Thomas Pesquet, un astronauta en el Instituto Francés de Madrid.

Thomas Pesquet, ingeniero y astronauta francés, deleitó a un público extraordinariamente receptivo sobre su reciente experiencia de seis meses en la Estación Espacial Internacional (ISS) grabada en un video portentoso.

Pedro Duque y Thomas Pesquet Instituto Francés Madrid
Pedro Duque y Thomas Pesquet en el Instituto Francés Madrid

El auditorio del Instituto Francés en Madrid estuvo lleno a rebosar el 24 de junio 2019, veamos quién es Thomas Pesquet.

En 2001 se gradúa como ingeniero aeronáutico en la Escuela Superior de Aeronáutica y del Espacio de Toulouse. Entre 2002 y 2004  trabaja para el Centro Nacional de Estudios Espaciales como ingeniero de investigación sobre la autonomía de las misiones espaciales y estudio de la armonización de las tecnologías espaciales en Europa. Es nombrado representante del Comité Nacional de Estudios Espaciales, (CNES) ante el Comité Consultivo sobre sistemas espaciales de datos, donde se encarga de establecer relaciones de cooperación entre las agencias espaciales internacionales. En 2006 termina un máster en Aeronáutica y Espacio en la Escuela Politécnica de Montreal, Canadá, y obtiene la licencia como piloto comercial en Air France, donde acumula 2300 horas de vuelo.

En 2009 es seleccionado por la Agencia Espacial Europea (ESA) para entrenarse como astronauta, terminando su formación a finales de 2010. Es la hora de los entrenamientos de adaptación en Europa, Rusia y Estados Unidos, a la Estación Espacial Internacional  (ISS) y al vehículo Soyuz que será su transporte a la Estación Espacial. En marzo de 2014 es asignado a una misión de larga duración. Despega hacia la ISS a finales de noviembre de 2016 con la misión Próxima. Regresa a la Tierra el 2 de junio 2017. Y el 24 de junio 2019 nos habla  del “Presente y Futuro de la Exploración Espacial en Europa”.

Pesquet delante del video que nos va ilustrando de cómo es la vida en ingravidez en el espacio, nos muestra el extraordinario entrenamiento físico que deben desarrollar para compensar de algún modo la pérdida de masa muscular, sin olvidar el peso de 150 kilos de la escafandra que llevan en la Estación Espacial. Tienen que hacer ejercicios durante horas en un simulador para prepararse para todas las situaciones.

El traslado a la ISS se hace en una nave Soyuz que acumula siete años de experiencia. Hay que pasar exámenes en ruso, despedirse de la familia antes del despegue hacia la ISS para una estancia de seis meses. Y no es una despedida cualquiera. El riesgo es alto, esto es algo que todos deben asumir.

Entre las tareas cotidianas está la limpieza de residuos de la órbita terrestre en estado de ingravidez. Hay que investigar y explorar a futuro, misiones a la Luna y a Marte con exposición continua a radiaciones. En la Estación Espacial reside un equipo médico – científico encargado de verificar las transformaciones musculares, el envejecimiento reversible, el funcionamiento del cerebro, así como almacenar datos de las posiciones en trabajo. Es necesario entrenar en deporte dos horas y media diarias con arneses para controlar la ingravidez. El ocio es muy importante para mantener el equilibrio mental. Nos dice Pesquet que él se llevó su saxofón.

“Flotar es agradable, te sientes bien, ligero, liberado de las limitaciones del cuerpo, puedes mover masas de 800 kilos con un dedo, duermes flotando. Es como tener superpoderes que pierdes al volver a la Tierra. Al principio te sientes como un elefante. Hacer el menor movimiento cuesta muchísimo. El estudio del cuerpo humano en el espacio es una de las funciones de la Estación Espacial”.

Para el seguimiento del programa cotidiano disponen de ciento cincuenta ordenadores. Hay que observar la combustión de motores con atención al medio ambiente. Se experimenta con cultivo de plantas en ingravidez, con vistas a futuras misiones de larga duración a Marte, para disponer de alimentos frescos.

Todo esto va acompañado por imágenes en el video que para terrestres grávidos resultan fascinantes, casi increíbles. Resulta casi inverosímil el pequeño espacio en el que tienen que cumplir los trabajos internos. Para los trabajos en el exterior cuentan con un brazo robótico, por ejemplo para reparar fugas. No hay referencias en el espacio exterior, te puedes perder y estar dando vueltas y esperar reencontrarte en la próxima órbita.

Todos los trabajos de investigación que se hacen en la ISS son de preparación para ir a la Luna y a Marte en un futuro bastante próximo. A la Luna no como la primera vez, breve paseo y regreso, no. Esta vez iremos para quedarnos. Por eso son tan importantes los recursos in situ.

Las fechas ya están ahí. 2030 para el regreso a la Luna y entre 2035 a 2040 para llegar a Marte. Thomas Pesquet asegura que no hay nada de elucubración, no. Hay un plan establecido en el que los riesgos están controlados. Nosotros hemos abierto camino y esto es comparable al viaje de las tres carabelas en el siglo XV. En principio esto se financia con dinero público, después ya llegará el privado.

Hacia 2027 se establecerá una plataforma intermedia en el espacio en una órbita elíptica alrededor de la Tierra que se llamará Gateway en la que estarán implicados todos, cuantos más mejor. La NASA, la ESA, los rusos, los japoneses, privados. Fundamental para reposición de suministros en superficie. Desde la Soyuz utilizaremos una cápsula lanzadera para llegar a esta estación intermedia.

Las misiones habitadas a Marte hacia 2035-2040. Marte tuvo vida, no sabemos cuándo ni porqué perdió su atmósfera este planeta. Todo esto está en estudio, aquí no hay ideas locas.

Alguien pregunta a Thomas Pesquet qué piensa hacer ahora, una vez cumplido el sueño.

“Soy el astronauta más joven, tengo años por delante. Todos queremos ir al espacio. Para esto hay que contar con el trabajo en equipo, en el espacio no cuentan las disensiones humanas comunes en la Tierra. Nos movemos en otra dimensión, donde eso ni se entiende”.

Al final el exastronauta español Pedro Duque, ahora ministro en funciones de Ciencia y Tecnología, dedicó unas palabras al auditorio sobre sus experiencias y sobre la importancia para la vida de la Tierra de las misiones espaciales futuras: “El espacio es el elemento de diagnóstico de la Tierra”.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Colaboradora en Periodistas-es y en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.