Violencia de género: relaciones afectivas y criminalidad

Prevención en el engaño.

Una cosa es decir y otra hacer.
Una cosa es decir y otra hacer.

Mi inquietud social sobre la violencia de género y el fracaso de las relaciones de igualdad se ha acrecentado esta semana debido a que:

– Está siendo fatídica por los asesinatos de mujeres por sus parejas o exparejas, dando cuenta de ello los informativos y titulares referentes a este tema.

– El Gobierno de España recorta en todo en general y en las partidas destinadas a la Violencia de Género en particular, lo que incluye prevención y medidas de protección. Se puede intuir que la lucha contra la violencia hacia la mujer por sexismo, hasta ahora, no es una prioridad para este Gobierno.

– Últimamente por distintos medios leo que las mujeres también maltratan, son violentas, delinquen, roban… quizá como un intento de defender a los hombres, y de defenderse éstos de “la mujer” y que no se hable tanto de los hombres como maltratadores y asesinos de sus parejas o exparejas, tratando de negar la realidad.

– Por otro lado no veo que se prevenga a la población de una manera continuada en programas de TV por ejemplo, acerca de cuáles son los:

1. Los indicadores sutiles y no sutiles sobre cómo un hombre puede maltratar ejerciendo poder, anulando y controlando a su pareja hasta la aniquilación.

2. Los rasgos específicos de una persona que maltrata.

3. Los signos de una relación sana en la que los conflictos se resuelvan con comunicación y diálogo, teniendo en cuenta los distintos puntos de vista de las personas para llegar a acuerdos.

4. Las características de una relación de pareja en reciprocidad y de una relación de poder-sumisión.

Por mi parte hoy voy a intentar dar algo de luz con la distinción de varios tipos de violencia y el análisis de un titular periodístico que me ha llamado la atención.

Distintos tipos de violencias:

1) “Mi mujer quería salir a buscar trabajo, iba a una entrevista. Le dije que no, que no iba, que tenía que consultarme y hablar conmigo, yo no estaba de acuerdo. Como no me hacía caso y no entraba en razones, porque gritaba y me decía que era un cabrón, la empujé y sin querer con mi pie le pisé un dedo. Como no paraba de llorar y decirme que me iba a denunciar, la encerré con llave en la habitación hasta que se calmó… la encerré unas doce horas… Lo tuve que hacer para que me hiciera caso, la encerré como a una niña, es mi esposa y tengo que corregirla, es mi obligación… Soy un hombre, no puedo dejar que ella me grite y encima quiere trabajar porque sí”*.

 

2) María y Juan se están tomando un café en un bar, ella le dice: hace un tiempo que me sentía estancada en nuestra relación, te lo intentaba decir pero nunca encontrabas el momento para comunicarnos, he conocido a otro hombre con el que converso y siento que nos complementamos. Lo nuestro por mi parte está finalizado y quiero comenzar una relación con él.

Juan a partir de ese día empieza a beber y a suplicarla que no le abandone, ante la firme negativa de ella pasó a acosarla insultándola y amenazándola durante 6 meses, hasta que lo denunció y fue condenado por violencia de género.

Después de esto el hombre dejó de acosarla y hoy convive con otra pareja sin ningún tipo de violencia.

 

3) Alin está condenado por violencia de género su mujer presenta secuelas por sus agresiones: va en silla de ruedas, tiene dientes y muelas postizas debido a los golpes y varias cicatrices en la cara. Además ha estado condenado en su país por homicidio y aquí era el líder de una banda de aluniceros especializados en tiendas de móviles. No siente remordimientos por nada, se cree un ser con un don especial y no siente apego por nada ni nadie.

 

Son distintos tipos de violencia que tienen en común agredir a la mujer, sin embargo muestran una serie de connotaciones que hacen posible su distinción. Del libro “Hombres maltratadores. Tratamiento psicológico de agresores”. Andrés Quinteros y Pablo Carbajosa.

*El punto 1) es un ejemplo del libro y para los puntos 2) y 3) me he inspirado en el mismo. En él se hace una distinción entre violencias, para una intervención más adecuada a los casos según sea la causa principal de la misma; pero hay que tener en cuenta que dado que el sexismo está omnipresente en la sociedad, termina afectando a todo tipo de violencia.

a) Circunstancial: Se produce por conflictos puntuales separaciones, crisis de pareja, etc que pueden desencadenar en agresiones, pero una vez resueltos los problemas, la violencia desaparece.

Su duración depende de la superación del conflicto, si se prolonga en el tiempo y tarda en superarse puede ser muy agresiva, llegando inclusive a la muerte.

Es ejercida tanto por mujeres como por hombres.

Sería la que se refleja en el punto 2)

b) Estructural: Es llevada a cabo por el agresor de manera sistemática y permanente, para dominar completamente a la otra persona; el maltrato no surge por una situación puntual, sino que es el modo en que los violentos se relacionan con sus parejas.

El individuo utiliza constantemente la agresión como medio de resolver los conflictos y para mantener el poder absoluto.

Exclusiva: se da cuando ejercen el maltrato exclusivamente contra sus parejas. Sería el caso del punto 1), en este caso la violencia de la mujer es una respuesta de defensa de sí misma.

Generalizada: manifiestan la violencia habitualmente extendiéndola a otros ámbitos. Correspondería al caso del punto 3) Alin que además de maltratador presentaría una psicopatía.

Según Johnson (1995, 2001)… cuando nos referimos a la violencia estructural en sus dos modalidades, el agresor es casi siempre un hombre, mientras que en la violencia circunstancial pueden ser ambos.

Si nos preguntamos ¿una mujer puede agredir de manera exclusiva al hombre en la relación de pareja, lo mismo que un hombre a la mujer? La respuesta de estos autores en el libro: “La mujer puede agredir y ser violenta sin ser provocada, pero son muy pocos o muy raros los casos en que realiza una destrucción sistemática y exclusiva del hombre en la relación de pareja, a nivel físico, psicológico y sexual, en los que el varón tenga que huir a una casa de acogida, solicitar órdenes de alejamiento, estar permanentemente amenazado e incluso ser asesinado por su pareja”.

La importancia de la prevención y la formación sobre las psicopatologías y las conductas respetuosas nos pueden ayudar a vivir más y a convivir mejor respetando los derechos humanos. Se comprueba socialmente que la violencia de género en las relaciones afectivas lleva a la criminalidad y al terrorismo afectivo demasiadas veces, por eso es necesario prevenir y proteger.

Bajo mi punto de vista si queremos cambios efectivos para trabajar en educación y prevención de VG son necesarias personas preparadas y comprometidas con este tema (nada que ver con fanatismo), que respeten a las personas en igualdad; cualquiera que ejerza esta función sin preparación ni compromiso y lo haga solo por y para estar pró[email protected] a la autoridad de turno, sería seguir relativizando el tema.

 

En cuanto al titular del periódico del 17 de marzo de 2014 que me llamó la atención fue este: Una mujer muere a manos de su expareja en su casa de Fuencarral.

¿Por qué me llamó la atención? Porque cuando una persona muere a manos de otra es que la ha matado o asesinado.

Si seguimos leyendo el artículo “…la víctima había acudido a la casa del presunto agresor porque éste le había dicho que si no volvía con él se quitaría la vida. Su actual novio presentó una denuncia ante la Guardia Civil de Tres Cantos, donde residía la víctima, en la que aseguraba que había visto el coche de la mujer delante del piso del ex”.

Ahora es cuando me entero de que la víctima ha sido asesinada en la casa de su ex y no en su propia casa, que es lo que parecía decir el titular, porque probablemente acudió en respuesta al chantaje emocional al que la había estado sometiendo y que utilizaba para mantenerla subyugada.

Que es lo que suelen hacer los maltratadores o delincuentes afectivos siguiendo el patrón de comportamiento delictivo-criminal de dominio y control hasta sus últimas consecuencias: “si no eres mía no serás de nadie”.

Con lo que no es lo mismo el titular: “Una mujer muere a manos de su expareja en su casa de Fuencarral” que este otro: “Un hombre mata en su casa de Fuencarral a su ex pareja”.

Como conciudadana siento la necesidad de comunicar que los titulares y las noticias en los medios de comunicación deberían ser cuidadosos con los sucesos sobre violencia de género, tanto si desembocan en asesinato como si no. De tal manera que podamos contribuir a una información veraz, no tendenciosa ni sesgada por el sexismo, que tendría que ver con la formación en violencia de género (sexismo, criminalidad…)

Mujeres y hombres deberíamos caminar al lado, y luchar por la libertad de las personas y la igualdad, quizá sea un comienzo para conseguir justicia y paz.

 

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Me llamo Marisa Babiano Puerto, o sea Mar de risa y aunque habitante habitual de la Babia, me gustaría mejorar y llegar a buen Puerto. Después de licenciarme en Psicología y enterarme sobre algo del comportamiento humano en general y el sexista en particular, no pude por menos que interesarme por el humor. Además de formarme en intervención con víctimas de violencia de género, he trabajado a través del humor gráfico temas de igualdad, prevención VG, conciliación y convivencia escolar, comenzando en 1999 en el Área de la Mujer en Torrejón de Ardoz. El 29 de febrero del 2000 publiqué mi primera viñeta en prensa escrita, desde entonces y hasta hoy, que lo sigo haciendo en periódicos digitales. Así he pasado por: "Sur Madrid", "Global Henares", "Diario de Alcalá" y el digital cronicadearagon.es. Con participaciones puntuales en "El Ideal" de Granada y en la revista "Ideas & Negocios". He realizado exposiciones individuales y he concurrido en exposiciones y muestras colectivas de humor gráfico tales como: Muestras de Humor Social organizadas por la Universidad de Alicante, Muestras Internacionales de las Artes del Humor organizadas por el Instituto Quevedo del Humor dependiente de la Fundación General de la Universidad de Alcalá de Henares y en el Salon International du Dessin de Presse et d´Humour en Saint-Just-Le-Martel (Francia).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.