Susana Rodríguez: la mujer, el arte y el erotismo

Las artistas mujeres han tenido siempre una presencia en el arte, una presencia invisible, que fue haciéndose cada vez más visible. En estos años, el Museo del Louvre presentó la muestra itinerante, que llegó al Metropolitan New York, de la artista Elisabeth Vigée Le Brun, el MOMA rindió homenaje a Louise Bourgeois y a Georgia O’Keeffe, esta última muestra, se presentó en el Museo Thyssen de Madrid; asimismo, el Museo del Prado dedicó un tributo a las artistas mujeres con una magna exposición.

He nombrado estas exposiciones relevantes aunque cada vez hay más manifestaciones donde la mujer se presenta dentro del panorama del arte.

Las ferias de arte no escapan a esta tendencia ni las galerías de arte, como es el caso de la prestigiosa Galería Henrique Faria de Nueva York, que acaba de inaugurar la muestra The Secret Garden, con el original tema del erotismo enfocado por las mujeres artistas, algo que no es muy frecuente.

Es un tema que aparece en la historia del arte veladamente desde la visión femenina: la monja Hildegarda de Brigen en pleno medioevo pintó a la mujer desnuda y habló del sexo; en el Renacimiento, Artemisa Gentileschi se asomó a lo erótico a través de imágenes mitológicas; luego en el siglo diecinueve, Berthe Morisot, Camille Claudel se aventuraron hacia un erotismo sublimal; en el siglo veinte, George O”Keefe y Frida Kahlo fueron más transgresoras.

Susana Rodríguez ante un cuadro de la Serie Herbarios
Susana Rodríguez ante un cuadro de la Serie Herbarios

En la actualidad el tema sigue pendiente, hablamos con Susana Rodríguez, una de las artistas contemporáneas que en su obra se ha animado a expresar lo erótico, siendo precursora.

Formada en la Escuela de Bellas Artes de Argentina, obtuvo una residencia de perfeccionamiento de grabado en Rockefeller Foundation, Bellagio, Center, Italia (1988) y en San Pablo, Brazil (1989-1990). Ha realizado numerosas exposiciones colectivas e individuales en Latinoamérica, Estados Unidos y Europa. Ha obtenido diversos premios tanto en grabado como pintura, entre ellos el Gran Premio Nacional de Honor Salón Nacional, Argentina, en el 2001.

Es una artista reconocida en su país e internacionalmente. Susana tiene su atelier en Miami donde pinta y pasa temporadas y donde conversamos.

Susana Rodríguez: En estos momentos, hay una gran presencia de la mujer en general y en particular en el arte. Me duele, sin embargo, toda la época en donde a la mujer no la dejaron desarrollarse y veo ahora como una exageración, prefiero situaciones más naturales, ya somos parte del mundo del arte y creo que debemos tener reconocimiento en premios, presentaciones, exposiciones en museos, sin distinciones..

Adriana Bianco: Conociendo tu obra veo que trabajas en series donde desenvuelves dos temas fundamentales: el tema del tiempo y el erotismo. Hice una periodización, comienzas con la serie de «Escrituras» un código plástico (1975-1985), luego evolucionas a la «Serie Herbarios de pasión» (1985-1995) donde el corazón humano se metamorfosea en hojas, en escrituras vegetales, en visiones orgánicas con una fuerte carga erótica, para entrar en una tercera serie «Memoria-Retratos del alma» (1995-2005), en la búsqueda del tiempo perdido, la infancia, la familia, y tu última etapa, que he seguido en Miami, «Visiones» donde hay una desmaterialización, un paso de lo figurativo hacia la abstracción…

Susana Rodríguez: Serie Escrituras
Susana Rodríguez: Serie Escrituras

SR: Creo que elegiste las series esenciales. «Escrituras» fue una serie muy importante porque vislumbré la posibilidad de otro lenguaje, la llamé «Escrituras» porque pensé que era como un libro que narraba un cuento a través de imágenes. En vez de hablar con palabras hablaba con hechos plásticos. Descubrí que se puede hablar con imágenes, con un lenguaje misterioso de signos plásticos, luego entré en una etapa de deslumbramiento del color y de una gran sensualidad. Y es verdad, el tiempo y el erotismo son dos temas importantes en mi obra.

AB: En las culturas primitivas el deseo sexual se vincula con la naturaleza y la naturaleza es tiempo. Nuestra vida es tiempo. En tu obra evolucionas del tiempo erótico, vegetal, al tiempo interior del recuerdo, la memoria, la familia, la casa. Tus series están entrelazadas, hay un desenvolvimiento de la narrativa y la imagen visual.

SR: En mi obra hay una exploración de lo orgánico, de lo vegetal y de las formas del cuerpo integradas a esas mutaciones, el tiempo atraviesa mi obra, y efectivamente hay un pasaje hacia el tiempo de los recuerdos. Yo siempre pinté para expresarme y surge algo psicológico y biográfico. Picasso decía que después de caminar por los jardines de Fontainebleau, al volver, pintaba para exorcizar todo el verde recibido. Lo que sentimos y cómo lo sentimos es algo muy personal. El artista necesita de libertad para expresarse, para expresar el erotismo, la sensualidad, lo que siente. Cuando comienzas una obra no sabes hasta dónde puedes llegar, y las imágenes se van imponiendo.

Susana Rodríguez: Serie Escritura erotica
Susana Rodríguez: Serie Escritura erotica

AB: Hablemos del erotismo, que proviene de la palabra griega Eros, Dios del amor y la sexualidad y del impulso creativo; el erotismo es una estimulación del deseo del ser por medio de la imaginación… Tus series de fines de los años ochenta y noventa expresan esa exaltación del erotismo, en el color, en la sensualidad del trazo, en la imagen que creas…

SR: Son metáfora de ese impulso del deseo, que se expresa en una dimensión simbólica. Como ya sabemos, el placer puede manifestarse de muchas maneras…en esa época lo exprese a través del mundo vegetal, formas casi orgánicas

AB: Si hablamos de erotismo surge el cuerpo humano, y su lenguaje erótico. Hay desnudos de mujeres en el arte pintados por hombres, sin embargo, no vemos desnudos de hombres hechos por mujeres…

SR: En el pasado, lo permitido en el hombre, no estaba permitido a la mujer. Hay entonces una prohibición social que impedía que las mujeres osaran pintar un desnudo masculino. Las modelos eran mujeres, había muchas restricciones y tabúes sociales. En la actualidad, ya no es así, los artistas conciben el cuerpo desde visiones diferentes, y hay una gran apertura de miradas

AB: Sin duda, pienso en las obras de Francis Bacon, en los desnudos de Lucian Freud… en los cuestionamientos de los filósofos Michel Foucault y Giles Deleuze, hay una nueva mirada sobre el cuerpo.

SR: Para mí, el cuerpo es vida, es dador de placer pero también de dolor, enfermedad, pérdida, violencia. La serie Escrituras, en parte, fue concebida en los años setenta, en momentos político-sociales difíciles para la Argentina, por eso hay imágenes de violencia.

AB: Sin embargo al mirar la serie en forma total pensé en el Kama Sutra, en el Papiro Erótico de Turin, en un código a descifrar, ya que los dibujos se dan fragmentados, y la técnica del dibujo parece expresar muy bien, esos «detalles eróticos».

SR: Yo amo el dibujo porque es algo muy íntimo, muy visceral, el papel es un amigo, siento fascinación por su textura. En ese códice erótico hay imágenes fuertes, los pliegues corporales, el pene, la vagina, hay que tener coraje para expresar esas imágenes tan concentradas.

AB: En cambio en la series de Herbarios hay una explosión de color, una gran sensualidad y una diversidad de técnicas.

Susana Rodríguez: Serie Memorias y olvidos
Susana Rodríguez: Serie Memorias y olvidos

SR: Soy una exploradora de técnicas, la pintura es una aventura inquietante, el color una liberación, mezclo grabado, pintura, collage, dibujo… porque la expresión abarca muchas cosas.

AB: En la serie de Visiones, parte realizada en Miami, la pintura se adueña del cuadro y entras en la abstracción… hay una suerte de espiritualidad, una búsqueda de luz..

SR: Esta serie actual surge en relación a los sueños, a mis sueños. En la serie de recuerdos, memorias, aparecieron las casas, un poco como en una ensoñación y luego las sombras hasta llegar a las Visiones, son pinturas más abstractas, no exentas de sensualidad pero más espiritualizadas…Creo que el tiempo y el erotismo se unen en estas Visiones, con una fuerza de libertad creadora y creo que Eros también está allí

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.