mi estilo. Me van los clásicos, los románticos y los barrocos. Y de la Edad Media, hasta la Inquisición.

1 COMMENT

  1. Majestuosa descripción de la soledad bien representada. Vale la pena saber de qué va la obra. Gracias por informar e ir a verla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.