Charlie Hebdo: los tres terroristas en fuga abatidos por la policía

Francia en lucha contra el terrorismo islámico interior

Francia-policia-nacionalLa huida de los tres terroristas implicados en el atentado contra Charlie Hebdo ha terminado hacia las 18:00 horas de este viernes, tras ser abatidos por las tropas de asalto de la gendarmería nacional al término de una jornada de intensa tensión en Paris y su región, con dos sucesivas tomas de rehenes en Vincennes, afueras de Paris, y en Dammartin en la región de Picardia.

Los tres autores del atentado estaban localizados desde ayer, y una impresionante  movilización de la policia, el ejército y la gendarmería nacional había logrado cerrar el cerco tras su huida de los locales de Charlie Hebdo en el centro de París.

Los dos hombres atrincherados en una  pequeña imprenta de la localidad de Dammartin, habían tomado un  rehén, y desde las nueve de la mañana la policía ha intentado negociar mientras se preparaba el previsible asalto. Según fuentes policiales se trata de los hermanos Said y Cherif Kouachi, islamistas de nacionalidad francesa que habían sido formados en Yemen y que estaban fichados por los servicios secretos, a su regreso de la guerra en Siria.

El tercer hombre ha sido identificado como Amedi Coulibaly, delincuente  convertido al islamismo en prisión, quien formaba parte de la banda de los hermanos  Kouachi. Perseguido por la policia desde un tiroteo ayer en Malakov que costó la vida a una policia municipal, Coulibaly, fuertemente armado, había sido localizado también  esta mañana en  la Porte de Vincennes, en donde tomó varios rehenes atrincherandose en un ultramarinos cacher de dicho barrio periferico parisino.

El asalto contra los terroristas se ha producido a pocos instantes de intervalo en Dammartin y en Vincennes.  Los tres hombres  han sido abatidos por las fuerzas especiales de intervención de la gendarmeria francesa GIGN y Francois Hollande y el ministro del interior han confirmado que cuatro de los rehenes resultaron muertos en la operación policial.

El hecho de que  los autores de este  atentado estuvieran ya  fichados por la policía  plantea una cuestión polémica sobre la eficacia los servicios secretos para neutralizar a los sospechosos islamistas de nacionalidad francesa. Se estima en quinientos el  numero de sospechosos  islamistas radicales  actualmente vigilados en Francia, y son más de un centenar de islamistas franceses los que han regresado de Siria a Francia. La policía afirma que esas redes son controladas en función de su peligrosidad y de su inminente peligro, pero que sus medios técnicos y humanos no permiten un control diario de cada uno de ellos.

Las cárceles francesas se han transformado en un vivero de islamismo radical, pues muchos delincuentes encuentran así protección en el proselitismo religioso.  Una situación que existe en Francia desde hace ya muchos años, a la que no se ha encontrado solución y que se ha agravado en particular desde la guerra en Siria. El gobierno estudia actualmente una modificación del arsenal  legislativo, penitenciario y represivo para combatir más eficazmente la amenaza terrorista. Una situación que suscita también en el ámbito político la polémica sobre los limites que  deben ser respetados en un Estado de  derecho.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.