Un otoño de cine repleto de biografías

El estreno en España, el próximo 20 de septiembre de 2013, de Jobs, la película dedicada al fundador de Apple, Steve Jobs, fallecido hace unos meses de cáncer a los 56 años, representará el pistoletazo de salida de una temporada en la que sin duda van a sobresalir unos cuantos largometrajes biográficos, suficientemente promocionados antes de su estreno como para garantizar el éxito en taquilla, al menos en las primeras semanas.

cartel-JobsUna serie de personajes de hoy mismo que tienen el plus añadido de haber entrado a formar parte de nuestro marco ambiental, para bien y para mal, a base éxitos y escándalos yo diría que a partes iguales.

Este tipo de películas que se anuncian forman parte de un género cinematográfico relativamente nuevo conocido con el nombre inglés de biopic (contracción de biographical motion true picture, es decir obra cinematográfica de ficción centrada en el relato biográfico de un personaje que ha existido realmente), que despegó con notable éxito en producciones para televisión en los años 1980 y que esta temporada, con mayor incidencia que las anteriores, va a llenar las pantallas grandes.

La película Jobs, que ya se ha estrenado en Estados Unidos y algunos países europeos, introduce la novedad de que no solamente se trata de biografías de personas célebres sino que además están interpretadas por actores con una cierta aureola de fama (por unos u otros motivos): en el caso que nos ocupa el protagonista es Ashton Kutcher (conocido no solo por una larga y parece que muy bastante feliz relación con la actriz Demi Moore, sino también por sus apariciones en sitcoms televisivas muy populares, como Dos hombres y medio, e insípidas comedias como Valentine’s Day).

Un mes después, en octubre, se estrenará El quinto poder, biopic sobre la vida del controvertido fundador de Wikileaks, Julian Assange (hoy refugiado en la embajada de Ecuador en Londres mientras solicitan su extradición Suecia y Estados Unidos), protagonizado por Benedict Cumberbatch y Daniel Brühl: evidentemente, cuando decimos el quinto poder estamos hablando de Internet, que ha venido después del cuarto, que es la prensa.

Y, para más adelante, están anuncian las biografías de una princesa de Gales (Diana), engañada por su marido y fallecida en un trágico accidente automovilístico mientras era perseguida por una nube de paparazzi, a cargo de Naomi Watts; una princesa de Mónaco (Grace), quien saltó de los platós hollywoodienses a los fastos de un minúsculos principado que vive fundamentalmente del juego, fallecida también en accidente de automóvil, interpretada por Nicole Kidman; un jefe de estado africano (Mandela), con el británico Idris Elba en el papel del luchador incansable contra el apartheid que pasó 28 años de su larguísima vida en los presidios sudafricanos; una gran modisto francés (Yves Saint Laurent), del que se han rodado no una sino dos biografías a la vez, en las que Pierre Niney y Gaspard Ulliel prestan el cuerpo y la voz al famoso inventor del smoking femenino (la segunda no autorizada por su excompañero y heredero Pierre Bergé, pionero y mecenas de la lucha contra el Sida en Francia); y algunos rockeros desaparecidos en la flor de la edad: Jimmi Hendrix (a cargo del rapero André Benjamín, conocido como André 3000 cuando era solista del grupo Outkast) o Fred Mercury, un proyecto estancado desde que el excéntrico actor Sacha Baron Cohen renunció, “por divergencias con los antiguos miembros del grupo Queen”, a interpretar al cantante fallecido de sida en 1991.

También en preparación, la vida del ciclista estadounidense Lance Amstrong, que, dirigida por el británico Stephen Frears, tendrá a Ben Foster en el papel del corredor que ha perdido sus siete títulos de ganador del Tour de France por doparse.

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.