Crónica de la 17ª Feria de Teatro de Castilla y León

La 17ª Feria de Teatro de Castilla y León acaba de celebrar su cita anual en Ciudad Rodrigo entre los días 26 y 30 de agosto. Durante estos cinco días he comprobado algo que me interesa muchísimo, todo sigue en su sitio: su imponente catedral, su plaza mayor, su castillo y, sobre todo, su muralla fortificada a lo largo de los siglos.

cartel-teatro-CyL-17Todos han sido testigos de esta fiesta teatral que cada año convoca a las compañías de toda España, particularmente de Castilla y León, Extremadura y Portugal, a mostrar su oferta teatral. Este año se han unido compañías de Francia y Brasil, pues una de las características de la Feria es su progresiva internacionalización Allí acuden los programadores desde cualquier punto de España y Europa donde haya una sala de teatro.

Participación popular

Punto y aparte merece la participación popular en la Feria. No hay duda que Ciudad Rodrigo es una ciudad muy fiestera, hambrienta de novedades y que gusta de estar al día y apuntarse a todo. El que en Ciudad Rodrigo se agoten las entradas para los espectáculos de la Feria -algunas ya desde el primer día- es un clásico que, sin embargo, asombra a los visitantes.

Ver los teatros llenos, con gente a la puerta que desearía entrar y no lo consigue, es ya por sí solo un verdadero espectáculo festivo, gratificante por demás en momentos de crisis. Hay que señalar que los precios de las entradas son muy asequibles en estos días de Feria (de 3 a 5, 10 y 12 euros máximo), pero aun así emociona ver este interés por no perderse una sola de las funciones.

El que en estas fechas Ciudad Rodrigo rebose de turistas no creo que sea ajeno a la Feria, puesto que la ciudad entera se convierte en un escenario teatral. Bares, terrazas, sitios estratégicos todos, son objeto de atención especial como si de un escenario natural se tratara.

En las calles, en los espectáculos que tienen lugar en calles y plazas, la marea humana rodea el lugar del evento desde horas antes de su comienzo y, una vez empezado, todo el que puede se va desplazando con ellos hasta el lugar de la apoteosis final que suele concluir en la muralla, ya sea con un concierto por la zona de Registro, ya sea con fuegos artificiales desahogando por la calle de Madrid.

Una destacada ausencia

Por desgracia, el estreno programado Acerca de El Lazarillo, por La Chana Teatro (Salamanca), uno de los más esperados de la Feria, no se produjo a causa de una caída del actor, Jaime Santos, quien da vida al personaje en sus múltiples facetas, por lo que tuvo que desistir ante la dificultad de llevar acabo semejante variopinta representación a solas y con dolores. Ojalá se haya recuperado ya.

Espectáculos

La apertura de la Feria el día 26 a las 6 de la tarde, con intervención de representantes de la cultura, los palcos y el Teatro Nuevo a rebosar, no pudo ser más rumbosa: La estrella de Sevilla, de la que es autor el Fénix de los ingenios, el gran Lope de Vega, por el Teatro Clásico de Sevilla, puso el brillo inicial que toda fiesta necesita. Allí, sobre un escenario bellísimo por lo escueto y eficaz de la escenografía, el equipo hizo de este clásico algo muy sencillo en apariencia, fácil de seguir, a la vez que muy grande de apreciar con deleite.

A las 20 horas, Choni Cía Flamenca & Varuma Teatro trajeron el espectáculo titulado Malgama1.1. Circontemporáneo con compás. Flamenco y sus variantes cante y baile más números circenses, llenaron el escenario del espacio Afecir, trayendo la ilusión de un mundo de magia y belleza.

A las 23’30, El secuestro de la Banquera, de Darío Fo, por Suripanta Teatro (Extremadura) en el Patio de los Sitios, fue el primer espectáculo nocturno de esta Feria, ese del que cada día se espera la guinda que haga descansar de la jornada. Tuvo un arranque y un desarrollo espectaculares, con la figura de la banquera dominando la escena y llevando adelante la acción con decisión y soltura. Las risas fueron continuas, si bien el final se resintió un tanto por exceso de tiros y descubrimientos.

Día segundo:

Xip Xap Teatre (Lleida) El traje nuevo del emperador, a las 11 en el Teatro Nuevo Fernando Arrabal, gustó mucho con sus elipsis narrativas y elementos escenográficos novedosos y frescos. A las 12’30. Espacio en rosa: Chíos se llama el espectáculo traído por Teatro da semente (Galicia.) y que se podría traducir por Trinos y susurros. Una música que traduce fielmente el canto de los pájaros. Delicia para los más pequeños, que durante el espacio de tiempo que duró la función, ni pestañearon, y aún para los mayores, que son transportados a un mundo donde lo natural ocupa su sitio. Sensaciones buenas y relajantes, quién se acuerda de los calores de fuera.

Como no se puede estar en 2 sitios a la vez, a esta hora en Afecir se representaba Peregrinación, por parte de Lafontana-Formas animadas de Oporto (Portugal), basada en una historia real protagonizada por un viajero portugués, Fernâo Mendes Pinto, pionero al estilo de Marco Polo “en muchos reinos y partes de Oriente”.

Todavía esta primera mañana, en la Plaza del Salvador, se me dio la oportunidad de contemplar, en un carretón francés de aquellos que transportaban cabezas durante la Revolución francesa, La cabeza parlante: “no se vayan por favor, o llévenme con ustedes”. Conmovedor.

Última función, Teatro Fernando Arrabal, a las18 horas por parte de Maki escénica, trajo una lograda puesta al día de Las sillas, de Ionesco, pero unas sillas muy distintas a aquéllas, tan llenas de exabruptos; éstas, por el contrario, lo están de ternura mutua aunque no se resignan. Sin una fisura de debilidad para consigo mismos, menos aún para con el público, entre los amigos que han venido a verlos (cada silla simboliza acertadamente con su estilo la personalidad de uno), han incorporado autores españoles (Valle-Inclán, Unamuno), además de los franceses, como Molière, y el inglés Guillermo, con sus terribles y sangrientas figuras… Magistral Ramón Barea como virtuoso de las tablas, secundado por una maravillosa Itziar Lazcano como compañera del genio en retirada.

A las 20 horas, Penal de Ocaña, por Nao D’amores, triunfó abiertamente esta tarde en Afecir ante un público que ya se apresuraba a tomar la puerta desde mucho antes de su comienzo para hacerse con los escasos sitios que gozan de respaldo (Ay) y que había agotado las entradas. Se trata de una historia real protagonizada por María Josefa Canellada (Infiesto 1912- Madrid 1995), una figura desconocida para la gran mayoría, aunque su talla como lingüista se equipare sin exagerar a figuras tan conocidas como María Moliner y que escribió esta novela autobiográfica en que se basa la obra.

A las 20’30, El grupo Co.Labse desempeñó la función titulada Mesa para 2, en la Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo, de la Heladería a la Mercería para acabar en Registro. En número de 8, a pie o por los cables del alumbrado saltando de balcón en balcón, pusieron en peligro los adornos y miradores de hierro y piedra, a los que trepaban con una facilidad que daba miedo en medio de la marabunta.

Viví la espera y el inicio al salir echando humo el balcón de la Audiencia Real -lo cual me afectó porque dormí allí en  mi primera estancia en Ciudad Rodrigo-, y los que habían cogido sitio en la terraza se desesperaban por ver. La siguiente víctima fue el edificio lindante al que lleva los escudos con venera “mal pegada” en las esquinas, como si los escudos con su concha quisieran echar a volar.

Allí los dejé montando otra vez la cocina para irme a ver al Espacio en Rosa, enfrente de Los Águila, la siguiente y que hice bien en no perderme: Sofá de Escai, 21’30, por Mercucho Producciones, es una obra de pequeño formato que, sin embargo, gustó y triunfó tal vez debido a su falta de pretensiones. Espacio en rosa, Sofá de Escai, muy eficaz pantomima a través del diálogo entre 3 chavales de la 3ª edad ante la tele, sentados en un sofá que remite a otras épocas, cuando España era pobre, ay. Con nariz de payasos y bata a cuadros salvando la pobreza, tal vez tapándola, Sofá de Escai es un retrato de la vida en la España actual (extrapolable a Europa y al mundo) de 3 ancianos que han de vivir juntos porque no se pueden permitir vivir solos. Entre la picaresca y la burla de sí mismos, los ancianos, que no piensan darles a las autoridades el gusto de morirse, se lo montan con una de pipas y su imaginación desbordante que no envejece.

23’30. Patio de los Sitios, Edipo, por los portugueses da Companhia do Chapitô, fue una verdadera fiesta teatral, una proeza interpretativa que alucinó a la mayoría y aburrió a los que se perdían en su abrumadora sencillez. No en el laberinto de pasiones de Edipo sino en los guiños que permitían cambios vertiginosos e instantáneos sin cambiar un solo elemento de la escenografía (que no había) ni del vestuario. Y es que, aun conociendo la historia de Edipo, si no sigues las claves con los mínimos datos que te aportan ellos sobre los personajes, te liarás y desearás que acabe cuanto antes. No se puede hablar de cambios rápidos; es que no hay cambio ninguno ni en ambientación ni en caracterización sino una palabra a veces, una voz distinta, un gesto impropio que delata la llegada del intruso… Maravilloso y duro, ni una ramita de arbusto para ser pastores, ni una coronita de nada para ser reyes, la crueldad y delicia de este teatro va paralela con la de Edipo, niño y adulto a la vez, víctima y verdugo de todas las desdichas y de su afán por conocer la verdad.

Día 28 de agosto: La ramita de hierbabuena, de Teloncillo Teatro, a las 11 horas en el Nuevo Teatro Arrabal. Basada en la búsqueda de un elemento sencillo que la madre del niño necesita para guisar, La ramita tiene caracteres que remiten a los apólogos tradicionales con los que nos llevará a iniciar un viaje para conocer el mundo a través de personajes extravagantes y caprichosos. Ellos en principio, obstaculizarán nuestra búsqueda pero si nos ven decididos, acabarán colaborando en ella. Estamos ante una obra amena a la vez que exigente con un público del que se espera una implicación atenta para triunfar.

12’30 Los componentes de Passos e compassos, Portugal, ofrecieron en el Espacio en rosa Tarará-Tchim! Acertaron en todo estos artistas con la música en directo para los ritmos tradicionales en ferias, fiestas típicas y plazas de aldea, la música callejera que trajo toda la magia del mundo de la mano de objetos raros y a la vez familiares a la imaginación colectiva. Ellos con sus trajes crean la ilusión necesaria para que el público de todas las edades, pero particularmente el infantil, se recree en ella. Ya son veteranos en la Feria y se les nota, bordan el tema y ellos mismos parecen pasárselo muy bien entre sí (compartí pasillo en La Bodega) jugando como niños. Toda esa magia acompaña muy bien este balbuceo de bailarinas, enanos, un armadillo que entra y sale… yo qué sé cuántos pocos y pequeños elementos que emboban al personal.

Coriolano, 18 horas. Teatro Nuevo Fernando Arrabal, por la Cía. Aran Dramática, es una producción de Mérida con 16 actores que, en una versión actualizada, puso los pelos como escarpias por las grandes verdades que sueltan unos y otros ante la ruina de Roma, sus posiciones inamovibles. Es imposible no tomar partido, dada la innegable actualidad de sus postulados. El tema es la corrección política, el no llamar a las cosas por su nombre, de ahí viene toda la ruina de Roma. Los hay que saben moverse en esa línea y sacar provecho, pero otros (Coriolano) se niegan a entrar por esos pactos que son una humillación, lo pagarán. Luego están las mujeres, insaciables en sus apetitos, la vieja de poder, la joven de deseos. Hubo grandes aplausos, no hay duda de que al público le gusta que sean 16 actores. Se han lucido y espero que le sepan sacar provecho. Ahora, si lo comparamos con lo visto anoche en Chapitô, todo Edipo para sólo 3 actores…

20 horas Espacio Afecir. The cross border project, Perdidos en Nunca Jamás, con la colaboración del Teatro Circo de Murcia, Lana de Valladolid y Centro Cultural San Chinarro, se basa en la experiencia del autor de Peter Pan, M. Barrie y sus intentos desesperados por hacerse mayor. Al mismo tiempo, en Peter Pan hay un mensaje muy claro: Nunca hay que perder la infancia.

Reconozco que por estar a las 20’30 en Herrasti para ver a Maintomano, tengo pendiente esta función. Maintomano delante de la catedral Plaza de Herrasti, ofreció algo me pareció hermoso pero, sobre todo, muy logrado. Tanto que el tándem compuesto esta vez por 2 hombres, ya que la mujer (Morgane Jaudou, aquí presente), está lesionada, su trabajo dejó muy claro que el uno no valía nada sin el otro, que si fallaba el uno, el trabajo del otro se iba al garete. Por una vez, desde lo alto de la muralla, era posible contemplar el espectáculo ante la ausencia absoluta de escenario. No me extraña que fueran premio del público de Ciudad Rodrigo, el espectáculo se prolongaba más allá de la caída del sol y nadie se movía, comprendiendo que todos formaban parte de aquel equilibrio entre bobinas rodantes y hombres, y que el mínimo fallo lo acusaríamos todos. Ekilibuá, lo hemos conseguido, no se puede resumir mejor. Zanguango Teatro: Cualquiera que nos viera…,

23’30 Patio de Los sitios. Uno de los casos prodigiosos de comunicación con el público que toma partido de forma absolutamente “partidaria”. Se lo ríen todo, desde que ponen la cara hasta que la quitan y aún después. Son tan buenos que significan antes de hacer. Y después, ni te cuento. Sobre el escenario, dos personajes que, sin mucho dudar, calificaríamos de absurdos, beckettianos pero con causa, que la sabremos andando los minutos. Por qué esa rutina absurda en que se afanan como si de ella dependiera su vida… No hay duda de que con la crisis, los Vladimir y Estragon pululan sueltos y a nadie le extraña encontrarse condos colegas -amigos o enemigos- inseparables que dudan entre colgarse hoy o dejarlo para mañana. Zanguango por fin habla de preferentes, aunque sea de pasada en medio de un contexto de paro y desolación ahogada por las risas: “tú eras un cliente preferido de los bancos, o sea, un preferentista, ja ja ja. Ahora ya no roba nadie bancos, son los bancos los que roban a la gente.” Todo esto estaba muy bien traído al son de las cuestiones que se suscitan ellos dos y su rutina para matar el tiempo, escondidos en un gimnasio. Desahuciados de la vida y sin amigos, sin visitas, han de inventarlas e inventarse un futuro “ahí fuera”, donde sean necesarias las habilidades que ellos practican dentro. Así no hay quien pare, aunque al final acaben perdiendo la chaveta y se entiende. Por eso tuvo tanto éxito la parodia final. Aquí el que no se ríe se asombra de no hacerlo.

Logro. 29 de agosto: Aladdin 11 horas Nuevo Teatro Arrabal, por Gorakada. Está bien hecho, triunfó del todo a juzgar por los aplausos, a pesar de la escasa o nula novedad de la propuesta, y para mi gusto se hizo largo, algo más largo de lo que sería de desear. No hay duda de que le tienen cogido el pulso a las voces y las máscaras y que el guion es muy bueno, sin una frase de más y nada que no “signifique”. Esta premiadísima compañía, que me emocionó por primera vez con las aventuras de Lord Jim, sigue recreando con éxito a los clásicos.

Pintamúsica, 12’30, por Unics Produccions en el Espacio en rosa, es una producción cuidadosa que mezcla ambas disciplinas, la pintura y la música, con la ayuda de tres pintamúsicos que ejercitan la música en directo así como la pintura mediante técnicas digitales. Es así como, sin mancharse, se logra este efecto de trasladar a la pantalla lo que la música sugiere mediante imágenes impactantes y relacionadas. Muy bonito y con encanto para los más pequeños.

Durante la comida, este día 29, tuvimos un recital de poesía casi en la oreja y sin dejar de comer por parte de la Cía EsArte de Salamanca con su programa Clásicos a la carta. Los sonetos más ardientes a nuestros pies y sin dejar de comer. Posteriormente, este día 4 compañías hicieron una presentación de sus productos teatrales de una manera divertida y original. A ver si cunde el ejemplo porque esa sobremesa, de lo contrario, es muy dura si sólo se trata de una charla. Todos los días en la sobremesa hay un acto de presentación.

Producciones Viridiana. Ligeros de equipaje 18 horas Teatro Nuevo Fernando Arrabal. Muy lograda función para tan solo 2 actores, amena y con necesarios toques de humor, sobre la larga marcha de los exiliados españoles hacia Francia, dejando sus preciosas pertenencias por el camino para llegar a la tierra prometida de la República francesa en campos de concentración, hambre y frío a la orilla del mar. Cómo fue aquel infierno, sólo el que lo pasó lo sabe, por eso el nieto no entiende. Y es precisamente en los detalles mínimos donde se ve la dimensión de aquella tragedia española.

A Pelo, 21’30 Espacio Esmark. Me golpeó y es todo lo que puedo decir de este ritual del que esperaba muy poco, porque lo hizo de una manera inesperada y a la traición. Ha sido la conjunción de elementos -o lo que se desprende de ellos al ponerse unos al lado de otros de manera inadvertida cuando antes se les ha visto dispersos- lo que hace surgir un personaje nuevo que trae la empatía, la emoción. Mucho tiene que ver en ello la suma implicación de Baychimo con sus personajes, sus viejas y viejos tan queridos, que él ha hecho de ellos su motor. Y los elementos simbólicos, como la escarpia. Ahí se colgaba al cerdo ya despiezado y a secar, los chorizos, los lomos. -Del cerdo se aprovechaba todo, y también de la mujer, que en el medio rural era esclava-. Y ahí te cuelga a ti de la escarpia, tu corazón. Esclava, escarpia, con sus gozos espaciados que vestía de fiesta en contadas ocasiones. Ese traje de mujer abrazado y zarandeado por el hombre que la quiere conducir al baile a la fuerza “porque la ama”. Todos estos elementos laten en los movimientos, ya lentos ya atropellados, de Baychimo, en los silencios exasperantes, en las ceremonias que él convierte en ritos. Con sus 275 informantes de las que sólo quedan 5, consiguió Baychimo una emoción inmensa que me golpeó más allá del espectáculo.

Los gemelos, 23’30 Patio de los Sitios, por Verbo Producciones. Compañía de Mérida que goza de gran simpatía entre el público. Para quienes no sintieran tal venturoso afecto, esta adaptación libérrima del clásico podía resultar un pestiño lleno de lugares comunes y repeticiones, salvado en un principio por el trabajo del texto sobre la corrupción de costumbres públicas y privadas y, en algunas partes, además, por el buen trabajo actoral. Triunfaron apoteósicamente.

30 de agosto

Bacum. Artes escénicas y visuales trajo Burbujas de papel, a las 11 horas en el Teatro Nuevo Arrabal. Éste fue uno de los 3 trabajos premiados por la asociación de Teatro de Ciudad Rodrigo. Entretenido, vistoso, mezcla de luces y sombras, con elementos que lo hacen adecuado a la edad y con una escenografía y una música muy logradas.

12’30 Espacio en rosa. La monda lironda Teatre, la mar de vida. Espectáculo sensorial, con una escenografía que trae el mar a la sala inundando el escenario de luz azul y criaturas marinas, habitantes de un espacio soñado, y objetos que recrean las sensaciones de quien puede sumergirse en ese azul o al menos soñar con él.

A las 18 horas, Clásicos cómicos, por Teatro Corsario en el Teatro Nuevo Fernando Arrabal, reunió unas cuantas piezas breves de nuestro Siglo de Oro bajo el epígrafe Entremeses de burlas. Un retablo barroco que se va poblando de esposas desquiciadas, amantes intrépidos y maridos burlados. La maestría de sus muchos años dedicados a poner sobre las tablas a dichos personajes hacen de esta muestra una delicia llena de picardía y ligereza, vestida y adornada, además, con los trajes de lujo que constituyen desde siempre la enseña de esta compañía.

Verano en diciembre, premiado texto, a las 20 horas. Espacio Afecir, por La Belloch Teatro, fue un magnífico trabajo de las 5 actrices protagonistas, destacando especialmente la veterana Lola Cordón, que hicieron reír al respetable sobre un tema tan grave que puede ser trágico. Marche la route.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

1
2
Doctor en Filología por la Complutense, me licencié en la Universidad de Oviedo, donde profesores como Alarcos, Clavería, Caso o Cachero me marcaron más de lo que entonces pensé. Inolvidables fueron los que antes tuve en el antiguo Instituto Femenino "Juan del Enzina" de León: siempre que cruzo la Plaza de Santo Martino me vuelven los recuerdos. Pero sobre todos ellos está Angelines Herrero, mi maestra de primaria, que se fijó en mí con devoción. Tengo buen oído para los idiomas y para la música, también para la escritura, de ahí que a veces me guíe más por el sonido que por el significado de las palabras. Mi director de tesis fue Álvaro Porto Dapena, a quien debo el sentido del orden que yo pueda tener al estructurar un texto. Escribir me cuesta y me pone en forma, en tanto que leer a los maestros me incita a afilar mi estilo. Me van los clásicos, los románticos y los barrocos. Y de la Edad Media, hasta la Inquisición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.