Violencia intragénero: cada 14 de abril se visibilizará en España

Colegas, Confederación LGBT Española, informa de que se ha iniciado una campaña de visibilidad de la violencia doméstica instaurando el día 14 de abril como Día Nacional contra la Violencia Intragénero.

El 14 de abril de 2009 tuvo lugar en la localidad almeriense de Adra (Almería) el primer asesinato en el seno de un matrimonio igualitario con el posterior suicidio del homicida y expareja de la víctima, creando una gran conmoción en la localidad y en la población LGBTI. Era la primera vez que se visibilizaba en España un asunto del que no sólo se ignoraba su existencia, sino que todavía ocho años después aún queda como un gran tabú dentro del propio colectivo LGBTI.

Pancarta que reclama el matrimonio igualitario
Pancarta que reclamaba el matrimonio igualitario

Colegas denuncia la actual desigualdad existente en el caso de violencia intragénero en parejas homosexuales, y la necesidad de que una futura ley estatal integral de igualdad de trato y no discriminación LGBTI incluya medidas de protección legales, policiales y recursos sociales similares a los que disfrutan en este momento las mujeres víctimas de violencia de género.

Colegas argumenta que tras más de doce años de la aprobación del matrimonio igualitario en España, el reguero de muertes de hombres a manos de sus parejas también hombres no ha parado, y se han conocido relevantes casos mediáticos. Además del caso de Adra, fue controvertido el asesinato en julio de 2011 en el Holiday Gym de Madrid de un hombre a manos de su exnovio, o el más reciente del actor vasco Koldo Losada producido el 22 de noviembre de 2014, en este caso por los celos de su marido.

Colegas señala que “sin duda tendrá que haber muchos más de los que lamentablemente no hemos tenido noticia, dado que aún hoy en día vivir públicamente la homosexualidad o bisexualidad conlleva discriminación y escarnio en parte de la sociedad sobre todo en núcleos rurales y pequeñas ciudades, que provoca que muchos homosexuales lleven una doble vida y su entorno y su familia desconozca su orientación sexual”.

En el caso de mujeres también ha habido casos como el producido el 10 de abril de 2007 en Tenerife, donde una mujer mató a su novia, o en diciembre de 2011 cuando una mujer de Sevilla asesinó a su pareja en la barriada de Bellavista. Muchos más numerosos han sido los casos de mujeres transexuales muertas a manos de sus parejas hombres, como la de una joven transexual de Fuengirola el 11 de noviembre de 2012, que en este caso si pudo tratarse como violencia de género.

Colegas considera que menos dramático pero más abundantes son los casos de malos tratos físicos y psicológicos entre las parejas homosexuales, que no pueden acogerse a las mismas medidas de protección y a los servicios que las administraciones ponen a disposición de las mujeres víctimas de sus parejas hombres (actual Ley de Género), y señala que “en muchas ocasiones es mucho más necesario por cuanto muchos gays y lesbianas viven en una situación de discriminación, desigualdad y desamparo”.

En algunos casos aislados, algunas administraciones han puesto a disposición de mujeres lesbianas o bisexuales víctimas de sus parejas mujeres algunos de los recursos que reservan a las víctimas de violencia de género, pero todo queda al albur y decisión personal de funcionarios y trabajadoras de estos servicios de atención de violencia de género.

La violencia doméstica o intragénero en parejas homosexuales es una realidad invisible que sufren muchos gays y lesbianas en nuestro país, y que generalmente no se denuncia y no se contabiliza, siendo las tasas de violencia en hogares gay-lésbicos comparables o incluso superiores a los hogares heterosexuales. Según el último estudio elaborado por Richard Carroll de la Universidad Northwestern de Chicago (publicado en septiembre de 2014), entre un 25 y un 75 % de las parejas homosexuales son víctimas de violencia doméstica, comparable y superior a los estudios que fijan un 25 % de mujeres víctimas de violencia de género por parte de sus parejas masculinas.

Colegas, el Observatorio Español contra la LGBTfobia y Bufete Patón&Asociados están preparando “un exhaustivo informe sobre este fenómeno invisible y tabú”, que incluirá una detallada investigación de los estudios efectuados en otros países sobre este particular tipo de violencia, además de ofrecer una panorámica sobre la situación legal, psicosocial y sociológica en España, y de las soluciones y retos que se deben superar para luchar contra esta lacra social.

“La violencia doméstica o intragénero entre parejas de gays y lesbianas, no puede seguir considerándose una violencia doméstica de segunda categoría. Muchas personas están siendo excluidas de determinados servicios y medidas legales y sociales, produciéndose una discriminación de facto entre las víctimas, lo que es sin duda inconstitucional. Las administraciones no pueden seguir discriminando por más tiempo a las personas por su orientación sexual o identidad de género, y tan sólo pedimos ecuanimidad y justicia, que decidan las fuerzas políticas si se amplía la actual Ley de Violencia de Género, o se hace una ley ad hoc. La violencia doméstica entre parejas LGBTI es una población prioritaria para nosotros, que hemos y seguiremos atendiendo en el futuro”, ha declarado Paco Ramírez, presidente de Colegas.

Añade que “otra necesidad urgente que llevamos demandando al Ministerio de Interior es la recopilación de estadísticas de todas las intervenciones policiales de violencia entre parejas LGBTI, lo que serviría para tener una visión cuantitativa global del fenómeno, y serviría para visibilizarlo en nuestra sociedad, y poder luchar contra él de forma efectiva A lo largo de del mundo muchas policías hacen campañas específicas enfocadas en sensibilizar sobre este tema. Seamos una vez más ejemplo en el mundo de nuestros avances sociales”.

Víctor Martínez Patón, director del Área Penal de Patón&Asociados, explica: “la violencia en parejas del mismo sexo también existe y es muy frecuente, por lo que es necesario que nuestro legislador ampare a sus víctimas. Puesto que se han demostrado tan buenos resultados con las herramientas proporcionadas a las mujeres víctimas de violencia machista, y que son imprescindibles para erradicarla, ¿por qué no proveer de las mismas a quienes tengan una pareja del mismo sexo? Pero esa protección social debe ir más allá, y para terminar con las situaciones de silencio y discriminación se deben publicar también las estadísticas de estas víctimas, como ocurre en los Estados Unidos o Canadá. Por eso es tan necesario un Día Nacional que nos sirva para crear conciencia y dar visibilidad a esta lacra para erradicarla.”

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.