Último día del año 

Cuando el indetenible se topa con un obstáculo insalvable descubre que ha sido él mismo quien construyó ese muro de contención que limita su marcha.  Se dispone a dar hasta el último aliento por vencerlo sabiendo que después de ese último esfuerzo siempre habrá un último más.

Xulio Formoso: el último
Xulio Formoso: el último

De eso se trata la vida ¿no? Creerse que se llegó a un final feliz y percatarse que la aventura recién está comenzando. Nunca termina una de inaugurarse. Todo nacimiento lleva en sí mismo la carga cromosómica de la muerte. Eterno péndulo oscilante. Principio del eterno retorno. Meta inalcanzable de la plenitud. Tensión erótica que nos involucra. Aprehensión tanática de lo fútil que es la vida si no se está en disposición de darla por alguien. 

Sin embargo, ser el último día del año tiene su encanto: cada quien lo espera de forma diversa. Hay quien se aferra a la esperanza de que traerá todas las respuestas, las mismas que servirán, así lleguen tarde, para comprobar que nunca hubo preguntas más desalmadas que aquellas que nos hicimos sin piedad alguna. Otras veces deseamos que lo último que llegue sean precisamente las respuestas porque con ellas terminará la posibilidad de escaparse de una relación baldía por la tangente de un beso. 

Puede ser que lo último que se nos ocurra fuera lo que debimos haber inventado en las primeras de cambio: nos habríamos ahorrado todo el dolor de parto podálico que implica estarse calculando la hipotenusa a un triángulo que no es recto. Lo más seguro es que tal vez quién sabe. 

Lo mejor quizás es que este texto sea el último de su especie en este 2018 a punto de terminarse también y, dejándome de pendejadas, deba permitir que sea mi amor ardido en su letra quien te cautive por la mirada. ¿De qué sirve que me hagas jurar que será lo último que escriba si he de amarlo como al primero?

Sé que después del último viene para vos un texto irreverente y apertrechado de utopías que alimenta mi sangre y sostiene mi brazo para que, en estos momentos en los que hablamos, la vida se mantenga a pura palabra.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Ileana Ruiz (Venezuela). Activista de derechos humanos, investigadora social y periodista. Asesora en resolución de conflictos, educación popular, participación ciudadana y derechos humanos y profesora de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad. Articulista en el semanario venezolano “Todosadentro” del Ministerio de la Cultura desde 2006. Premio Nacional de Periodismo de Opinión, 2013. Entre sus publicaciones: De la indignación a la implicación (2006); Pueblo de agua: Cuentos para la educación en derechos humanos sobre la identidad del pueblo warao (2009); Servicio de policía bajo la mirada ciudadana (2010); La clave del acuerdo. Practiguía para la resolución pacífica de conflictos (2011); Pasos dados poco a poco. Memoria y cuentos del proceso de constitución de los Comités Ciudadanos de Control Policial (2012).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.