Uganda: el escritor Kakwenza Rukirabashaija detenido de nuevo tras quedar en libertad bajo fianza

Kakwenza Rukirabashaija, conocido escritor satírico ugandés que en 2021 recibió el prestigioso premio PEN Pinter al «valor de escritores internacionales»,  se encuentra en paradero desconocido después de que un tribunal de Kampala, la capital de Uganda, sentenciara este martes 25 de enero de 2022, su libertad  con fianza, según la información del diario británico The Guardian.

Uganda Kakwenza Rukirabashaija escritor
Kakwenza Rukirabashaija en una imagen de Al Jazeera

Cuando sus abogados acudieron a la cárcel de Kitalya para acompañarle en la salida se enteraron de que unos hombres sin uniforme le habían detenido de nuevo, llevándoselo a algún lugar desconocido.

Un comunicado de Amnistía Internacional recuerda que el 28 de diciembre de 2021, agentes de seguridad ugandeses armados detuvieron al escritor y activista y le mantuvieron incomunicado durante trece días.

En una vista judicial celebrada después a puerta cerrada, Rukirabashaija -autor en las redes sociales de numerosas críticas al presidente del país, el dictador Yoweri Museven y su hijo, el teniente general Muhoozi Kainerugaba, considerado como el posible sucesor en la presidencia- manifestó haber sido torturado durante su reclusión.

En un tweet, el jefe de la oposición ugandesa, Mathias Mpuuga, explicaba que, cuando visitó a Rukirabashaija en la cárcel, el escritor tenía cicatrices y marcas de tortura por todo el cuerpo, y cojeaba ligeramente. Rukirabashaija contó a Mpuuga que le habían arrancado las uñas con pinzas y que le obligaron a bailar mientras los soldados le insultaban y le golpeaban.

Según el abogado Eron Kiiza, «los guardianes de la cárcel dijeron que no estaba con ellos y señalaron un coche que en aquel momento salía del recinto penitenciario. Pidiéndonos que no reveláramos sus nombres, los funcionarios aseguraron que era un vehículo militar aunque no llevaba ninguna placa de matrícula». Este abogado asegura que se trataba de un coche del Mando de las Fuerzas Especiales de Uganda, dedicado a operaciones especiales.

Rukirabashaija es famoso en Uganda por una novela sobre la corrupción y la codicia en un país ficticio, que todo el mundo allí  identifica con su país.

Yowen Museveni, de 78 años, dictador y presidente de Uganda desde 1986 tras derrocar, al frente del Movimiento de Resistencia Nacional (MRN), al presidente Milton Obote, continúa manteniéndose en el poder gracias a las sucesivas enmiendas constitucionales: en 2005 eliminó la limitación de mandatos y en 2018 suprimió el límite de 75 años para ostentar la presidencia, lo que le ha permitido iniciar su sexto mandato tras una contestada elección presidencial en 2021.

Inicialmente marxista –en la Universidad su tesis trató sobre Frantz Fanon, autor de «Los condenados de la tierra» y pensador muy respetado por los intelectuales europeos del siglo veinte- progresivamente fue convirtiendo a Uganda en «el mejor alumno del Fondo Monetario Internacional» y un laboratorio de políticas liberales en Africa, apoyando el crecimiento de una clase media, estableciendo cuotas para las mujeres en el Parlamento, decretando la gratuidad en la enseñanza y, sobre todo, consiguiendo reducir espectacularmente la incidencia del SIDA en un país destrozado por  la epidemia de los años ochenta.

Museveni, cristiano evangelista (a veces predica en la Miracle Centre Cathedral, un templo que inauguró en 2004), en 2014 intentó introducir una ley que establecía pena de muerte para las relaciones homosexuales, hasta entonces castigadas con cadena perpetua. No lo consiguió porque el texto fue rechazado por el Tribunal de Casación. Hoy, la homosexualidad sigue siendo un delito en Uganda castigado con penas de cárcel.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.