40 aniversario del Proceso 1001: en defensa del sindicalismo

La Federación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO) ha hecho público un manifiesto en defensa del sindicalismo suscrito por juristas, sociólogos y economistas en el cuarenta aniversario del Proceso 1001 por el que la dictadura franquista pretendió condenar a las Comisiones Obreras.

proceso-1001-sindicalistas

Señala el manifiesto que la magnitud de la crisis económica y sus efectos devastadores sobre el empleo, así como el sesgo ideológico de su gestión política basada en recortes de derechos y prestaciones, han reactivado el debate en torno a la cuestión social y conferido una nueva centralidad al trabajo como factor de ciudadanía, poniendo de manifiesto los dramáticos desajustes entre su oferta y demanda, que han generado seis millones de parados y la degradación creciente de las prestaciones del Estado de Bienestar.

Sin embargo, el modelo que se está imponiendo trata de romper todos los dispositivos legales (Derecho del Trabajo), organizativos (Sindicatos) e institucionales (Negociación Colectiva) que se han desarrollado históricamente con objeto de compensar colectivamente la profunda asimetría que caracteriza la relación capital/trabajo.

La reforma laboral impuesta por el gobierno del PP apunta contra dichos dispositivos con el objetivo de desequilibrar radicalmente las relaciones laborales, tanto en sus medios (aumenta el poder empresarial, disminuye la tutela judicial y la cobertura de la negociación colectiva) como en sus fines (devaluación salarial, desregulación normativa y debilitamiento del poder contractual de los trabajadores).

Es en este contexto en el que cabe situar la insistente e insidiosa campaña de deslegitimación del sindicalismo, en la medida en que la reducción de sus recursos (legales, representativos, materiales, humanos y simbólicos) y el debilitamiento de sus posibilidades de intervención (tutela y asesoría laboral, negociación colectiva, gestión del conflicto y participación institucional), resulta imprescindible para garantizar la desregulación de las relaciones laborales y el desmantelamiento del Estado de Bienestar, sostiene CCOO.

El sindicato es consciente de que los cambios generados por la crisis (paro, desregulación, precarización del empleo, etc.) complican, extraordinariamente, la agregación y representación colectiva de los intereses de los trabajadores, que han de hacer frente en condiciones difíciles a crecientes tendencias disgregadoras en el mercado de trabajo y las relaciones laborales, pero se declaran convencidos de que la crisis es también una oportunidad para reivindicar y poner de nuevo en valor la función del sindicalismo, repensar acerca de sus errores y limitaciones y renovar sus estructuras, discursos y planes de trabajo.

Concluye que en el contexto de la actual crisis económica, social y política, consideramos que la defensa y reivindicación del sindicalismo, de sus valores, función social y conquistas modernizadoras, resultan más necesarias que nunca y suponen defender tanto su trayectoria histórica como promotor de derechos e impulsor de reformas sociales, como su actual intervención garantista frente a la involución que plantean patronales y gobiernos, así como su proyecto de futuro para una sociedad más justa, más libre y más solidaria.

Enlaces:

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.