Urostomía, cuando recanalizamos la orina

0
40

Si le van a practicar una urostomía le van a procurar una desviación urinaria que consiste en la recanalización de la orina procedente de los riñones hacia un lugar distinto de la vejiga para que se evacúe hacia el exterior. Normalmente este tipo de intervenciones se realizan en pacientes con vejigas neurógenas, en uropatías obstructivas en neoplasias urológicas por cáncer de vejiga o uretra o por incontinencias severas debidas a traumatismos de las vías urinarias inferiores.

Las tres formas de llevarlo a cabo son distintas y su médico le indicará cuál es la más conveniente de acuerdo con la patología que tenga. Bien una ureterostomía cutánea localizada o en la fosa ilíaca, en el espacio costo-ilíaco o en la fosa lumbar, se exterioriza el uréter directamente a la piel.

La vesicostomía se localizará en la cara anterior de la vejiga y la técnica se utilizará construyendo un tubo con parte de la pared vesical y por ahí se abrirá un estoma (boca en griego) y se suturará la uretra del paciente. Y por último, la ureteroilesotomía (Bricker) que se localizará en el lado derecho del abdomen diseccionando parte del íleon y se anastomosa el intestino residual para poder restablecer la integridad intestinal. Posteriormente se separarían los uréteres de la vejiga y se anastomosan al segmento ileal que se suturará un extremo del segmento ileal y otro se dirigirá a la pared abdominal para formar el estoma.

Normalmente no existen complicaciones en estas intervenciones aunque sí se han dado algunos casos de prolapso, retracción, estenosis, hemorragia o infección en los días posteriores. La coloración normal del estoma será entre rosa y roja y existirá cierta inflamación del estoma que se irá reduciendo a medida que pasen los días tras el postoperatorio.

Los pacientes necesitan mucha comprensión y normalmente la familia tendrá que aprender a cuidar la ostomía y se les deberán explicar todos los procedimientos que haya que llevar a cabo incluidas las manifestaciones que expresará el enfermo. Es conveniente cuidar la parte psíquica y atender con alegría y mucha motivación al paciente que se notará raro en los primeros días. Utilizar ropa cómoda y sobre todo, volver a hacer actividades cotidianas le ayudarán a normalizar una situación que será la futura y no debe hacerle cambiar de planes. Si usted no sabe hacerlo solo existe la Asociación de Ostomizados de España que podrán integrarle con normalidad a la vida cotidiana y todos los pacientes le arroparán porque han experimentado esa u otras operaciones similares.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

PhD, Doctora C.C. Información / Periodista / Editora Adjunta de Periodistas en Español / Divulgadora Científica / Profesora Universitaria / Fotógrafo / Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la Infancia y la Tercera Edad / Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor / Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios / Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland) / Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com / Coautora del libro EL CEREBRO RELIGIOSO junto a la Profesora López-Ibor. Editorial El País Neurociencia https://colecciones.elpais.com/literatura/62-neurociencia-psicologia.html / Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya / Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.comContacto Periodistas en Español: annadeluis@periodistas-es.org

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.