Aborto clandestino: un vídeo denuncia abortos con remedios caseros

Cuando una joven se queda embarazada normalmente es porque no ha sabido evitarlo. Los descuidos, las creencias falsas y los consejos de otras amigas, propician que, tras practicar sexo sin protección, cuando se entera que espera un hijo busque desesperadamente cómo deshacerse de él.

El primer problema radica en la falta de confianza que tiene en sus padres, cuando no les plantea qué ha sucedido, y el segundo, necesariamente, cuando busca en Internet la fórmula mágica de practicarlo con lo que ha publicado cualquier persona, aunque no esté cualificada. Hablamos de la salud, hablamos de intervenir un embarazo con lo que ha divulgado una influencer que resulta que le ha salido bien y lo comenta a quien quiera leerla. El drama de estas jóvenes pasa por su propia muerte. Abortar en la clandestinidad, con consejos leídos en Internet, hace que tras intentarlo, acudan a los servicios de emergencias cuando su propia vida corre peligro, y muchas no llegan.

Quizá todo ello sucede porque no existe, a pesar de los numerosos canales de información, folletos, divulgación en colegios, etc. y el suficiente interés para conocer los riesgos reales de quedarse embarazada. En segundo lugar, y no por ello menos importante, el hecho de mantener prácticas sexuales sin protección hace que esa persona pueda contraer enfermedades serias de transmisión sexual que pueden comprometer incluso su propia vida; no hay más que ver el aumento de los contagios por SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

La solución es fácil, siempre hay que utilizar un preservativo y luego hay que tirarlo. Nunca se debe lavar y nunca se puede reutilizar. Una vez que el embarazo sigue su curso, abortar es un riesgo en sí mismo Independientemente de si está aprobado o no el derecho a abortar, hay que saber que una persona no puede jamás provocarse un aborto.

Un vídeo publicado por una directora creativa, Laura Visco, que tiene actualmente 36 550 reproducciones, publica los resultados de las búsquedas de Google vinculadas al aborto. Desde abortar con coca-cola, hasta practicar un aborto con apio, perejil, té, comino o una percha.

 

El problema no es solo que las niñas no saben qué hacer, sino que sus padres no saben lo que están procurando practicar.

Las búsquedas son increíbles, pero las respuestas son realmente sórdidas. Obviamente no se puede abortar con ibuprofeno, con alcohol, con boldo, con cerveza, con eucalipto, con jabón…Lo alarmante es que las jóvenes que leen semejantes consejos se crean a pies juntillas que son posibles, que funcionan, o mejor dicho, que pueden funcionar.

Lo que tenemos que evitar es que las personas practiquen sexo sin protección; dar más información y más conocimiento a las niñas, que son las grandes perjudicadas; primero por los contagios y después porque el niño siempre es suyo. Las terribles consecuencias de practicarlo en la clandestinidad se ha cobrado otra víctima; una más o una de tantas. Las cifras realmente son incuantificables porque hablamos de personas que han perdido la vida tras intentar autopracticarse un aborto; no han sido asistidas por un médico y han fallecido. Hablamos de la primera causa de muerte en jóvenes seguida de accidentes de tráfico en casi todo los países desarrollados en donde se practican  500 000 abortos al año, como por ejemplo en Argentina.

Hace dos años conocí el caso de una joven madrileña que se autoprovocó un aborto en el cuarto de baño de su casa. Perdió el conocimiento y sus padres se la encontraron en un charco de sangre. Perdió la vida, la suya y la de su hijo, y todo porque se clavó una aguja de hacer punto en el útero;  lo había leído en Internet.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

PhD, Doctora C.C. Información / Periodista / Editora Adjunta de Periodistas en Español / Divulgadora Científica / Profesora Universitaria / Fotógrafo / Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la Infancia y la Tercera Edad / Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor / Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios / Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland) / Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com / Coautora del libro EL CEREBRO RELIGIOSO junto a la Profesora López-Ibor. Editorial El País Neurociencia https://colecciones.elpais.com/literatura/62-neurociencia-psicologia.html / Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya / Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.com Contacto Periodistas en Español: [email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.