Inicio / FOTO / Aula Foto / Verónica

Verónica

No sé cuándo fue la última vez que me reí como esta mañana. Al menos, no recuerdo haber sido antes la protagonista de un milagro.

Aún ahora busco entre las sombras por si todavía se encuentra por allí el hada que lo produjo. Mi nombre es Verónica: no soy ciega ni bailo tango, pero sospecho que Rosalía, la chica de “Pequeños milagros”, la película dirigida en 1998 por Eliseo Subiela, estuvo hoy por mi casa haciendo realidad lo imposible.

Colibrí. Jardines ecológicos Topotepuy. Venezuela. Por Eduardo Ruiz Fernández
Colibrí. Jardines ecológicos Topotepuy. Venezuela. Por Eduardo Ruiz Fernández

Les cuento.

Me asomé a la ventana de mi apartamento todavía con el sedimento del insomnio adherido a las pestañas. El mal humor y la desazón ante la incertidumbre de una edad desahuciada son recurrencias diarias.

Los achaques y olvidos asisten sin convocatoria alguna. Se cuelan en la reunión de mis recuerdos y acaban con las festividades que se suceden en el calendario.

Cada vez visito más amistades por internet que en sus hogares. Dentro de poco inventarán un cafecito digital que sustituya al guayoyito en tacitas de… ¡uy, hace rato que no son de plata! Tampoco las ancianas hacemos punto ni regamos macetas de violetas. ¡Este mundo va más rápido que el aleteo del colibrí!

¡De colibrí! Ese era el cuento que quería contarles. Sucede que, como les decía, me asomé temprano a la ventana de mi apartamento todavía con el sedimento del insomnio adherido a las pestañas y, entonces, ocurrió el milagro.

Sentí un beso afilado en la mejilla. ¡No podía creerlo! Un picaflor agitaba sus alitas ante mi cara y repetía su osadía. La sorpresa me hizo dar un paso atrás y el brusco movimiento asustó al animalito.

Llevé las manos al lugar donde me había rozado el piquito y no pude evitar la carcajada. Mis dedos se encontraron con un rostro no cubierto de arrugas sino de miel (“Miel que testimonia el fluir de los años y de sus cadenas” dice Farruco Sesto en su poema Miel… aunque sin lugar a dudas no se refiere él a este uso de la miel como mascarilla rejuvenecedora).

El milagro no fue el beso ni la atracción natural por una cara dulce. Lo milagroso es que los frágiles detalles sean la fuente inagotable de sincera alegría.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Ileana Ruiz

Ileana Ruiz (Venezuela). Activista de derechos humanos, investigadora social y periodista. Asesora en resolución de conflictos, educación popular, participación ciudadana y derechos humanos y profesora de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad. Articulista en el semanario venezolano “Todosadentro” del Ministerio de la Cultura desde 2006. Premio Nacional de Periodismo de Opinión, 2013. Entre sus publicaciones: De la indignación a la implicación (2006); Pueblo de agua: Cuentos para la educación en derechos humanos sobre la identidad del pueblo warao (2009); Servicio de policía bajo la mirada ciudadana (2010); La clave del acuerdo. Practiguía para la resolución pacífica de conflictos (2011); Pasos dados poco a poco. Memoria y cuentos del proceso de constitución de los Comités Ciudadanos de Control Policial (2012).

Ver también

Fernando Solanas

Foro de las imágenes: Cine argentino en “Un état du monde”

Retrospectiva de Fernando Solanas en París Del 16 al 25 del presente mes de noviembre …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: