Túnez: prohibido a los homosexuales

«Muchos tunecinos piensan que los homosexuales deberían esconderse en lugar de expresarse en los medios de comunicación».

Este comentario de Shams, una asociación que lucha contra la homofobia, lo ha provocado el hecho de que distintos comercios de la capital de Túnez hayan colocado en sus escaparates y puertas carteles prohibiendo la entrada a los homosexuales, cuenta Mohammed Shams (un pseudónimo, por razones de seguridad, tras el cual se encuentra un miembro de dicha asociación,), que ha denunciado los hechos al programa Les Observateurs, del canal internacional France 24.

Túnez, comercios con carteles homófobos
Túnez, comercios con carteles homófobos

En este espacio, que se repite varias veces al día, aparecen noticias enviadas por ciudadanos de todo el mundo, que denuncian casos de abusos, torturas, discriminación…, previamente confirmadas por los periodistas del canal. El corresponsal dice que Shams está muy preocupada por el aumento de mensajes de odio contra los gays del país.

Un restaurante, una tienda de comestibles, un café de Internet, dos bazares que venden ropa y teléfonos móviles, un taxi…, y en todas partes la misma advertencia: «Prohibido a los homosexuales».

Los primeros avisos aparecieron el 21 de abril de 2016, al día siguiente de que el presidente de la organización Shams apareciera en el programa «Klem Ennes», que emite el canal El Hiwar Ettounsi. Una semana antes, y en el mismo programa, el actor tunecino Ahmed Landolsi había calificado la homosexualidad de «enfermedad», una definición que generó muchas protestas pero también numerosos mensajes de apoyo. En Shams aseguran que reciben decenas de amenazas de muerte diarias.

“Es la primera vez que vemos este tipo de amenazas en los comercios. En uno de ellos, se prohíbe incluso la entrada a los ateos. Estas fotos nos las envían los internautas, pero algunas de ellas las han colgado en Internet los propios comerciantes, dicen en la asociación de defensa de la homosexualidad. Mucha gente en Túnez está de acuerdo con ellos, aunque otra parte de la población los condena. Por nuestra parte, hemos llamado a boicotear estos establecimientos, apoyándonos en el artículo 24 de la ley nº 64 de 1991, que prohíbe expresamente negarse a vender productos o proporcionar servicios a un cliente. Además, nos preguntamos de qué instrumentos disponen esos comerciantes para distinguir si un cliente es homosexual o heterosexual”.

El corresponsal del canal francés asegura que en los últimos días han aparecido otras fotos en Internet con mensajes que piden que se mate a los homosexuales, subidas probablemente por miembros de la policía, la guardia nacional, protección civil o el ejército, instituciones que se distinguen desde siempre por su homofobia declarada. El canal France 24 no ha podido verificar la autenticidad de las imágenes, por lo que no las incluye en el reportaje

En Túnez sigue existiendo un rechazo de la homosexualidad muy generalizado. Mucha gente piensa que es una “actitud contra natura” y contra la religión. Algunos toleran a los gay pero piensan que deben esconderse y no aparecer en los medios. El código penal tunecino considera la homosexualidad un delito. El artículo 230 establece una pena de tres años de cárcel para las personas culpables de “prácticas homosexuales».

“Afortunadamente –finaliza la información- la mentalidad va evolucionando: según los sondeos, en 2013, el 94 % de lo tunecinos decían estar en contra de la homosexualidad, frente al actual 64 %”.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.