30 años de fotografía digital (1984-2014)

Canon inauguró en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 la era de la fotografía digital con el prototipo de cámara electrónica D413 (RC701)

Sus nombres han sido celosamente ocultados para la historia pero dos de los 3.837 periodistas acreditados en los Juegos Olímpicos que se inauguraban en Los Ángeles tal día como mañana, 28 de julio, 30 años ha (1984), se disponían a hacer historia, uno para Canon, otro para Sony, compañías resueltas a dar la campanada con el advenimiento de la fotografía digital –entonces se llamaba electrónica– asociadas para la ocasión respectivamente con dos rotativos japoneses, el Yomiuri Shimbun y el Asahi Shimbun. Canon, que jugaba con ventaja por ser patrocinador de los JJ. O. como ‘Cámara Oficial’, ganó la partida y así es como quedó inaugurada la era de la fotografía digital comercialmente disponible.

Canon RC701, evolución del prototipo D413 (1984) y primera cámara digital comercializada (1986)
Canon RC701, evolución del prototipo D413 (1984) y primera cámara digital comercializada (1986)

 

Fue Sony la compañía que se adelantó a todas en presentar el 30 de agosto de 1981 la revolucionaria «cámara sin película», la Mavica (Magnetic Video Camera. Anunciaba el fin de la palícula y hasta la ‘muerte de la fotografía’ tal como la conocíamos, basada en la película de revelado fotoquímico. Pero los preparativos para su comercialización, sujetos a las mejoras que el sistema precisaba -mejora de los controles básicos de la cámara, que daban imágenes oscuras de muy baja calidad cuya transmisión se eternizaba-, no acababan de materializarse en la esperada disponibilidad comercial de la máquina, mejor dicho el sistema -cámara, transmisor, impresota-.

Canon, Cámara Oficial de los JJ. OO. de Los Ángeles 1984
Canon, Cámara Oficial de los JJ. OO. de Los Ángeles 1984

Canon no estaba dormida. La compañía tenía desde 1981 un equipo de trabajo dedicado a la investigación y desarrollo de  una cámara electrónica. Diez meses antes de los Juegos Olímpicos de verano ’84 en Los Ángeles, el diario japonés Yomiuri Shimbum propuso a Canon participar en experimentos de transmisión de imágenes. Estuvieron cinco meses haciendo pruebas de campo iniciales, entrenamientos y perfilando los preparativos. Canon carecía de un transmisor o grabador, por lo que ambos aparatos tuvieron que ser diseñados, construidos y sometidos a prueba dentro d elos cinco meses restantes.

Prototipo D413 de Canon, primera cámara digital en pruebas en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984. (C) Popular Photography
Prototipo D413 de Canon, primera cámara digital en pruebas en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984. (C) Popular Photography

Una vez que concluyeron las pruebas, Masaya Maeda, director director general de Comunicaciones de Imagen, y otros directivos se fueron a Los Ángeles en su calidad de representantes del patrocinador de la ‘Cámara Oficial’ llevando consigo no solo el cargamento de las flamantes F1-new, el nuevo modelo réflex súper profesional -de película, claro-, sino también el ejemplar de la revolucionaria ‘Still Video Camera’ –cámara de vídeo fijo, así se denominaba-. D413 era el nombre clave del prototipo, cámara que en 1986 sería comercializada como RC-701-.

Un transmisor instalado en un coche y conectado por teléfono desde Los Ángeles a Tokio tenía la misión clave de transmitir las imágenes al otro lado del Pacífico La transmisión funcionó… hasta con la transmisión de imágenes del maratón masculino dejó de funcionar.  Los ingenieros cambiaron rápidamente la conexión a una línea telefónica pública con el fin de seguir transmitiendo. Pudieron transmitir de nuevoa Japón unos 50 archivos electrónicos de imágenes en color. La transmisión de imágenes en blanco y negro llevaba seis minutos y 24 minutos las de color. Unas horas más tarde, las primeras fotografías electrónicas de un gran acontecimiento mundial eran recibidas, editadas e impresas.

Pocos son los que saben que Sony estaba haciendo lo mismo con el Asahi Shinbuncon una versión mejorada de la Mavica. Pero el sr partocinador oficial tiene todo tipo d eventajas, también la de neutralizar a los competidores.

El éxito de Canon dio lugar a un mayor desarrollo de la RC-701 que más tarde fue anunciado en 1986 como el  SVS -Sistema de Vídeo Fijo- de Canon. Pero Canon no era, con mucho, la única empresa que incursionó en el nuevo mercado de las cámaras. Photokina, la feria mundial de la foografía de Colonia, Alemania, es desde siempre el escaparate mundial en el que las principales compañías presentan sus novedades y desvelan sus prototipos.

Así, la novedad en 1984 no fueron sólo las cámaras de película, sino, por primera vez, las cámaras electrónicas, que eran mostradas por primera vez al público. Algunas eran productos ‘viables’, otras sólo muestran en privado. Panasonic mostró un SVC electrónico, Copal tenía una cámara de vídeo de disquete llamado CV-1 e Hitachi tenía un prototipo sin nombre en pantalla. De manera tan sorprendente como inexplicable, Sony, que provocó el mercado de cámaras electrónicas, no introdujo la Mavica largamente esperada.

Canon RC-701, primera cámara fotográfica electrónica en ser comercializada en 1986 después de haber sido puesta a prueba en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984 como prototipo D413

Por último, tras el éxito en los experimentos de transmisión en 1984, Canon comercializó finalmente en 1986 la RC-701. Era la primera cámara fotográfica electrónica disponible en el mercado. La RC-701, presetnadaa bajo el lema ‘Realtime Camera’, cámara de tiempo real, ‘estaba equipada con un sensor CCD de 390.000 píxeles de Texas Instruments y venía con una amplia gama de accesorios. Además de cuatro objetivos exclusivos también permitía acoplarle 60 objetivos Canon FD regulares mediante la utilización de un adaptador. Todo el sistema consistía en un grabador de SV, transmisor SV, cámara SV, los objetivos del sistema y una impresora de vídeo de color que no sólo imprimía las fotos sino que también las laminaba para mejorar claridad y brillo y preservar los tintes.

Dirigida a periódicos, revistas o agencias de noticias, el precio del cuerpo de la cámara era de 2.725 dólares. El equipo era muy caro: los objetivos venían a costar 700-800 dólares cada uno; la impresora, 7.000 dólares; y el transmisor la friolera de 20.000 dólares. La transmisión de una imagen de blanco y negro llevaba noventa segundos; las de color, tres minutos bajo buenas condiciones. Por lo tanto, el fotógrafo tecnológicamente equipado a la última disponía de un equipo altamente sofisticado. La gama de velocidades de obturación iban de un fotograma a ¡diez fotogramas por ssegundo!  El fotógrafo podía conectar la impresora a la grabadora o el transmisor e imprimir a distancia. Dado que la impresión de una imagfen llevaba sus buenos tres o cuatro minutos, el fotógrafo tenía tiempo suficiente para tomar un café.

Otros fabricantes se disponían a sumarse a la era electrónica. Finalmente, Sony anunciaba la comercialización de su primera Mavica, la MVC-A7AF y Nikon mostraba con su marca una cámara de vídeo fijo, una SVC… de Panasonic.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Fallece en diciembre de 2014, siendo editor adjunto de Periodistas en Español. Periodista, fotógrafo, profesor y consultor de medios. En la profesión desde 1966. Perteneció a las redacciones de 'Gaceta ilustrada', 'Cuadernos para el Diálogo", 'El Periódico" y 'Tiempo'. En 1982 funda FOTO, revista que edita y dirige hasta 2009 (287 números). Fue vocal por el sector de la Fotografía en la Comisión Redactora del Anteproyecto de Ley de Propiedad Intelectual de 1987. Profesor de Fotografía de la Universidad Nebrija (1997-2001). Desde 2000, vinculado a la Escuela Superior de Publicidad. Autor de 'Fotografía Creativa', guía didáctica de un curso en una plataforma 2.0 (282 págs., Maren, Madrid, 2010). Su exposición fotográfica antológica 'Manuel López 1966-2006' va camino de 40 itinerancias por España y América.

2 Comentarios

  1. Artículo como para coleccionista histórico del tema.
    Echo de menos la actitud y acción de Kodak. Espero no estar recordando mal, pero la primera noticia de la fotografía electrónica que tuve fue en el diario «El Mercurio» de Chile (el más importante) en que se informaba desde el exterior, que tal empresa había lanzado o probado una cámara en que las fotografías se grababan electrónicamente, en una especie de cinta o disco, pero a la vez eran no muchas las tomas que se podían grabar. Esto fue m/m por 1986. Se comentaba que en unos 15 a 20 años, este tipo de fotografía, sin negativos y químicos, sería una realidad común y corriente.
    Ahora bien, creo que, en su momento, Canon tuvo a su favor más que ser el auspiciador de las Olímpiadas, su ventaja frente a Sony, de ser, Canon, un antiguo fabricante de cámaras, con enorme experiencia en precisión y especialmente en OPTICA.
    Hasta el presente, la óptica o calidad del objetivo, sigue siendo un aspecto muy fundamental y gravitante de la calidad de la imagen en aspectos como cromaticidad, resolución, equilibrio de contrastes y luces y sombras, saturación, nitidez, luminosidad óptica. Esta es, igualmente, una tradición de Nikon.
    Pero yo veo y presiento que hoy, se deben unir las ideas de fabricantes de cámaras antiguos con su experiencia en precisión y óptica, con el auge y pretensión de empresas electrónicas productoras de procesadores de imágenes de gran calidad.
    Así, por ejemplo, Sony en algunos modelos utliza lentes alemanes (Carl Zeiss), Samsung ha acudido a los objetivos Schneider (alemanes). Y creo que Nikon utiliza en sus cámaras digitales reflex, procesadores que le fabrica el mejor productor de esos elementos y también competidor en el rubro cámaras.
    Y, al final de todo, para la gran fotografía, el factor más decisivo es el fotógrafo mismo. La tecnología es maravillosa, pero más maravilloso es el ser humano mismo con sus capacidades y creatividad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.