Carmen Aristegui demandará al Estado mexicano ante la CIDH

Durante la charla «Contra la corrupción» en el Festival del Premio Gabriel García Márquez de periodismo, la periodista Carmen Aristegui, cuyo trabajo es finalista en la categoría de cobertura, anunció que llevará su caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El motivo, aseguró, es la presión y la censura ejercida por ese gobierno tras su investigación por el caso de la “casa blanca” del presidente Enrique Peña Nieto.

Periodistas de América Latina presentes en el Festival (Medellín, Colombia) apoyarán la demanda, incluyendo, a título personal, a varios miembros del Consejo Rector de la FNPI (Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano).

“No es que antes no hubiera corrupción. Siempre la ha habido. Lo que hay es un periodismo más vigoroso que pone a los estamentos corruptos contra la pared y eleva el nivel de exigencia a los gobiernos”, aseguró la comunicadora mexicana.

Periodista y politóloga por la Universidad Nacional Autónoma de México, Carmen tiene una preocupación fundamental en su vida: que el poder no haga lo que se le antoja, sino que tenga frenos y, además, contar sus desmanes a la sociedad. Eso la llevó en 2014 a crear una Unidad de Investigaciones Especiales para hacer indagaciones y sacar a la luz hechos turbios en México. A ella entraron a formar parte el jefe de información e investigador Daniel Lizárraga, junto con periodistas de trayectoria como Sebastián Barragán, Irving Huerta y Rafael Cabrera. El trabajo de ese equipo, precisamente, dio como resultado la publicación de La casa blanca de Enrique Peña Nieto.

Vivienda en Las Lomas de Peña Nieto

La investigación sobre la casa blanca

El primero en pensar que había una historia interesante detrás de esa casa ubicada en el sector Las Lomas de Chapultepec, en la ciudad de México, fue el reportero Rafael Cabrera. Sus investigaciones concluyeron que el inmueble no estaba a nombre de Peña ni de su esposa.

A medida que investigaba descubrió que contratistas del gobierno estaban involucrados en esa propiedad, así como una compañía que apoyó la campaña del presidente mexicano. Ya con el equipo de Aristegui, la investigación comenzó a andar y tuvieron que esperar unos meses para saber si la casa estaba declarada en el patrimonio de Peña.

El Gobierno se negó a dar información. Finalmente, el reportaje reveló que la primera dama había adquirido la mansión a un contratista que tenía tratos directos con el gobierno del Estado de México, y que se llevó la licitación para la construcción del que sería el tren Querétaro-México. La casa no figuraba en las declaraciones del presidente, y los vínculos revelaban un claro flujo de intereses. Tras la publicación del trabajo, Aristegui fue despedida de la cadena de radio MVS, desde la que emitía diariamente.

La comunicadora asegura que, al contrario de lo que ha sucedido en Guatemala, donde el presidente ha sido enjuiciado por corrupción, “en México, nuestra investigación periodística tuvo un alto impacto social y periodístico, pero la respuesta oficial fue una supuesta investigación que no llegó, por supuesto, a ninguna conclusión. Nuestra investigación periodística fue imbatible, pero no hubo correlación entre la contundencia de los datos y los implicados a nivel judicial.

“Por el caso de “la casa blanca” de Enrique Peña Nieto fuimos echados del aire, y nuestro espacio fue eliminado de forma grotesca. Nuestra presencia fue aquilatada para la sociedad, pero aplastada por el Estado, con “vendettas” adicionales posteriores. Hoy, es un juego de malabarismo informar en México”, aseguró Carmen.

También afirmó que “estamos obligados a reinventarnos como periodistas. Ahora hay más información y herramientas. Hay más luz ante los procesos de corrupción. La sociedad está ávida de conocer más. Hay una larga lista de impunidad ante las muertes de periodistas; y la delincuencia y la mafia, en vez de ser perseguidas por las autoridades, están aliadas con ellas”.

Con el fin de conseguir más apoyos de los ciudadanos, a través de Change.com  se ha hecho un nuevo llamamiento para tratar de alcanzar 300.000 firmas a fin de que la CIDH acepte el caso.

Enlaces:

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en general, de la mano de una publicación para profesionales, un buen día nuevos derroteros la llevaron al mundo de la política, pero sin dejar la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la solidaridad, a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después dejó España y se instaló en México. Allí comenzó a publicar en el periódico México Inteligente, donde tuvo su propia columna. Posteriormente, colaboró con el Periódico de Puebla y con revistas literarias, donde editó poesía. Un buen día contactó con Periodistas en Español, medio que le permitió relatar a los españoles lo que sucedía en el país azteca, así como describir las maravillas de su naturaleza. Tras siete años de estancia en México, a mediados de 2018 regresó a España. Actualmente sigue los avatares mexicanos y continúa contándolo en Periodistas en Español.

2 Comentarios

  1. La lucha contra la corrupción política es una gran causa. Carmen Ariztegui está dando una lucha que debiera insertarse en un frente común con la que hoy se da también en Chile y en muchas otras democracias del continente. ¡Fuerza, Carmen, estamos contigo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.