China: los corresponsales extranjeros denuncian intimidación creciente

«El Estado chino sigue encontrado nuevas formas para intimidar a los corresponsales extranjeros y a todos cuantos colegas intentan entrevistar», según el informe anual del Club de corresponsales extranjeros en China (FCCC) publicado este lunes 7 de febrero de 2022 en los grandes diarios internacionales.

periodismo en China RSF
©RSF

Las agencias internacionales de prensa están trabajando en China con un número cada vez más reducido de personal, mientras que los corresponsales extranjeros que permanecen en el país son víctimas de intimidación, acoso y denuncias ante la justicia.

«El noventa por ciento de los periodistas extranjeros ha respondido a la investigación del FCCC asegurando que las condiciones en que se ven obligados a trabajar no respetan las normas internacionales».

«El abanico de riesgos que corremos cambia –responde David Rennie, director de la oficina en Pekín del semanario económico británico The Economist- Los medios se enfrentan ahora al riesgo de condenas judiciales como respuesta a las denuncias que los censores presentan contra ellos  o, lo que es mucho más inquietante, a ser investigados en nombre de la seguridad nacional».

En 2020, las autoridades comunistas detuvieron, con esta excusa, a la periodista australiana Cheng Li, presentadora del canal de televisión chino en lengua inglesa CGTN, oficialmente acusada de «divulgar secretos de estado en el extranjero»; y a la periodista Haze Fan, ayudante de redacción en la sede china del conglomerado de medios estadounidenses Bloomberg.

El informe del FCCC se presenta justo cuando están llegando a China, para informar sobre los Juegos Olímpicos que comenzaron el pasado viernes, cientos de periodistas que están encontrando restricciones muy severas debido a la pandemia, y que no verán Pekín ya que tienen sus movimientos limitados al interior de una burbuja sanitaria.

La política de «cero Covid» de China impone “cuarentenas esporádicas e imprevisibles, lo que dificulta enormemente conseguir informaciones fuera de las principales ciudades, donde tienen sus oficinas la mayoría de los medios»

Muchos de los corresponsales extranjeros han respondido a la encuesta asegurando haber sufrido acoso en los lugares a los que acuden para hacer su trabajo; una actitud que, según Dan Strumpf, corresponsal en Hong Kong del Wall Street Journal, comparten muchos «ciudadanos ordinarios, cada vez más hostiles con los periodistas extranjeros», quienes sospechan que se trata de ataques apoyados por el régimen.

Esta situación está dando como resultado que cada vez haya menos periodistas extranjeros en China: « En nombre de la lucha contra el coronavirus, el gobierno de Pekín ha reducido drásticamente el número de visados concedidos a medios extranjeros», escribe el periodista Frédéric Schaeffer en el diario económico francés Les Echos.

En 2020, las autoridades expulsaron a dieciocho reporteros de publicaciones estadounidenses –entre ellos los corresponsales del New York Times, Wall Street Journal y Washington Post-  en la mayoría de los casos negándose a renovarles el visado o el permiso de trabajo. Tan solo algunos de ellos han regresado de nuevo a China.

En la actualidad –siempre según la crónica de Les Echos- los grandes medios de comunicación estadounidenses están cubriendo la actualidad china desde otras partes del mundo, en particular desde la isla de Taiwan: «Cubrir lo que ocurre en China se está haciendo cada vez desde más lejos», dice el informe del FCCC.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.