América Latina necesita dos mil millones de dólares para vacunar solo a los grupos de riesgo

Vacunar a los segmentos que se consideran más vulnerables a la COVID-19 de América Latina y el Caribe, que suponen el veinte por ciento de la población, podría costar más de dos mil millones de dólares, informó este miércoles 18 de noviembre de 2020 la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Pfizer laboratorios
Pfizer laboratorios

Invertir en vacunas es una decisión inteligente y necesaria , aunque el proceso de su distribución es complicado y caro, dijo en rueda de prensa virtual desde Washington el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa.

Barbosa indicó que por ello la OPS, junto con aliados como el Banco Interamericano de Desarrollo y la Unión Europea, impulsan el mecanismo Covax, de colaboración entre más de 180 naciones del mundo para la obtención de vacunas.

El plan Covax contempla obtener y distribuir dos mil millones de vacunas contra la covid, dando prioridad a los grupos más vulnerables, como son los trabajadores de la salud, los mayores de 65 años y los pacientes de patologías que presenten mayor riesgo de gravedad si resultan infectados por el coronavirus.

En la región latinoamericana, los países que se autofinancien y que participen en Covax tendrán la opción de comprar la vacuna a través del Fondo Rotatorio de la OPS, lo que acelerará el acceso, pues han utilizado el mecanismo durante años, sostuvo Barbosa.

Hasta ahora, veintiocho países autofinanciados han firmado acuerdos con el mecanismo Covax y otros diez países son elegibles para recibir apoyo financiero, añadió.

Tomando como base los datos estimados de la OPS, según los cuales la vacunación de veinte por ciento de la población (130 de 650 millones) costará más de dos mil millones de dólares, el promedio de cada unidad de vacuna alcanzaría a quince dólares.

Por su parte, la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) reclamó nuevamente que las vacunas elaboradas por los consorcios farmacéuticos Pfizer, Moderna y otros deben estar disponibles a precio de costo para que puedan ser accesibles a los países más pobres.

También apoyó la propuesta de India y Sudáfrica en el sentido de que las patentes y la tecnología empleada para elaborar esta vacuna estén disponibles para todos los potenciales fabricantes, a fin de universalizar el acceso.

MSF ha subrayado que, por ejemplo en el caso de Moderna, gran parte de sus gastos para producir la vacuna han sido compensados con unos 2500 millones de dólares que esa corporación recibió de fondos públicos.

Según MSF, 80 por ciento de las dosis que se producirán en los primeros meses de desarrollo de la vacuna ya están comprometidas para los países de altos ingresos, por lo que las que lleguen a los más pobres pueden ser absolutamente insuficientes.

Mantener las futuras vacunas como un lujo solo accesible para los ricos no es la manera correcta de vencer a este virus. Las farmacéuticas deberían distribuirlas de manera equitativa en todo el mundo, de acuerdo con los criterios de salud pública de la Organización Mundial de la Salud, sostiene MSF.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.