Vicente Romano, comunicador optimista y rebelde

Muere Vicente Romano García, escritor, profesor, traductor, intelectual netamente comprometido con la izquierda

Vicente-RomanoNació en Alamillo (Ciudad Real) en 1935. A este pueblo y a la comarca dedicó un espléndido libro, El valle de Alcudia, escrito junto con Fernando Sanz y publicado por Alfaguara en 1967, en una antigua colección de viajes y reportajes titulada “Las botas de siete leguas”; creo recordar que en esa época dirigía esa editorial Camilo José Cela.

Vicente me dedicó ese libro en 1985. Nos habíamos conocido a finales de los años 70, cuando Vicente Romano era uno de los impulsores de la asociación Wilhelm von Humboldt que promovía las relaciones culturales entre España y la extinta Republica Democrática Alemana; gracias a sus gestiones pude hacer un viaje a aquel país, que me ilustró mucho sobre las sombras y las luces del socialismo real.

Vicente era un excelente conocedor de la cultura alemana (la filosofía, el teatro, la teoría económica y política, etc.) y en su dilatada labor como traductor vertió a nuestra lengua obras importantes de Karl Marx (El capital), Schopenhauer, Karl Kaspers, Kant, Friedrich Schiller, August Bebel, J. B. Fichte o ya en el siglo XX Harry Pross o Bertolt Brecht.

Vicente fue durante muchos años profesor en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, en la que impartió enseñanzas y valores, siempre críticos con el sistema establecido y siempre tendentes a formar alumnos y personas capaces de dudar y de pensar por sí mismos. Frutos de esta interacción surgieron tres de sus libros más famosos en el mundo académico y estudiantil: La formación de la mentalidad sumisa (en 1993); La intoxicación lingüística (2007). Y posteriormente Ecología de la comunicación donde inter-relaciona ambos conceptos.

Romano había estudiado en la Universidad de Munster (Alemania). Tras su etapa en la Complutense Vicente trabajo en la Universidad de Sevilla y viajó con frecuencia a numerosos países, sobre todo de América Latina, en su doble vertiente profesoral y sociopolítica, pero también a otros europeos, Canadá, Estados Unidos, etc. También abordó la cuestión de la discriminación femenina en su obra Sociogénesis de las brujas. El origen de la discriminación de la mujer (2007).

Al margen de sus valores intelectuales, Vicente era una persona optimista (todo progresista tiene obligación de serlo, he leído hace poco), entrañable, comunicativa y entregada a sus amigos y a los valores que defendía. Descanse en paz. Alfonso González-Calero

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.