Inicio / OPINION / Venezuela: Niños mueren cada día víctimas de la desnutrición

Venezuela: Niños mueren cada día víctimas de la desnutrición

No son datos ni números, son niños que mueren cada día víctimas de la desnutrición por la falta regular de alimentos que tiene lugar en Venezuela.

No hay leche, ni papilla, ni carne que pueda justificar el desamparo al que se someten los niños que pesan cerca de cinco kilos menos de su peso normal. La desnutrición severa ha hecho que haya muerto al menos uno cada día. Niños que además tienen otras enfermedades precisamente por estar desnutridos; diarrea, malnutrición o neumonía. Niños intoxicados porque han tomado plantas o insectos para ser alimentados pero las barrigas crecen por desnutrición y luego llega la muerte.

Las cajas del Comité Local de Abastecimiento y Producción, (CLAP) que son los alimentos que da el gobierno venezolano para paliar la escasez y el hambre no son suficientes para abordar esta crisis humanitaria. El CLAP está definitivamente marcado por la corrupción y la desnutrición. Saqueos y corrupción van de la mano aunque con este modelo de distribución se controle en parte el contrabando. Están vinculados a los consejos comunales; una organizaciñon impulsada por el gobierno para articular las comunidades. Una caja que contiene un par de litros de leche, cuatro kilos de harina y cuatro de arroz, margarina, tomate, jabón y aceite.

Los venezolanos ingieren menos de dos comidas al día y el 80 % de los hogares presenta inseguridad alimentaria. Niños que mueren porque además cuando son llevados a urgencias en los hospitales no hay reservas de albúmina ni antibióticos para las severas infecciones que presentan. Niños que mueren en los brazos de los médicos porque llegan en un estado casi irrecuperable. Además de todo ello, los hospitales no están acondicionados; falta de higiene, moscas, calor y un pestilente olor a orín hace que llegar ahí no sea la mejor de las situaciones. Hablamos de una emergencia social; de una emergencia hospitalaria; hablamos también de la misma desnutrición que presentan otros países que están en guerra; niños que se mueren de hambre.

La inflación, los salarios mínimos y la escasez hace que las familias estén al borde del caos porque no es posible siquiera comprar una lata de leche. No hay alimentos y sí una desnutrición que sí puede llevar a que sigan muriendo niños cada día ante los ojos del mundo. Deshidratación, desnutrición, carencia de proteínas, falta de vitaminas, falta de carbohidratos hacen que no sea posible afrontar las enfermedades ni tampoco crecer de una forma sana.

En el estado de Bolívar la falta de suministros regular de alimentos está provocando enfermedades que no son estrictamente por la desnutrición pero sí al hilo de no estar sano. Las cifras van en aumento y 2018 promete tener más infantes muertos que el año anterior; al menos un niño al día. Tremendo.

 

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Ana De Luis Otero

PhD, Doctora C.C. Información. Periodista. Editora Adjunta de Periodistas en Español.- Divulgadora Científica. Profesora Universitaria. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Médica - Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la infancia y la tercera edad. Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor. Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios. Miembro del Comité de Derechos Humanos, Económicos, Sociales y culturales, (Comité DESC) de la ONU, Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya. Consultora de Comunicación Médica. -www.consultoriadecomunicacion.com.-

Ver también

Vladimir Putin, Emmanuel Macron y Kolinda Grabar-Kitarovic en la final de Copa de Fútbol Rusia 2018

Claros y oscuros de Kolinda Grabar-Kitarovic, presidenta de Croacia

Teresa Gurza [1] Millones de aficionados vimos el domingo 15 de julio de 2018 por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.