Ventana a lo diáfano. Los bodegones de Sánchez Cotán

Juan Sánchez Cotán fue un extraordinario pintor barroco toledano, conocido por sus maravillosos (y escasos) bodegones, repartidos hoy por los mejores museos del mundo.

Ventana a lo diáfano cubierta

Nace en Orgaz en 1562; se forma como pintor en Toledo con Blas de Prado en un estilo a caballo el manierismo y el naturalismo. El bodegón era en esa época (principios del siglo XVII) considerado un género menor, pese a lo que tenía cierta demanda en las casas principales de la aristocracia.

Sánchez Cotán lo practica intensamente durante su estancia en Toledo, que se extiende hasta 1603, año en que decide dejar la ciudad e ingresar como monje en la Cartuja de Granada; en este último destino su pintura de volcaría definitivamente hacia la temática religiosa.

En el prólogo del libro, alguien tan autorizado como Javier Portús, jefe del Departamento de Pintura española (hasta 1970) del Museo del Prado, dice lo siguiente:

“Las obras de Sánchez Cotán son de presencia inexcusable en cualquier reflexión sobre el género en Europa. En primer lugar, por supuesto, por sus valores plásticos. Pero también porque ese puñado de cuadros fueron pintados en unas fechas extraordinariamente tempranas, en los balbuceos del bodegón como género independiente en Europa.

Entre las disciplinas que con mayor frecuencia y con mejores frutos se han utilizado para acercarse a las obras de arte figuran la poesía y la filosofía, y ambas se funden en este ensayo de Luis Peñalver Alhambra, que busca adentrarse en el sentido último y más íntimo de los bodegones de Sánchez Cotán.

Peñalver es un filósofo que ha acumulado una importante experiencia en la lectura de cuadros herméticos, y en la búsqueda de los terrenos donde confluyen un lenguaje plástico singular con un contenido ambiguo”.

Estamos pues ante un libro importante, pese a su aparente brevedad, que reúne de un lado datos biográficos sobre el pintor de Orgaz (no excesivamente conocidos) y de otro una aproximación a la vez filosófica y literaria a sus bodegones, a través de una profunda mirada, llena de sensibilidad y conocimiento, pictórico, histórico y simbólico.

Luis Peñalver ya había publicado, en esta misma editorial, dos reflexiones pictóricas: una sobre El Bosco: El Bosco en Toledo. Greguerías sobre los demonios del Arte, aparecida hace ahora 10 años, en 2009; y posteriormente Toledo en la pintura: de El Greco a Canogar, una visión de conjunto de toda la pintura histórica referida a Toledo como ciudad.

Luis Peñalver Alhambra, nacido en Toledo en 1963, es doctor en filosofía, catedrático de Enseñanza Media (en el IES El Greco, de esta ciudad) y ensayista. Además de los trabajos ya citados ha publicado diversos libros de estética filosófica, entre los que destacan Los monstruos de El Bosco (1999); De soslayo. Una mirada sobre los bufones de Velázquez (2005); Don Quijote, la escritura y la muerte (2008); El Greco y Rilke. Un cielo en creación (2014); Fabulaciones del instante, o cómo matar el tiempo con Borges (2014); Una historia del damasquinado toledano (2015) y El estoque de Frascuelo y otras historias del damasquinado toledano (2017). También ha cultivado la narrativa de ficción con el libro de relatos Jaula de grillos (2018).

  • Ventana a lo diáfano. Los bodegones de Sánchez Cotán; Luis Peñalver Alhambra
  • Biblioteca Añil Literaria nº 46; Almud ediciones de CLM
  • Prólogo de Javier Portús ; 140 pags (8 ilustrac. a color); 15 €

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.